lunes. 24.02.2020 |
El tiempo
lunes. 24.02.2020
El tiempo

Pontevedra perdió 18 oficinas bancarias en el último lustro

Gente sacando dinero de un cajero automático, en Benito Corbal. CHRISTIAN FERNÁNDEZ
Gente sacando dinero de un cajero automático, en Benito Corbal. CHRISTIAN FERNÁNDEZ

Los recortes han reducido el número de sucursales de las entidades financieras en la ciudad ► En 2013 había 66 y este año quedan 48

Una crisis con muchas comillas. Las políticas de reajuste empresarial también han llegado a la banca, que lleva años reduciendo su estructura a lo largo y ancho del país para ganar rentabilidad. Y Pontevedra no es ajena a este "tijeretazo", que se ha llevado por delante 18 oficinas bancarias en el último lustro.

El dato se extrae del informe municipal sobre el cobro del Impuesto de Actividades Económicas, el IAE, un tributo que deben pagar todas las empresas asentadas en Pontevedra que facturan más de un millón de euros al año. Según este documento, la capital provincial contaba en 2013 con 66 sucursales. Hoy quedan 48.

A pesar de que su presencia física ha menguado, el sector bancario sigue liderando el ranking de centros de trabajo con altos índices de facturación. Tanto es así, que el Concello sitúa a las entidades financieras en el primer lugar de la recaudación del IAE.

El Concello prevé ingresar más de 2,23 millones de euros en concepto de IAE. El impuesto empezará a cobrarse desde el lunes

La lista en cuestión está formada por 999 empresas, a las que el servicio municipal de Tesourería girará los pertinentes para cobrar este impuesto a partir del lunes. Entre ellas se encuentran 38 comercios vinculados al sector textil, 38 promotoras inmobiliarias, 36 talleres de reparación de coches y bicicletas, 23 bares y cafeterías, 22 pastelerías y 22 supermercados.

La exposición pública del Padrón del IAE, que esta semana fue anunciado a través del Boletín Oficial de la Provincia (BOP), será fundamental para cuadrar las cuentas pontevedresas. A través de este impuesto se prevé ingresar 2.231.214,13 euros (liquidaciones incluidas), lo que supone un 2% más que durante el año pasado, cuando la cifra de recaudación se situó en 2,18 millones de euros.

INSPECCIÓN. En paralelo a esta tarea, el Concello mantiene una campaña contra la morosidad en el IAE. Para ello, se ha contratado a una empresa que es la encargada de realizar las inspecciones necesarias para dar de alta a aquellas empresas que facturan más de un millón de euros al año y no están cumpliendo con sus obligaciones fiscales en Pontevedra.

Las revisiones se centrarán en sectores como la banca, los hoteles, los parkings y las empresas con domicilio pontevedrés en el Puerto de Marín. Esta no es la primera campaña que Pontevedra lidera para destapar posibles impagos de este tributo, un trabajo que realiza por actividades. Y el IAE no es el impuesto que más morosidad registra en la capital. La última memoria de Recyges, la firma encargada de la recaudación municipal, revela que el IBI, la viñeta y el agua son las tasas que más deudas generan.

Pontevedra perdió 18 oficinas bancarias en el último lustro
Comentarios