Viernes. 18.01.2019 |
El tiempo
Viernes. 18.01.2019
El tiempo

El Concello dice que las líneas de bus que la Xunta le quiere cobrar son autonómicas

Línea de autobús a Monte Porreiro. RAFA FARIÑA
Línea de autobús a Monte Porreiro. RAFA FARIÑA

Mosquera sostiene que las concesiones que van a Ponte Bora, Pintos y A Ruibal son competencia del Gobierno gallego y que Pontevedra solo tendría que asumir por ley el autobús de Monte Porreiro

El Concello sostiene que las líneas de bus que la Xunta le quiere cobrar este año cuando acaben sus respectivas concesiones son de competencia autonómica. El edil de Ordenación do Territorio, César Mosquera, sostiene que los contratos del transporte colectivo que prestan servicio a Ponte Bora, Pintos y A Ruibal le corresponden al Gobierno gallego y no a Pontevedra porque son interurbanos.

El edil del BNG se agarró este jueves a la ley gallega de 1996 que regula el sector para asegurar que la ciudad solo tendría que asumir el autobús de Monte Porreiro, que actualmente gestiona el Gobierno gallego y que Pontevedra subvenciona para que el precio del billete sea más barato. En este sentido, Mosquera reconoce que la capital, al contar con más de 50.000 habitantes, tiene la obligación de prestar este servicio, el del transporte urbano, pero no el interurbano.

La postura del concejal de Ordenación do Territorio se produce después de la carta remitida el pasado mes de diciembre por la Dirección Xeral de Mobilidade al Concello. En ella se amenazaba a Pontevedra con cerrarle el grifo del Fondo de Cooperación Local, reduciendo la aportación que destina a la ciudad, si Pontevedra no asumía el bus urbano.

La Xunta incluía en este servicio cuatro concesiones, que caducan entre agosto y diciembre de este año y que afectan a doce líneas de autobús. Además de la de Monte Porreiro, que es la única reconocida por el Concello, la Consellería de Infraestruturas añadía las que van a Ponte Bora, Pintos y A Ruibal. Mosquera sostiene que estas últimas son interurbanas y, por lo tanto, de competencia autonómica.

El edil del BNG confía en llegar a un 'acordo razoable' sobre el transporte con la Xunta, a la que se ha pedido ya una reunión técnica

REUNIÓN. El edil de Ordenación do Territorio confía en llegar a un "acordo razoable" con la Xunta para sacar adelante el nuevo servicio de transporte colectivo. La postura del Gobierno nacionalista no pasa por poner en marcha un bus propio, sino por mantener el actual (el de Monte Porreiro) con la posibilidad de introducir algún cambio.

Pontevedra ha iniciado ya los trabajos previos para la contratación de una asesoría externa que defina la movilidad en autobús por el municipio. Este estudio se pagará con cargo a fondos europeos Edusi, que prevén la puesta en marcha de un servicio de transporte a demanda, con vehículos más pequeños que un bus o incluso el apoyo de taxis para mejorar el transporte colectivo entre el rural y el centro, y viceversa.

Mosquera avanzó, por otra parte, que se ha solicitado una reunión técnica con la Xunta para tratar de desbloquear este asunto de conflicto entre ambas administraciones. Mientras el Concello pide tiempo para que el nuevo servicio de bus se adapte al modelo de la ciudad, el Gobierno gallego reclama que su implantación se haga este mismo año, cuando acaban las concesiones.

El Concello dice que las líneas de bus que la Xunta le quiere...
Comentarios