viernes. 18.10.2019 |
El tiempo
viernes. 18.10.2019
El tiempo

El comercio dio libertad a las empleadas para secundar el paro

Una mujer en un establecimiento comercial de la "milla de oro". JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Una mujer en un establecimiento comercial de la "milla de oro". JAVIER CERVERA-MERCADILLO

Negocios del sector textil percibieron este jueves una disminución en su clientela habitual ▶ Las dependientas optaron por el paro de dos horas

La mayoría del personal que está detrás de los mostradores en los negocios de la ciudad son mujeres. Pero es sobre todo en los establecimientos del sector textil donde el número de féminas supera con creces al de trabajadores varones, como ocurre en el caso del grupo Inditex. Su marca Zara, que tiene en la ciudad dos locales destinados a la venta de artículos de moda, dio este jueves libertad a sus empleadas para que aquellas que quisieran pudieran secundar la huelga convocada con motivo del Día Internacional de la Mujer.

De las 50 dependientas que tiene su buque insignia en Pontevedra (el negocio dedicado a la ropa de mujer), la mayoría decidió efectuar un parón de dos horas (desde las 12.30 hasta las 14.30 o bien desde las 17.30 hasta las 19.30), mientras que apenas media docena optaron por realizar la huelga toda la jornada. "Los turnos están perfectamente cubiertos. No hay ningún problema para atender a la clientela como un día cualquiera", señaló la encargada del negocio. Además, indicó que se había registrado una disminución en la afluencia de compradores. "Hay menos gente que cualquier otro jueves, que siempre suele haber bastante clientela porque es el día en el que recibimos nueva mercancía", subrayó la responsable del comercio.

Zara
Los turnos estaban perfectamente cubiertos. No hubo ningún problema para atender a la clientela

La zapatería Crack, que está situada en la denominada "milla de oro" de Benito Corbal, cuenta con un encargado que está al frente de una plantilla compuesta por una docena de empleadas. "No les hemos puesto ninguna traba para que optaran por efectuar el paro de dos horas o por prolongarlo durante toda la jornada", manifestó Juan Carlos Baleirón. En todo caso, el establecimiento decidió echar el cierre a las 19.30 horas como medida de apoyo a las reivindicaciones feministas. "Nuestra empresa apoya la igualdad de género y las condiciones laborales desde su creación, en 1990", apostilló el encargado.

Crack
No hemos puesto trabas para secundar el paro porque nuestra empresa apoya la igualdad de género desde su creación, en 1990

Otros negocios relacionados con la moda de Benito Corbal también dieron opción a sus empleadas para que pudieran efectuar un parón desde las 12.00 hasta las 14.00 horas o bien desde las 19.30 hasta las 21.30 horas. "Está transcurriendo todo como en un día normal, con la misma clientela", manifestó la encargada de uno de los comercios.

El comercio dio libertad a las empleadas para secundar el paro
Comentarios