El Concello ordena la suspensión de la construcción del edificio colindante al colegio de Barcelos

Señalan que está interfiriendo en el centro de enseñanza, especialmente en la zona donde está el gimnasio
Una imagen de las obras. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
photo_camera Una imagen de las obras. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

El Concello de Pontevedra viene de acordar la suspensión de las obras de construcción del edificio colindante al colegio de Barcelos porque está interfiriendo en el centro de enseñanza, especialmente en el zona donde está situado del gimnasio, según explicó esta mañana el concejal de Educación, Demetrio Gómez. Así lo acaba de determinar el departamento de arquitectura municipal en un informe realizado luego de la visita cursada este jueves a la obra. 

En la notificación del departamento de disciplina urbanística del Concello al promotor de la obra se acuerda "adoptar medidas urgentes de seguridad para garantizar la estabilidad de los terrenos en los que se asienta los inmuebles colindantes", y los promotores deberán acercar en el plazo de 24 horas un documento técnico en el que se indiquen las medidas inmediatas que se van a adoptar para impedir que las excavaciones realizadas y los muros que ya se ejecutaron produzcan alteraciones del terreno sobre los que se asienta el inmueble. Deberán adoptar medidas que garanticen la estabilidad del terreno en la esquina en la que se sitúa el gimnasio. 

Además, en el plazo de 5 días, deberán entregar un informe técnico en el que se revise la solución que se está empleando en la excavación y ejecución de los muros de los sótanos, y se valore la solución técnica más adecuada para poder continuar con la obra. Mientras no se entregue este informe, se paraliza toda la excavación de la parcela excepto que tenga que ver con las medidas de solución del problema.
 

Comentarios