Martes. 25.06.2019 |
El tiempo
Martes. 25.06.2019
El tiempo

El CHUP estrena un sistema que prepara las dosis de quimioterapia con "error cero"

Gómez, Reboredo (responsable de Becton Dickinson en Galicia) y Crespo, este martes, en el servicio de Farmacia. DP
Gómez, Reboredo (responsable de Becton Dickinson en Galicia) y Crespo, este martes, en el servicio de Farmacia. DP

El hospital pontevedrés, el primero del sur de Europa en incorporar la aplicación BD CATO, que permite controlar en tiempo real la preparación de medicamentos peligrosos ▶Refuerza la seguridad del paciente y de los profesionales ▶Evita el desecho de los tratamientos mal elaborados

El servicio de Farmacia del Complexo Hospitalario Universitario de Pontevedra (CHUP) ha puesto en marcha un sistema que promete alcanzar el "error cero" en la preparación de las dosis de quimioterapia que reciben los pacientes del área sanitaria.

El método, que lleva un mes en activo, ha empezado a aplicarse en la elaboración de los tratamientos que se administran en el Hospital de Día de Montecelo para los cánceres hematológicos, es decir, aquellos que tienen lugar en la células sanguíneas, como la leucemia, el mieloma y el linfoma. La siguiente fase consistirá en extender el sistema a las distintas quimioterapias que se suministran en el Hospital Provincial para el tratamiento de la práctica totalidad de tumores y, en un futuro, se contempla continuar con otros "medicamentos peligrosos" que se preparan para otras dolencias, como las enfermedades inflamatorias intestinales.

Hasta ahora, el control de los medicamentos se hacía 'a posteriori', por lo que si una preparación era incorrecta, se tiraba

La iniciativa es pionera en el sur de Europa y ha sido implantada en colaboración con la compañía farmacéutica estadounidense Becton Dickinson, que ha cedido la tecnología a cambio de poder observar de cerca cómo la utilizan los farmacéuticos pontevedreses. El programa se llama BD Cato y básicamente está integrado por un software que comprueba que el profesional sanitario está utilizando el fármaco correcto y en las cantidades indicadas por el facultativo. Además, va señalando las fases a realizar y, si una de ellas se desvía del protocolo, automáticamente se detiene el proceso. Una báscula de precisión ratifica que la dosis es la indicada, una cámara graba el proceso para corroborar que todo ha ido bien y una impresora imprime el nombre del destinatario del medicamento.

VENTAJAS. El gerente de la Estrutura de Xestión Integrada de Pontevedra y O Salnés, José Ramón Gómez, subrayó este martes que el nuevo sistema refuerza la "seguridad del paciente" y de los "propios profesionales sanitarios" a la hora de manejar estos medicamentos de riesgo. Además, permite una mayor "eficiencia" y un mayor "ahorro" para las arcas públicas, ya que al hacer las comprobaciones en tiempo real evita un mal uso de los fármacos. Hasta ahora, el control de los tratamientos se hacía "a posteriori", por lo que si una preparación era incorrecta se desechaba, junto al material utilizado.

El jefe de servicio de Farmacia del CHUP, Carlos Crespo, incidió en que el control de las dosis gravimétrico (del peso) aporta mayores garantías que el control que se venía haciendo volumétrico (de los mililitros), y que la captación en imágenes del proceso "permite hacer una trazabilidad del proceso, con la garantía de que no se cometen errores".

La directora de Procesos Asistenciais, Sonia Fernández-Arruty, destacó que la propuesta es un avance más en la "apuesta de la Xerencia por la seguridad del paciente", que se une a la implantación de la prescripción electrónica en Atención Hospitalaria y a la reciente distribución de chalecos entre el personal de Enfermería para pedir al usuario que no moleste durante la preparación y suministro de la medicación.

Farmacia elaboró el año pasado 25.000 dosis de quimioterapia
El servicio de Farmacia del CHUP preparó el año pasado casi 25.000 medicamentos citotóxicos destinados al tratamiento del cáncer con quimioterapia. El número, que ha ido creciendo año a año, representa un 14% más que las dosis elaboradas en 2017. «El crecimiento exponencial de esta medicación es el gran caballo de batalla, por eso nos preocupa que la calidad sea máxima y que haya los mínimos errores», indicó Carlos Crespo.

​La quimioterapia representa entre un 35% y un 40% del presupuesto del servicio, que gasta anualmente algo más de 40 millones. Particularmente, Oncoloxía y Hematoloxía «son dos de los servicios que representan mayor coste», señaló Gómez.

Instalaciones
Además de eliminar el papel de todas las metodologías de preparación, se dotó a cada uno de los puestos de trabajo existentes en las «salas blancas» de Farmacia de una campaña con flujo laminar vertical, un escáner, una cámara fotográfica, una balanza de precisión y un ordenador con la aplicación electrónica BD CATO. El portavoz de la compañía en Galicia, Alfonso Reboredo, de mostró «muy orgulloso» de la iniciativa. «Existen soluciones similares, pero no como esta».

El CHUP estrena un sistema que prepara las dosis de quimioterapia...
Comentarios