sábado. 15.08.2020 |
El tiempo
sábado. 15.08.2020
El tiempo

El Concello hará cambios en sus sedes para "aprobar" en accesibilidad cognitiva

Lores conoció este viernes el informe de Juan XXIII sobre la accesibilidad cognitiva de la sede de Michelena. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Lores conoció este viernes el informe de Juan XXIII sobre la accesibilidad cognitiva de la sede de Michelena. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
La iniciativa surge de un proyecto de la Asociación Juan XXIII en el edificio de Michelena, 30

El Concello hará cambios en sus sedes para "aprobar" en accesibilidad cognitiva. La iniciativa surge de un proyecto impulsado por la Asociación Juan XXIII, que revisó el edificio de Michelena, 30 e identificó algunas anomalías que es preciso corregir para que las personas con discapacidad intelectual lo tengan más fácil a la hora de moverse por los edificios públicos.

Las conclusiones del trabajo, que un grupo de usuarios y técnicos del colectivo desarrollaron el pasado mes de enero, antes de la reforma del inmueble, señalan que Pontevedra no supera la prueba. "En accesibilidade cognitiva suspendemos todo", recordó Raquel Braga, psicóloga en Juan XXIII que participó en el proyecto, del que el alcalde, Miguel Anxo Fernández Lores, ha tomado buena nota.

El regidor del BNG aseguró que Pontevedra trabajará para mejorar en todas las patas de la accesibilidad universal. Y recordó que en centros sociales como el de O Burgo ya se utiliza cartelería adaptada para eliminar cualquier tipo de barreras. El local vecinal ubicado en una esquina del estadio de fútbol de Pasarón también pasará el test de la Asociación Juan XXIII.

El estudio hecho en Michelena, 30 se centró en cinco puntos: localización, acceso, orientación y desplazamiento y uso e identificación de las salidas de emergencia.

"Lo primero que vimos al llegar cerca del Concello es que el cartel de fuera no se ve de lejos. Habría que cambiarlo", comentó Fernando Iglesias Gómez, usuario de Juan XXIII que participó en el informe sobre accesibilidad. En él también identificó aspectos que se deben modificar, como la colocación de pictogramas en el directorio de la entrada municipal, en el que se detallan los servicios que hay en cada planta.

El trabajo del colectivo también insta al Concello a crear itinerarios con colores en el suelo y a hacer más comprensibles los planos de evacuación del edificio en caso de incendio u otro tipo de emergencia. La mejora de los carteles de los ascensores también son una asignatura pendiente.

El proyecto de la asociación pontevedresa ha incluido un total de nueve concellos de la comarca. Además de Pontevedra en él también se incluyen Bueu, Cangas, Marín, O Grove, Cerdedo-Cotobade, Ponte Caldelas y Barro.

El Concello hará cambios en sus sedes para "aprobar" en...
Comentarios