A por los cien mil peregrinos

El Camino Portugués sigue pulverizando récords, continúa apareciendo como el que más crece, ya ha recuperado la cifra de caminantes de 2019 y a final de año superará por primera vez en su historia los cien mil visitantes 
Colas, este lunes al mediodía, en la entrada del albergue de peregrinos de Pontevedra. GONZALO GARCÍA
photo_camera Colas, este lunes al mediodía, en la entrada del albergue de peregrinos de Pontevedra. GONZALO GARCÍA

El presidente de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago, Celestino Lores, pronosticaba en 2016 que en los dos años siguientes la ruta portuguesa pulverizaría la marca de los cien mil peregrinos. Su pronóstico temporal fue prematuro, pero no así el fondo de su predicción. El Camino Portugués se ha consolidado en los últimos cinco ejercicios como el que más crece, lejos aún de las cifras del camino primigenio, el francés, pero consolidado como la segunda ruta a Compostela de mayor afluencia.

Si nada lo impide, este año sí. En diciembre la marca de los cien mil caminantes será historia y por delante quedarán nuevos retos, como la mejora de la señalización allí donde todavía no ha sido posible, o el aumento de unos servicios que, en los últimos cinco años, han crecido también de manera exponencial.

En 2018, el Camino Portugués acabó el año sumando 67.822 caminantes. Al ejercicio siguiente, todavía sin covid, las cifras se dispararón hasta los 94.649. Fue el año que rozó la mágica barrera de los cien mil. De estos casi 95.000 visitantes, 22.292 lo fueron por el Camino de la Costa, la variante  más reciente de la ruta portuguesa y también en auge durante las últimas peregrinaciones. La ruta tradicional portuguesa acabó ese ejercicio con 72.357 personas contabilizadas.

La pandemia tumbó todas las expectativas. En 2020, sumados todos los Caminos de Santiago, la estadística no llegó ni siquiera a los 55.000 peregrinos y la ruta portuguesa se quedó en apenas 10.252 visitantes.

Todavía con restricciones, con las vacunas a medio circular por el mundo y con el miedo al contagio aún instalado, el Año Santo 2021 concluyó con 178.912 peregrinos atravesando Galicia y, de ellos, 42.189 lo hicieron por el Camino Portugués (7.942 por la Ruta de la Costa). Prolongado el Xacobeo por el Papa hasta finales de 2022, este año es el llamado a marcar récords en la ruta que sube desde el país vecino. A final de año, si la previsión no falla, la cifra de cien mil peregrinos será historia. Para muestra, las ingentes colas en el albergue de Pontevedra estos días.
 

Comentarios