DEMOGRAFÍA

Ciudades gallegas y del norte luso se unen para trabajar contra la despoblación

Un informe liderado por el Eixo Atlántico y el CES propone a la Xunta y al Ejecutivo portugués preparar un programa conjunto de incentivos fiscales, impulso del cooperativismo y fomento de la industria rural como elementos tractores para recuperar áreas afectadas
                      La despoblación afecta a las cuatro provincias gallegas, si bien Pontevedra es la única provincia donde no hay ningún municipio en riesgo de vaciarse.
photo_camera La despoblación afecta a las cuatro provincias gallegas, si bien Pontevedra es la única provincia donde no hay ningún municipio en riesgo de vaciarse. DAVID FREIRE

Algo más de 8.100 municipios españoles (41 de ellos en Galicia) están en riesgo de despoblación, entre los más de 34.000 pueblos y ciudades del país. De los 47 millones de españoles, apenas un millón habitan esos 8.100 municipios. Esta anomalía demográfica, preocupante en Galicia, donde la única provincia sin riesgo de despoblación en ninguno de sus concellos es Pontevedra, está compartida casi en una proporción idéntica por el norte de Portugal.

Por primera vez, las principales ciudades gallegas y del norte de Portugal se han puesto de acuerdo para analizar el problema de la despoblación y sugerir remedios a corto, medio y largo plazo. El Eixo Atlántico y el Consejo Económico y Social de Galicia reunieron a expertos en la materia para diseñar estrategias que palíen el que podría convertirse en uno de los principales problemas sociales y económicos de las próximas décadas.

El resultado es un informe de cohesión socioterritorial que incluye medio centenar de propuestas concretas para estos "territorios del interior".

La conclusión es sencilla: trabajar la despoblación cuesta dinero, pero sobre todo precisa de mucha coordinación y voluntad tanto política como administrativa. A cambio, las ventajas son enormes a medio y largo plazo.

¿Cómo empezar? El estudio del Eixo Atlántico es claro. Sugiere establecer un "marco de ventajas fiscales adicionales para jóvenes y emprendedores, que complementen todos los programas existentes". Además, propone crear un documento único con todas las líneas de ayuda para el desarrollo de actividades y proyectos en espacios de baja densidad.

Apunta la necesidad de generar incentivos para crear plataformas cooperativas centradas en la oferta de bienes y servicios rurales. Y pone sobre la mesa la conveniencia de invertir más en agrotecnología, promover asociaciones de productores rurales, promocionar el sector artesanal y el comercio local, además de impulsar definitivamente la "industria rural" como un "referente de calidad".

Otras alternativas pasan por el impulso de una oferta turística diferenciada (turismo de naturaleza, medioambiental, cultural) con una fuerte implicación municipal. También, por la promoción de ferias y exhibiciones de productos tradicionales a partir de la experiencia de la Feria de Productos Tradicionales del Eixo Atlântico.

O también por el desarrollo de figuras como "escuela de pastores", siguiendo el exitoso modelo portugués. Los expertos señalan la importancia de promover la defensa de los terrenos baldíos, su valorización y su capacidad productiva como mecanismos para trabajar contra la despoblación.

El documento, realizado por María Xosé Rodríguez Galdo y Antón Dopico, y dirigido por el secretario xeral del Eixo, Xoán Vázquez Mao, está hecho en un momento en el que el perfil de la población de esta eurorregión es más parecido que nunca. El 85% de los habitantes de Galicia y el norte luso mayores de 18 años tienen estudios primarios terminados. Un 64% de los casi seis millones de habitantes que la pueblan han alcanzado un mayor nivel de educación que sus padres.

Hay cada vez más preparación, pero los problemas a la hora de explicar la despoblación de algunos territorios siguen teniendo que ver con los problemas laborales o de acceso a la vivienda y con la calidad de los servicios considerados básicos en las áreas menos pobladas.

El Mapa de Cohesión del Eixo Atlántico prueba que los jóvenes destinan un 94% de su salario para hacer frente a una vivienda en solitario. Se trata de la tasa de esfuerzo más alta de la década, que se traduce en la tasa de emancipación más baja desde la crisis. Tan sólo un 18% de las y los menores de 30 años están emancipados. Los motivos principales son la precariedad laboral y la escalada de precios del alquiler.

Además, un 31% de la población tiene un acceso a internet deficitario o de baja calidad (pocos datos, poca velocidad). Un 18% no tiene suficientes dispositivos digitales en el hogar para que todos los miembros de la familia puedan estar conectados al mismo tiempo y un 16% admite no haber accedido a internet en el último año.

