El Concello de Pontevedra destina casi un millón de euros para mejorar ocho viales del rural

Abilleira asegura que los proyectos recogen demandas vecinales y acuerdos plenarios con la oposición. Las obras se ejecutarán en Lérez, Marcón, Cerponzóns, Xeve, Lourizán y A Parda
La concejala del Rural, María Xosé Abilleira, durante la rueda de prensa. CONCELLO
photo_camera La concejala del Rural, María Xosé Abilleira, durante la rueda de prensa. CONCELLO

El Concello de Pontevedra destinará cerca de un millón de euros en mejoras de ocho viales del rural. Lo hará a través de un paquete de obras que contempla asfaltados, canalización de pluviales, renovación de servicios y medidas de seguridad vial.

La concejala del Rural, María Xosé Abilleira, explicó que los distintos proyectos previstos responden a las demandas vecinales y a los acuerdos plenarios entre el Gobierno local (BNG) y la oposición (PP y PSOE). "O contacto coa xente é fundamental porque son quen mellor coñecen as necesidades das súas parroquias", dijo la edil.

Las obras previstas se ejecutarán en Lérez, Marcón, Cerponzóns, Xeve, Lourizán y en la trama más rural del barrio de A Parda. Las intervenciones se licitarán a través de un mismo contrato y su financiación dependerá de la próxima modificación de crédito, que obligará al Ejecutivo local a negociar la inyección de nuevas partidas económicas con la oposición para poder destinar el dinero del remanente a este tipo de actuaciones.

Entre las obras previstas figuran la reurbanización de la Rúa de San Cristovo, en la parroquia de Lourizán. Allí se prevé renovar servcicios y la canalización del cableado aéreo, además de la reposición del firme.

En Lérez se llevarán a cabo dos proyectos. El primero de ellos se hará en el núcleo de Casaldarado, con el recrecido del asfaltado y la creación de cunetas en zonas que hasta ahora carecen de ellas. La actuación se hará en el vial que comunica esta zona con el lugar de Ramallás.

La segunda intervención en la parroquia será el asfaltado y canalización de pluviales en O Outeiro. En este núcleo se registran inundaciones periódicas cuando llueve mucho. La situación es similar a la que ocurre en la Rúa do Santo, en Lourizán. "A agua aquí non ten saída", recordó Abilleira, que confía que con este plan se resuelvan las balsas de agua. Su ejecución será posible gracias a la canalización a través de fincas particulares.

Cerponzóns también será objeto de este paquete de obras con la ampliación de la pista de A Ermida, que comunica la N-550, a la altura del asador O Rancho, con el lugar de Reiriz (Alba). Este proyecto también prevé el asfaltado del vial.

El contrato municipal incluye además el asfaltado de la pista interior en el lugar de A Chan, en Santo André de Xeve, así como la limpieza y desbroce del vial. También se restituirá un puente de madera en Os Fontáns, en la parroquia de Santa María de Xeve. El viaducto fue destruido en su día por un temporal.

La edil del Rural reconoce que todavía quedan "cousas por facer"

El acondicionamiento del aparcamiento del campo de la fiesta de Marcón completará una relación de obras que también llegará a la trama más rural del barrio de A Parda. En esta última zona se pavimentarán los 495 metros de la Rúa das Pereiras, que une esta zona con la Ronda Leste. En este caso, además del asfaltado se colocarán 'lombos' para reducir la velocidad de paso de los vehículos.

La edil del Rural asegura que estas intervenciones resolverán los problemas más importantes y con mayor demanda vecinal de los viales del rural, aunque admitió que todavía "quedan cousas por facer" en otras pistas. Las obras más pequeñas, relacionadas con asfaltados, se ejecutarán a través del contrato de mantenimiento.

Un cambio en la red de drenaje evitará balsas de agua en Santo André de Xeve

Un cambio en el proyecto de la red de drenaje evitará las balsas de agua en un tramo de la carretera de Santo André de Xeve, la denominada PO-223. La Xunta acaba de aprobar de forma definitiva el anteproyecto para completar esta obra en la parroquia, que está vinculada a la construcción de una senda peatonal para garantizar la seguridad vial en este ámbito.

La resolución, publicada este lunes en el Diario Oficial de Galicia, permitirá dar continuidad a esta canalización en el margen derecho del citado vial autonómico, concretamente entre los puntos kilométricos 3+640 y 4+450. La Consellería de Infraestruturas prevé que las obras se contraten este verano, de modo que puedan llevarse a cabo de manera coordinada con la senda que se ejecuta en la PO-223.

Con esta actuación en Santo André de Xeve, que evita la caída de aguas pluviales en una parcela próxima, la Xunta dará cumplimiento a una sentencia del año 2022 del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número tres de Pontevedra.

La nueva senda peatonal de la PO-223 estará lista este verano. La obra, que se inició en enero del año pasado, fue adjudicada a la empresa Taboada y Ramos por 1.867.646,80 euros (IVA incluido).

Comentarios