lunes. 25.01.2021 |
El tiempo
lunes. 25.01.2021
El tiempo

El Concello mantiene los honores a un capitán general y a un ministro de la dictadura

Gutiérrez (izq.) en una visita al Círculo de Bellas Artes de Lugo en 1958. DP
Gutiérrez (izq.) en una visita al Círculo de Bellas Artes de Lugo en 1958. DP
El militar Fermín Gutiérrez de Soto fue nombrado primer Hijo Adoptivo de Pontevedra en 1939 y Salvador Moreno obtuvo su distinción municipal en el año 1942

A pesar de sus avances en la recuperación de la memoria histórica, el Concello de Pontevedra mantiene los honores a dos altos cargos de la dictadura franquista. El militar Fermín Gutiérrez de Soto, de origen sevillano, fue nombrado primer Hijo Adoptivo de Pontevedra en 1939 y, años más tarde, concretamente el 30 de marzo de 1960, recibió la Medalla de Oro por parte de la Corporación local. Esta última es la máxima distinción de la ciudad. 

Gutiérrez de Soto, que fue jefe del Estado Mayor del Cuerpo de Ejército en Galicia durante la Guerra Civil, logró una carrera meteórica al abrigo del régimen. Fue coronel por méritos de guerra y en la década de los 50 ascendió a capitán general, el rango más alto del Ejército. 

Pontevedra también conserva el homenaje que en su día rindió a Salvador Moreno, que participó como capitán de fragata en el alzamiento contra el Gobierno democrático de la Segunda República. En 1942, cuando era ministro de Marina del franquismo, el Concello lo nombró Hijo Adoptivo, una distinción que la capital provincial ha concedido a 22 personas entre 1939 y 1999. 

Moreno, que influyó para que Marín se convirtiera en la sede de la Escuela Naval, da su nombre a un colegio privado en Pontevedra. El centro, adscrito al Ministerio de Defensa, se encuentra en la calle que hasta 2002 le daba nombre. El Concello capitalino lo retiró del callejero municipal por otro distinto: Rosalía de Castro. 

CALLES Y POLÉMICAS. Aunque la Ley de la Memoria Histórica no se aprobó hasta 2007, lo cierto es que Pontevedra libró su particular lucha contra la huella del régimen a pie de calle. Literalmente. El primer Gobierno municipal de izquierdas en Pontevedra desde la restauración de la democracia, liderado en solitario por el BNG, retiró del callejero nombres como el de Paco Leis, Calvo Sotelo, General Mola, Bernardino Fondevila, Salvador Moreno o Vázquez Lescaille. La supresión de este último generó una agria polémica cuando los familiares de Lescaille reclamaron que se mantuviese este homenaje al negar que este tuviese relación con la Guardia Cívica franquista. 

El Concello también barajó la posibilidad de suprimir el nombre de otras calles. Fue el caso de la que Leandro del Río Carnota tenía en Lérez. La vía en honor al cura de esta parroquia se mantuvo finalmente. 

El que también conserva su calle en el centro de la ciudad es Javier Puig Llamas. En 2016, el Pleno municipal aprobó, con los votos a favor de BNG y Marea, la retirada del que fuera alcalde de Pontevedra de 1909 a 1911 y presidente de la Deputación entre 1937 y 1938 del callejero. La decisión, contra la que el PP votó en contra y en la que PSOE y Ciudadanos se abstuvieron, nunca llegó a ejecutarse. Puig Llamas sigue dando nombre a la calle perpendicular al edificio administrativo de la Xunta en Benito Corbal, un honor que conserva desde el 8 de enero de 1962. 

MEDALLA A FRANCO. La primera Medalla de Oro de Pontevedra se le otorgó al dictador Francisco Franco. El generalísimo obtuvo esta distinción el 27 de agosto de 1944 por parte del entonces alcalde, Luis Ponce de León y Cabello, durante un pomposo acto político y militar celebrado en la capital provincial. 

El caudillo pasó revista a las tropas que desfilaron para él por la avenida de Montero Ríos, en donde se montó un gran palco presidido por el águila imperial. La División Azul y las juventudes de la Falange participaron en el evento, que culminó con la entrega de la citada insignia de oro, cuyo paradero se desconoce. Toda aquella jornada fue recogida por la prensa escrita, concretamente por el ABC, y por las cámaras de televisión del NODO. 

Aquella medalla le fue retirada, aunque de forma simbólica, en 2015. BNG, PP, PSOE, Marea y Ciudadanos aprobaron la medida por unanimidad. El Gobierno local justificó el retraso en la supresión de este mérito al asegurar que el documento en el que se le concedía la Medalla de Oro no se había encontrado antes. Según la versión municipal, el responsable del Arquivo municipal fue el que halló la prueba escrita de este homenaje durante un trabajo de documentación sobre los más de 50 trabajadores del Concello represaliados en 1936. 

En julio de 2000 se retiró la placa en homenaje al caudillo de la Casa Consistorial
Además de retirarle la Medalla de Oro, el Concello de Pontevedra también llevó a cabo otras acciones para borrar la pegada de Franco. En julio de 2000 retiró la placa que se había colocado en la Casa Consistorial de la Praza de España para conmemorar aquel 27 de agosto de 1944, en la que el caudillo recibió los máximos honores de la capital provincial. Aquella inscripción rezaba: "Franco, Caudillo de España y Jefe de la Falange, visitó este edificio del Concejo de Pontevedra el 27 de agosto del año 1944 y recibió la Medalla de Oro de la Ciudad".

2016
Fue el año en el que Franco dejó de ser presidente perpetuo de la Deputación Provincial.

El Concello mantiene los honores a un capitán general y a un...
Comentarios