Cientos de fieles llenan la ciudad durante la procesión de la Virgen Peregrina

La patrona de la provincia fue recibida a su salida de la Iglesia con una solemne ovación por parte de todos los devotos
photo_camera Así fue la procesión nocturna de la Virgen. ALBA GARCÍA

El reloj marcaba las 21.00 horas cuando comenzó a sonar el Himno Nacional. Ese momento marcaba el pistoletazo de salida a la procesión nocturna de la Virgen Peregrina, un evento que abarrotó la ciudad de cientos de devotos.

La carroza blanca que portaba a la patrona de la provincia fue escoltada por la Guardia Civil y fue seguida por numerosos fieles a lo largo del ya habitual recorrido.

La comitiva partió de la Praza da Peregrina cuando pasaban de las 21.15 horas, para transitar por las calles de García Camba, Oliva, Marqués de Riestra, Gutiérrez Mellado y Michelena; y terminar de nuevo en el punto de inicio.

El grupo de gigantes y cabezudos así como la Banda de Guerra y Escuadra de Batidores de la Brilat encabezaron la procesión. Siguiéndoles, los Gaiteiros Rías Baixas, el Grupo de Trajes Gallega, el Grupo Danza Gremial de Cintas Duos Pontes o las Cofradías Estas Tomiño 4 y Tui.

Entre las autoridades, el presidente de la Cofradía Peregrina, Ignacio Landín; el vicepresidente de la misma, Manuel Moure; así como la vicepresidenta segunda del Congreso de los Diputados, Ana Pastor; la deputada popular Pepa Pardo o el primer subdelegado del Gobierno de la provincia, Alejandro Millán. Por parte de la corporación local, no faltaron ediles del Partido Popular como Rafa Domínguez o Silvia Junco.

Por otro lado, entre las autoridades civiles y militares se encontraba, por primera vez, Juan José Díaz, el nuevo comisario provincial de Pontevedra. Cabe destacar también la presencia de el general jefe de la Brilat, Luis Cortés, así como otros altos cargos de la Escuela Naval, Guardia Civil o de la Policía Nacional.

Asimismo, la procesión estuvo acompañada por la banda de la Brilat y la Banda de Música de Pontevedra. La Coral Bella Helenes puso el broche de oro a la cita.

Comentarios