Los comerciantes de las Galerías Oliva denuncian la falta de seguridad: "La situación está cada vez peor"

Los empresarios y vecinos de la zona recogen firmas para exigir soluciones ante los robos y la suciedad ► "La gota que colmó el vaso" fue el asalto sufrido por Delicious Bakery en la madrugada del martes

Imagen de la cafetería Delicious Bakery, este miércoles. RAFA FARIÑA
photo_camera Imagen de la cafetería Delicious Bakery, este miércoles. RAFA FARIÑA

Gran susto el que vivió el propietario de la cafetería Delicious Bakery en la madrugada de este martes después de que unos ladrones intentasen llevarse la recaudación del establecimiento. Afortunadamente, y gracias a que la dueña no guarda el dinero en el local, los atracadores se fueron con las manos vacías.

Este suceso se convirtió en "la gota que colmó el vaso" para que los comerciantes y vecinos de la zona alcen la voz.

Tal y como explica Antonio Salgado, presidente de la Asociación de Comerciantes Galerías Oliva, la relación actual con los indigentes que se asientan cada día en este entorno "está muy mal". "Defecan y hacen sus necesidades sin importarles absolutamente nada. Y además, a las propietarias, cuando van solas, se les encaran y les hacen frente", asegura.

Por ello, ante la falta de seguridad, la suciedad que presentan las galerías y los robos, los empresarios están recogiendo firmas pidiendo una solución urgente.

"Habíamos leído en la prensa lo de la zona monumental, que están recogiendo firmas por la zona de A Ferrería, y en apoyo también a ellos, por solidaridad, decidimos hacer lo mismo". Por el momento, añade Salgado "llevamos unas 500 firmas y nuestra intención es presentarlas en el Concello si no se solventa este problema".

"Cada vez es más frecuente que se intente asentar en las entradas de las galerías y los comerciantes estamos haciendo guardias constantemente para que no lo hagan. La situación cada vez está peor porque son muy guarros y además no les puedes decir nada porque les parece mal y se te encaran", reconoce Salgado.

"Estamos un poquito hartos, llevamos mucho tiempo con esta lacra y cada vez es peor porque se está expandiendo por toda la ciudad. El mayor problema de esto es que entre los asociados de las galerías les podemos hacer frente pero después este problema se va a trasladar a otras zonas de la ciudad", advierte el portavoz de los comerciantes.