La comisión del alijo ya está en el puerto

Los investigadores piensan que los 200 kilos de cocaína incautados en el Atlántico y que este miércoles llegaron a Vigo serían el pago a la organización criminal que logró colar un gran cargamento
Imagen de la cocaína con las autoridades presentes en el puerto de Vigo. MINISTERIO DEL INTERIOR / EFE
photo_camera Imagen de la cocaína con las autoridades presentes en el puerto de Vigo. MINISTERIO DEL INTERIOR / EFE

Doscientos kilos de cocaína es poca cosa en los tiempos que corren, sobre todo si hablamos de los alijos que se mueven en embarcaciones a través del Atlántico. Cargamentos de más de cuatro toneladas es lo más habitual, tal y como viene informando este periódico a lo largo de los últimos meses. Tampoco es normal que un alijo venga custodiado por una sola persona, como era el caso. Todo ello lleva a pensar que la droga intervenida en la última operación conjunta del Cuerpo Nacional de Policía, la Guardia Civil y el Servicio de Vigilancia Aduanera era la comisión abonada a la organización de narcotransportistas que se encargó de "colocar" en el territorio, que bien podría ser la costa occidental africana como puente antes de su traslado a Europa. Un tanto por ciento en especie, fórmula habitual de pago.

En todo caso, en la mañana de este miércoles, el subdelegado del Gobierno, Abel Losada, acudió al puerto de Vigo para recibir al Petrel, buque oceánico de Vigilancia Aduanera que realizó el abordaje en altamar, y para conocer los detalles del operativo de primera mano por parte de Fernando Iglesias, jefe de Aduanas, Óscar Grañas, teniente-coronel de la Guardia Civil, y Juan José Díaz y Emilio Rodríguez, responsables de la Comisaría Provincial y de la Udyco Central en Pontevedra, respectivamente.

Losada destacó la importancia de la operación, que retira del mercado una importante cantidad de droga. El único detenido, ciudadano portugués, fue trasladado a la Comandancia.