La comarca se llena de barrios que se iluminan de forma autónoma por Navidad

Pozovello expande su decoración a todos los rincones de Arcade de Riba en su cuarto año y Paredes, en Vilaboa, valora pedir que corten el tráfico en la calle interior ante la afluencia de visitantes y la presencia de niños en la calzada

Unha vez superada casi la totalidad de las ceremonias de encendido navideño en los concellos, la escalada de competitividad por ambientar la Navidad inicia su segunda fase, estrenada hace ya algunos años y que cada vez causa más furor: la decoración de los barrios y lugares que compiten en originalidad con las propuestas de los propios concellos y que se realiza de modo solidario y con materiales reciclados o de fabricación casera.

El pasado fin de semana se encendieron dos de las iluminaciones que se han hecho más populares en las últimas fechas navideñas: las de Pozovello, en Arcade, un barrio que es pionero en este tipo de propuesta, y la de Paredes, a escasos kilómetros, que en este caso se une también con la intención de ganar el concurso navideño de decoración puesto en marcha por el Concello.

La Navidad conquista terreno en Arcade de Riba

En el caso de Pozovello, Daniel Álvarez Raña, presidente de la asociación de vecinos de este barrio explica que la iniciativa de iluminar toda la zona por Navidades ha sido doblemente positiva: "Por un lado, veu ben para animarnos e poñer en valor todo o barrio de Pozovello, que era o máis afastado da zona de Arcade de Riba, pero, por outro, serviu para unirnos cada vez máis. Aínda que non temos un local, xuntándonos de catro en catro ou en pequenos grupos, os veciños imos traballando nas distintas decoracións desde un mes antes ou pouco máis".

Al principio, esa tímida iniciativa sirvió para unir más a los de Pozovello, pero, con el paso del tiempo ese sentimiento de cooperación se extendió y el año pasado se sumaron a la idea de decorar toda su zona los vecinos de A Devesa. "Este ano, os de Pozovello pedimos que todo Arcade de Riba se sumase e aínda que en moitos casos a xente non podía, catro ou cinco de cada lugar foron xuntándose para traballar. Nós puxemos a iluminación e colaboramos con eles e deste xeito este ano contamos con decoración tamén en O Forno, A Aldea, A Cascalleira e A Costa", explica Álvarez Raña, que valora, sobre todo "a capacidade de unión e de cooperación que temos grazas a esta proposta, e, tamén o xeito que fai que cada un se sinta protagonista no seu propio lugar de residencia e non únicamente no centro do municipio".

En Soutomaior, la iniciativa se extendió también a otros barrios de modo que hay distintas zonas en las que, tímidamente, se empiezan a ver decoraciones colectivas en sus rincones.

En Paredes, con rosquilleira

Los vecinos de Paredes, a escasos kilómetros de Arcade, también están inmersos en la transformación de su barrio de Portazgo en un boulevard con luces y decoraciones navideñas. Una de las portavoces de esta agrupación de decoración navideña es Carmela Bas, que reconoce que en este caso el trabajo recae sobre poco más de una decena de casas.

"Hai tres anos comezamos poñendo as luces aéreas sobre a estrada vella, para ambientar. Iso gardouse, e o ano pasado fomos un pouco máis aló con unha decoración máis completa. Foi entón cando mandaron unha foto do barrio ao concurso do Concello e gañamos unha cesta con produtos de Nadal para todos os veciños". Desde entonces, animados por el éxito, los vecinos de Paredes se han involucrado todavía más en su decoración. "Este ano pedimos palés e con ese material fixemos unha noria, un tren e non sei cantas cousas máis. A verdade é que temos a sorte de ter veciños con maña. Algún deles está retirado e outros, non, pero todos traballaron moito".

Este año el concurso municipal ya no interesa tanto, "porque o importante é poder contar con tan bo ambiente. Supoñemos que cada veciño mandará a súa foto da súa decoración individual",indica Carmela con orgullo. Y no es para menos. "A cantidade de visitas que temos tennos impresionados. Ata pensamos se non sería bo que cortaran o tráfico, porque a xente percorre esta estrada en coche, pero ao fondo, onde puxemos o tren, os nenos xogan e corren e sería mellor que o visitara todo o mundo andando", reflexiona. El éxito es tal que hasta un rosquilleiro ha pedido permiso y se ha instalado en este idílico barrio.

La casa de Bértola que emite luz para hacer brillar todo un pueblo

Celso Galán es a la decoración de casas y barrios por Navidad lo que Abel Caballero a la iluminación de calles y plazas. El vecino de Bértola lleva años destacando por su propuesta para celebrar estas fechas señaladas en la que su propia casa y el jardín de la misma se transforman practicamente en un parque temático inspirado en las películas de Disney y en el mundo de los niños.

Precisamente la ilusión de sus dos hijos es lo que movió a Celso Galán a realizar estas decoraciones con las que animar a los pequeños de la casa. Inicialmente fue la construcción de un barco en un árbol, al lado de la piscina, lo que le llevó a abrir esta vía, durante la pandemia. Ya en Navidad de ese mismo año, para seguir paliando las limitaciones de las restricciones, ese barco se iluminó y las decoraciones de inspiración festiva se extendieron por toda la fachada de la casa y el entorno.

El encendido de la iluminación y la supuesta rivalidad con Vigo acabaron por hacer de esta vivienda de Bértola uno de los referentes de la Navidad del momento.

Desde la etapa de la pandemia decora su vivienda con luces, trineos y otros elementos elaborados por él mismo

Al año siguiente, Celso repitió la decoración y la amplió con la colocación de un cascanueces gigante con el que se quiso batir el récord de altitud de una decoración de ese tamaño. Realizado con bidones metálicos, este hombrecillo navideño alcanzó una altura superior a la casa del promotor de la iniciativa.

Pero si los vecinos pensaban que la imaginación de Celso y sus hijos había tocado techo, queda claro que se equivocaron. Para esta temporada, la vivienda no solo contará con el trineo flotante que discurre por tirolina desde el árbol a la piscina, la recreación del barco o la casa de Papá Noel. Este año, reciclando una decoración realizada para Samaín, cuenta con una carroza iluminada con forma de calabaza, como la de Cenicienta.

El entorno lucirá además renovado, con una estrella gigante que realizaron uniendo varios caballetes "y siguiendo un tutorial de tik-tok", y en el transcurso de las fechas vacacionales se retomará la construcción del cascanueces. Celso, al igual que otros años, cuenta con varios vecinos que se animan a cooperar y preparan sus casas para que estén a la altura de la de este creativo decorador.

Comentarios