El comercio de Pontevedra prevé recuperar el tirón de las rebajas prepandemia

A pesar de que el nivel de ahorro ha bajado y de que los precios de la mayoría de productos han subido, el sector cree que el fin de las restricciones empujará a los clientes a consumir más ►La ropa y el calzado están un 1,7% más caros que hace un año, así que la población espera con más ansia la llegada de los descuentos para poder hacerse con las prendas deseadas
Un comercio de moda con carteles de rebajas del 50%, este lunes en la calle Michelena. BEATRIZ CÍSCAR
photo_camera Un comercio de moda con carteles de rebajas del 50%, este lunes en la calle Michelena. BEATRIZ CÍSCAR

Del 50%, del 60% e incluso del 75%. Son ya muchos los comercios de Pontevedra que lucen en sus escaparates los carteles que dan el pistoletazo de salida a las rebajas de este verano, principalmente las cadenas de moda.

Lejos quedan ya los años en los que la temporada estival de descuentos comenzaba oficialmente para todos el día 1 de julio. Ahora, la mayor parte de las grandes firmas y también bastantes de las pequeñas adelantan ese inicio para sacar más partido a los cambios de armario que suelen acompañar a la llegada del buen tiempo y a las vacaciones para los universitarios y, en próximos días, para el resto de etapas escolares.

Estas son las fechas clave en las grandes cadenas de Pontevedra

Este año, además, algunas de las principales cadenas de moda han adelantado todavía más ese arranque. Es el caso de Mango, que en 2021 había empezado a finales de junio, pero en esta ocasión ha cambiado su estrategia y comenzó ya hace varios días (el 16 y 17) con descuentos que pueden alcanzar el 70%. También H&M empezó el día 16 con intención de alargarlas hasta el 24 de agosto; y este lunes lo hicieron firmas como Sfera. Todavía más madrugador ha sido el grupo Cortefiel (al que pertenecen marcas como Springfield o Women'secret) que se ha adelantado a todos los demás lanzando ya sus descuentos hace más de una semana. Para Inditex las rebajas llegarán este próximo jueves 23 a las tiendas físicas de Zara, Stradivarius, Bershka, Lefties, Pull & Bear, Oysho, Zara Home y Massimo Dutti, si bien, como en años anteriores, sus rebajas online empezarán ya este miércoles (a las 21.00 horas en su aplicación y a las 22.00 en su web). Al Corte Inglés también llegarán el jueves 23, un día antes que el verano pasado.

A todas estas se han sumado o irán sumando el resto de tiendas (la mayor parte comenzarán el mismo día que Inditex), con unas previsiones de consumo que este año superan las expectativas del pasado.


A Parda organiza un sorteo para quienes compren
Si las grandes cadenas tratan de seducir a los consumidores con grandes campañas, el comercio de proximidad también pone en marcha sus estragegias para atraer clientes.

La Asociación de Pequeños Empresarios de A Parda ha organizado un sorteo de premios en metálico. Las personas que compren en alguno de los establecimientos asociados hasta el próximo 15 de julio entrarán en el sorteo de un bono de 50 euros, cinco bonos de 20 euros y otros cinco de diez euros (en total, son 200 euros en premios).

En el verano de 2021, en los establecimientos de Pontevedra el gasto medio por persona rondó los 60 euros en el período de descuentos y un 10% más en compras online, según varios portavoces del pequeño comercio local. Otros estudios de mercado más optimistas indicaron que el 61% de la población gastó una media de entre 100 y 300 euros y otro 17% desembolsó más de 300.

Con todo, en 2021 todavía existían restricciones por la pandemia que frenaban el consumo, mientras que en la actualidad ya no hay ningún tipo de traba y el sector espera que eso se note en los resultados.

Tal y como indicó Manuel López, presidente de la Asociación de Pequeños Empresarios de A Parda, "el año pasado la gente todavía era más conservadora por el miedo al covid, pero ahora ya no hay ese freno" y el fin de las prohibiciones "está ayudando a dinamizar el consumo".

De hecho, "la tendencia actual es positiva, hay bastante gasto en el sector servicios y el comercio", añadió, de ahí que "las previsiones para estas rebajas sean buenas".

Además, la inflación generalizada, que podría frenar el consumo al dejar a los ciudadanos menos renta disponible, también provoca que las rebajas tengan un mayor efecto llamada. ¿El motivo? Según los último datos del IPC (los del mes de mayo) la ropa y el calzado están un 1,7% más caros que hace un año (y un 2,7% más caros que en abril), así que la mayoría de la población está esperando a que comiencen los descuentos para poder adquirir las prendas deseadas sin tener que rascarse tanto el bolsillo.

"Se nota que la gente tenía ganas de que empezásemos. Estamos teniendo bastante ambiente, aunque es cierto que no todas las personas que entran a la tiendan compran. Algunas miran y prefieren esperar a las segundas rebajas para que los precios estén todavía más reducidos", explicó este lunes Irma, dependienta en una conocida firma radicada en la calle Benito Corbal.