El estudio sobre despoblación presentado la pasada semana por el presidente del CES, Manuel Pérez, señala que ahora mismo la prioridad es trabajar "la calidad de vida de las personas que viven en zonas despobladas". Los expertos apuntan que en estas áreas "viven individuos que posiblemente entienden su vida cotidiana de una manera diferente a quienes viven en las ciudades. No todos quieren lo mismo, son sociedades heterogéneas".

Para corregir esta situación, apuestan por priorizar el rural con medidas de apoyo directo o a través de instrumentos fiscales, además de apoyar alianzas entre entidades de economía social, intercooperación o integración, teniendo en cuenta la pluralidad de fórmulas cooperativas.

Este impulso a las cooperativas agroalimentarias, con formación y apoyo de personal cualificado, lo definen como esencial para potenciar su papel en la gobernanza territorial. Hablan también de facilitar apoyo financiero a proyectos empresariales que generen actividad económica y empleo en zonas rurales afectadas por la despoblación. Y de aprovechar la trazabilidad de los productos ecológicos de calidad, fomentando la agricultura ecológica, la economía circular y la producción local.

Señalan a las incubadoras de economía social como otro mecanismo eficaz para gobernar redes de servicios colectivos, y definen como elemental la colaboración con universidades y centros de investigación para la transferencia de conocimiento.

La implementación de servicios digitales rurales orientados a la bioeconomía de estas zonas es capital. así como la promoción de redes de colaboración intermunicipal para el intercambio de experiencias agrícolas innovadoras.

Añaden la necesidad de de habilitar "mecanismos de colaboración público-privada" entre cooperativas locales y entidades públicas para reforzar los servicios dirigidos al conjunto de la población (servicios agrarios, vivienda, educación, farmacia, correos, servicios bancarios).

Cinco claves para trabajar en conjunto tanto en Galicia como en el norte de Portugal

La recomendación de los expertos pasa por establecer al menos cinco capítulos sobre los que las distintas administraciones de Galicia y el norte de Portugal podrían comenzar a implementar medidas concretas contra la despoblación. Estas son algunas de ellas:

Gobernanza

-Potenciar una nueva imagen del rural

-Potenciar desde instancias locales una nueva cultura del territorio

-Elaborar un documento unificado en el que figure lo que está haciendo cada administración en materia de despoblamiento

Instituciones y Financiación

-Apoyar la puesta en marcha de nuevos proyectos empresariales o la mejora de productividad en los ya existentes.

-Facilitar apoyo financiero a proyectos empresariales que generen actividad económica y empleo en zonas rurales afectadas por la despoblación.

Ámbito Social

-Abordar la implementación de una Estrategia de Economía Social que permita profundizar su potencial para el desarrollo de territorios de baja densidad.

-Contribuir a la difusión del potencial de la economía social en la creación de empleo de calidad en territorios de baja densidad.

-Realizar actividades en institutos y centros de formación profesional para dar a conocer las experiencias innovadoras de la población local.

-Ofrecer servicios sociales a domicilio con apoyo TIC.

-Fortalecer los programas de asistencia a cuidadores familiares.

-Facilitar el envejecimiento en el hogar y en la comunidad.

-Facilitar el acceso a la vivienda mediante compra o alquiler.

-Apoyar la rehabilitación pública de viviendas de alquiler.

-Crear un banco de viviendas vacías.

-Fomentar la creación y operación de residencias de corta duración con apoyo médico en las principales zonas rurales.

-Crear un banco de información sobre viviendas susceptibles de ser habitadas por familias que se asienten en zonas rurales.

-Facilitar la promoción pública de la vivienda en colaboración con entidades públicas y privadas.

Ámbito Económico

-Desarrollar un programa para identificar y promover productos endógenos certificados, potenciando los mercados locales y los circuitos cortos de comercialización.

-Potenciar la oferta de productos agroindustriales diferenciados y con imagen de autenticidad. Impulsar una oferta turística diferenciada (turismo de naturaleza, medioambiental, cultural) con una fuerte implicación municipal.

-Apoyar programas contra el abandono y subutilización de la tierra, con el fin de facilitar una base territorial suficiente para aquellas explotaciones que lo necesiten.

Ámbito Medioambiental

-Potenciar la oferta de productos agroindustriales diferenciados y con imagen de autenticidad.

-Apoyar programas contra el abandono y subutilización de la tierra, con el fin de facilitar una base territorial suficiente para aquellas explotaciones que lo necesiten.

-Disponer medidas para el uso de suelos que, a pesar de su buen estado, permanezcan abandonados o infrautilizados.

-Crear un registro, a nivel municipal, de las diferentes iniciativas de modernización agrotecnológica que se están desarrollando.

-Impulsar el asociacionismo de los productores rurales. 

Comentarios