Jaque al comercio farmacéutico

Cofano lidia contra el suministro irregular y aun así reparte 35.000 fármacos diarios

Su presidente, Manuel Muradás, sitúa las causas económicas en la punta del iceberg: "Un Adiro no puede valer cinco euros en Valença do Minho y 1,45 en Tui" ▶ La Cooperativa Farmacéutica sirve desde Pontevedra a 227 farmacias a un ritmo de tres pedidos por minuto

Manuel Muradás en la nave de Cofano en San Amaro. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
photo_camera Manuel Muradás en la nave de Cofano en San Amaro. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

La Cooperativa Farmacéutica del Nororeste, Cofano, es la única distribuidora de fármacos que cuenta con sede en la ciudad capitalina, donde dispone de una nave en el número 50 de la Avenida San Amaro. Su presidente, Manuel Muradás, asegura que el desabastecimiento es un hándicap con el que lidia la entidad desde hace unos años, pero que actualmente se ha visto agudizado por cuestiones ajenas a la cooperativa. "Los problemas de abastecimiento siempre han existido, pero no de una forma tan abrumadoramente numerosa como sucede ahora. Actualmente hay un mayor número de medicamentos que se suministra de forma irregular".

¿Qué tipo de cuestiones han llevado a esta situación? El presidente alude a "causas múltiples", como las roturas de stock, los fallos en la producción o la adaptación a las nuevas normas de control de medicamentos. Sin embargo, al igual que otros compañeros del gremio, señala que "las razones económicas probablemente sean el principal motivo". "El Adiro no puede valer cinco euros en Valença do Miño y en Tui 1,45 euros. Hay una diferencia de precio enorme (...) y los fabricantes no son ONG, son compañías que también deben rendir cuentas".

Entre las ‘faltas’ con más repercusión, Muradás destaca la del Adiro de 100 mg. (ácido acetilsalicílico) y la del Apocard, un antiarrítmico por el que los afectados "tuvieron que recurrir a los especialistas" en búsqueda de terapias sustitutas.

A su juicio, la alternativa para salir del paso obliga a recurrir a los genéricos "cuando los hay" o a "medicamentos del mismo grupo terapéutico y con efectos parecidos" a los fármacos que presentan problemas de abastecimiento. "No todos los pacientes reaccionan igual ante un cambio de fórmula pero, de todas formas, quiero enviar un mensaje de tranquilidad a la población, porque siempre hay alternativas (...). Además, soy optimista. Creo que es una situación pasajera y que las autoridades harán todo lo que está en sus manos para que no haya más desabastecimiento, sobre todo a nivel de los medicamentos más importantes".

HISTORIA. Cofano nació en 1951 con el objetivo de suministrar medicamentos a los farmacéuticos del sur de la provincia, pero con el paso del tiempo fue ampliando radio de acción e instalaciones. En 1962 comenzó su actividad en Pontevedra y actualmente cuenta con 670 socios farmacéuticos de toda Galicia. Los otros tres almacenes están ubicados en Vigo, Ourense y A Coruña.

La planta de San Amaro deja ver el ritmo frenético al que se mueve la industria farmacéutica. Dispone de 30 empleados repartidos en dos turnos que, ayudados de la robótica, preparan «tres pedidos por minuto», apunta uno de los responsables de la nave.

Los medicamentos de alta rotación son manejados por un autómata de gran capacidad que va sirviendo unidades en función de los encargos, mientras que los de menor salida son gestionados por otro robot. En el proceso también intervienen otras máquinas que facilitan la tarea, incluida una especie de brazo electrónico que va indicando a los trabajadores qué medicamentos coger y en qué pasillos.

No hay tiempo que perder. La nave abastece a 227 farmacias del norte de Pontevedra y sur de A Coruña, abarcando una área que va desde Bueu a Santiago, pasando por Silleda y A Lama. Las farmacias urbanas cuentan con cuatro servicios de suministro al día (cinco en el caso de las que hacen guardia) y las rurales con hasta dos diarios.

Como consecuencia, cada día salen desde Pontevedra una media de 35.000 fármacos, que se distribuyen a través de 13 rutas distintas. Las 14.00 y las 20.00 son las horas punta, en las que tienen lugar "las tormentas de pedidos". Las boticas lanzan sus hojas de pedido y es tal el volumen de peticiones que la cooperativa ha decidido aplicar ligeros descuentos para los encargos que se realizan en los momentos más tranquilos del día. El horario de apertura es de 6.30 a 9.30 horas.

La mercancía que envían los laboratorios se recepciona en la planta baja, donde también se preparan las cajas de reparto que luego trasladan los vehículos de la cooperativa. El grueso de los medicamentos están almacenados en la primera planta y todos están al alcance de los trabajadores, salvo los estupefacientes, los anabolizantes y productos como la Viagra, que están bajo llave. A la espera de ver qué ocurre con el stock, la facturación anual del almacén de Pontevedra alcanza los 75 millones.

255 millones al año y hasta 120.000 pedidos al día
La Cooperativa Farmacéutica del Nororeste, Cofano, factura cada año en Galicia un promedio de 255 millones de euros y distribuye una media de 120.000 medicamentos diarios a través de 140 rutas de distribución. Tiene 140 personas en plantilla y está presidida desde hace ocho años por Manuel Muradás Otero (que no recibe retribución dineraria por desempeñar el cargo). La apertura más reciente fue la del almacén de A Coruña, que tuvo lugar en junio de 2018 y que próximamente recibirá la visita del conselleiro de Sanidade.

medicamentos1

medicamentos2

medicamentos3

De primera a tercera foto: autómata que gestiona os medicamentos de alta rotación, un empleado con un brazo electrónico y otro trabajador preparando una caja de reparto. JAVIER CERVERA-MERCADILLO