La época en la que se hacen más compras online
Además del tirón que ejercen en las tiendas físicas, las rebajas tienen cada vez más fuerza en el comercio electrónico. Según el Informe Tendencias en eCommerce 2022 de IEBS Digital School, estas rebajas de verano serán la época del año en la que los internautas harán más gasto. Así lo indicaron el 59,6% de los encuestados, que señalaron esta temporada por delante de otras muy relevantes como navidades o el Black Friday.

El mismo estudio revela que el 19,2% gastó más de 3.000 euros en 2021 en compras online. Este año el gasto será incluso mayor, dado que nueve de cada diez encuestados prevé gastar lo mismo o más. Para ello, el 71,8% utilizará dispositivos móviles.

El 46,2% de la población suele comprar en internet 1 ó 2 veces al mes, sobre todo desde el sofá (38,5%), pero también desde el trabajo o su centro de estudios (28,8%) o incluso desde la cama (23,1%). De hecho, el 48% de los internautas españoles suele comprar online por la noche.

Gasto compulsivo
La web de comercio electrónico Veepee afirma que solo un 13% de los españoles planea lo que quiere comprar en rebajas, mientras que un 49% asegura que no tiene nada seleccionado con anterioridad e improvisa.

La cruz de la moneda es lo que sufre el pequeño comercio de la Boa Vila

La parte más amarga se la lleva el pequeño comercio, que se ve entre la espada y la pared por culpa de la estrategia adoptada por las grandes marcas. Tal y como explicó Mónica Tomé, gerente del Centro Comercial Urbano Zona Monumental, el hecho de que las principales firmas empiecen las rebajas cuándo quieran y además apliquen descuentos a lo largo de todo el año supone una competencia feroz y muy difícil de sobrellevar para las pequeñas tiendas. Por eso, la petición de esta entidad desde hace años es que las rebajas se vuelvan a regular.

El verano traerá más contrataciones en Pontevedra

Las rebajas y la temporada alta en el sector turístico suelen hacer del verano una de las mejores épocas de contratación. Un estudio de la empresa de Recursos Humanos Randstad señala que la campaña estival generará 14.350 nuevos contratos en la provincia de Pontevedra, lo que supone un 2,2% menos que el año pasado en el mismo período. Con todo, las Rías Baixas liderarán el ranking gallego. El siguiente territorio será A Coruña, que registrará 13.220 contratos; mientras que Lugo sumará 3.820 y Ourense, unos 2.330.

Eso sí, Pontevedra es la única provincia en la que los datos serán peores que los del verano pasado, pues Lugo experimentará una subida del 10,9%; Ourense del 5,4% y A Coruña del 1,3%.

En el conjunto de Galicia, Randstad estima que se firmarán 33.720 contratos, un 1% más que en 2021. La variación en la comunidad será 3,3 puntos porcentuales superior a la media estatal (-2,2%). Además, este volumen es especialmente significativo tras la aprobación de la reforma laboral, que suele reducir las cifras por las nuevas fórmulas y por la dinámica de contratación indefinida que ha introducido.


LA OPINIÓN EN LA CALLE. ¿Qué tal está siendo este inicio de rebajas? ¿Piensa comprar muchos artículos?

Leticia Peralta. La opinión en la calle

Leticia Peralta

A la salida de un comercio en Benito Corbal con carteles de hasta el 50%, esta joven, acompañada de su madre, explica que "las rebajas de verano suelen ser parecidas todos los años, pero ahora he estado ya en algunas tiendas y creo que está habiendo unos descuentos bastante potentes". Según añade, "aún no tengo claro si voy a comprar mucho o no. Vamos a ver qué encontramos".

Álex Fernández. La opinión en la calle

Álex Fernández

"Cuando voy de rebajas improviso y voy a atracarme a comprar. No soy en absoluto de esas personas que llevan una lista de lo que necesitan y se ciñen a ella", explica Alex, quien añade que en estos períodos de descuentos "he llegado a gastar hasta 350 euros". Según apunta, estas rebajas "no están siendo malas", pero "el problema es que parten de unos precios iniciales más caros".

Daniela Burguillo. La opinión en la calle

Daniela Burguillo

"De momento no he comprado nada porque prefiero esperar a que los artículos tengan descuentos mayores, en las segundas rebajas, porque por ahora aún está todo un poco caro", indica esta joven que "en períodos de rebajas siempre aprovecho para hacer compras. Suelo hacerme con prendas que sin descuentos sumarían más de 150 euros y así no pasan de 50 euros en total".

Inés Vidal. La opinión en la calle

Inés Vidal

Junto a su amiga, a la salida de una de las grandes cadenas internacionales de moda situada en plena calle Benito Corbal, esta joven indica que "en rebajas suelo gastar sobre 60 o 70 euros". Con todo, indica que "de momento, los precios de partida que estamos encontrando son bastante altos, así que, aunque los artículos estén rebajados, aún no lo están lo suficiente".

Sonia González. La opinión en la calle

Sonia González

"No suelo hacer grandes compras en rebajas, pero si necesito algo y está a menor precio, aprovecho", explica Sonia. "Hoy, por ejemplo, estaba en la calle y tenía frío, así que entré a comprar una sudadera y me salió muy baratita, así que estupendo", relata a la vez que asegura que no se deja arrastrar por las campañas de promociones, sino que adquiere sólo lo que le hace falta.