El 'e-commerce' aceleró la pérdida del tejido empresarial de barrio

El responsable de Brickbro apunta que los nuevos usos de los bajos comerciales son oficinas y negocios vinculados a la salud y la estética
Guillermo Preckler. DP
photo_camera Guillermo Preckler. DP

Un 38% de los locales comerciales en Galicia están sin uso. Y Pontevedra no es una excepción, porque es algo que está pasando en todo el mundo. "Ha habido un impacto muy fuerte del e-commerce en los últimos años que afecta al local de barrio, el que está a pie de calle. Y zonas que ya tenían dudoso tejido empresarial, lo han perdido por completo. Entonces, muchos de estos locales se quedan sin actividad y se produce una especie de bola de nieve que arrastra a varios", explica Guillermo Preckler, consejero delegado de Brickbro.

La tendencia viene siendo una constante en la última década. "Si tiramos de datos anteriores, vemos que el aumento de esta desertización comercial ha aumentado considerablemente, pasando de unas tasas de 15 o 20% hasta llegar al 40% en algunas zonas", subraya.

Esta realidad provoca que el precio de los locales se abarate, "porque cuando hay mucha oferta en venta (lo vemos mucho en Pontevedra) los precios se reducen, porque tampoco la demanda es tan alta".

Ahí es donde se genera un mercado de oportunidad y donde aparece esa tendencia de buscar nuevos usos, como puede ser el cambio de usar residencial. El experto no cree, como sostienen algunas teorías, que la pérdida de los negocios tradicionales se deba a la falta de relevo generacional. "Yo lo enfoco más a la concentración de la población en grandes ciudades, donde hay más recursos, donde se mueve más el tejido empresarial a día de hoy. Las pequeñas poblaciones se han quedado prácticamente sin gente joven, porque todo el mundo se ha emancipado y se ha ido a vivir a ciudades más grandes".

Vinculo la pérdida del comercio tradicional, el de siempre, al éxodo de la juventud hacia las grandes ciudades

Nuevos usos

La principal función de Brickbro es buscarle una salida al local: si no es posible una comercial, porque la calle haya perdido el tejido, entonces sondea otras alternativas. "Priorizamos oficina como siguiente uso, porque hay muchos dentistas, podólogos, gestorías y aseguradoras que tradicionalmente estaban en entresuelos o primeros pisos y ahora quieren los bajos que se quedan vacíos, porque les dan mayor visibilidad. Es una tendencia que vemos muy al alza, al igual que el coliving o el coworking", explica Preckler, tras citar también a gimnasios, panaderías, cafeterías y negocios vinculados a la estética.

"En Pontevedra no tanto, pero en ciudades más grandes está teniendo mucho éxito todo lo relacionado con almacenes de última milla o logística: almacenes, trasteros, puntos de delivery, reparto a domicilio...", cuenta Preckler.

Plazos

El tiempo transcurrido entre que un bajo comercial se anuncia en una plataforma inmobiliaria y se vende suele ser 48 días. Esto recoge la media de tiempo que se ha tardado en realizar las operaciones durante 2023, con el matiz de que hay muchos que tardan en venderse o que, directamente, no acaban encontrando comprador.

Para afianzar su llegada a Galicia, Brickbro echará mano de su plataforma tecnológica (impulsada principalmente por inteligencia artificial y Big Data), para analizar los usos y actividades de cada activo con el fin de darles la mejor salida al mercado y así reducir el número de locales comerciales que se encuentran con la persiana bajada.

La startup, que logró cerrar 2023 con más de 42 millones de euros transaccionados, es capaz de analizar más de 45.000 puntos de datos e identificar más de 5.500 usos potenciales en cada propiedad. "Entrar en el mercado inmobiliario de Galicia es una nueva oportunidad para nosotros, tanto para dinamizar el sector con nuestra tecnología como para nuestro proyecto de expansión", destaca su gerente, para añadir que en 2024 "nuestro objetivo seguirá siendo el desarrollo de la plataforma, que ya es capaz de realizar un análisis exhaustivo de cualquier local".

Comentarios