lunes. 09.12.2019 |
El tiempo
lunes. 09.12.2019
El tiempo

El Concello pedirá controles de tráfico por los excesos de velocidad en la Ronda Leste

Paso de peatones instalado en la Ronda Leste de Pontevedra. RAFA FARIÑA
Paso de peatones instalado en la Ronda Leste de Pontevedra. RAFA FARIÑA

Los vehículos que circulan por el vial provincial, que se inauguró el 10 de octubre, duplican los 30 kilómetros por hora permitidos

El Concello reclamará a la Guardia Civil que controle los excesos de velocidad en la Ronda Leste. El concejal de Obras y Mobilidade, Demetrio Gómez Junquera, aseguró este viernes que los vehículos que circulan por el vial provincial, que se abrió al tráfico el pasado 10 de octubre, superan el límite de 30 kilómetros por hora.

El edil nacionalista apoya su denuncia en la campaña de aforos llevada a cabo el mes pasado por la Deputación. El estudio, realizado entre el 24 y el 31 de octubre, revela que la velocidad media registrada en esta carretera se sitúa en 60 kilómetros por hora, el doble de lo permitido. "Estamos moi preocupados", afirmó Gómez Junquera, que recordó que la velocidad más alta, de 67 kilómetros por hora, se detectó durante la madrugada.

En su comparecencia, el responsable municipal avanzó la puesta en marcha de un paquete de obras para mejorar la seguridad vial en la zona, tal y como solicitaban los vecinos. La actuación ha consistido en la instalación de un paso de cebra en el entronque con Pintor Laxeiro y en la ampliación de la senda peatonal hacia Pedra do Lagarto.

La Deputación instala un paso de cebra en el entronque con Pintor Laxeiro y amplía la senda peatonal hacia Pedra do Lagarto

Los trabajos los ejecutó la Deputación Provincial tras una solicitud del Concello de Pontevedra para corregir los errores detectados en la obra. El requerimiento partió del ingeniero municipal el pasado 29 de octubre, 19 días después de que la Ronda Leste se abriese al tráfico. En él, el técnico recomendó la colocación de pasos de peatones y el refuerzo de la señalización horizontal y vertical en esta vía. Los trabajos obligaron a intervenir en un muro de la zona.

Gómez Junquera aseguró que todas estas intervenciones harán que "a vida dos veciños mellore". Su ejecución se produjo después de la protesta que estos realizaron durante la inauguración de la carretera, en la que cortaron la rotonda de acceso a la Ronda Leste a la altura de Pintor Laxeiro para reclamar más seguridad vial.

Una carretera por la que circulan una media de 4.541 coches al día 
La Ronda Leste concentra más tráfico del previsto. Así lo aseguró el concejal de Obras y Mobilidade, Demetrio Gómez Junquera, que avanzó que por esta carretera circulan una media diaria de 4.541 vehículos. Las cifras se extraen de la campaña de aforos llevada a cabo por la Deputación el mes pasado. El informe de la institución provincial revela que la mayor parte de los movimientos se producen a primera y última hora de la mañana. 

300 vehículos durante las horas punta 
La Ronda Leste contabiliza unos 300 vehículos en las horas punta del día. 

Previsión: 5.550 coches 
El cálculo técnico señala que por la Ronda Leste pasará una media de 5.500 vehículos al día en el horizonte de 2027, solo mil más que en la actualidad.

 

LAS CARACTERÍSTICAS. El vial tiene una longitud de 970 metros con una única calzada y dos carriles de circulación (de 3,50 metros cada uno), arcenes de un metro y una berma de 0,75 metros, así como una senda peatonal para ciclistas y peatones de cuatro metros de largo.

El trazado se inicia en la glorieta de la carretera de O Pino-Bora, la denominada PO-542, y concluye en la tercera rotonda, construida sobre la PO-532, en las inmediaciones de Príncipe Felipe y el Hospital Montecelo.

La obra, que ejecutó la empresa Coviastec, costó más de lo previsto. El presupuesto pasó de los 2,4 a 3,3 millones de euros por la modificación de las deficiencias del proyecto inicial, las expropiaciones de terrenos y la necesidad de trasladar torres de alta y media tensión que estaban en medio del trazado.

CERO MUERTES. Uno de los pilares del modelo urbano de Pontevedra tiene que ver con las medidas de calmado de tráfico. Su objetivo es reducir los accidentes y, de paso, contribuir al objetivo de las cero muertes en carreteras.

Además de las peatonalizaciones, que se impulsaron en 1999, el Concello tiene en marcha otras políticas de movilidad. En 2004 instaló los primeros lombos para reducir la velocidad de circulación de los coches. En 2010 implantó la zona 30 en todas las vías urbanas, una medida que ha permitido rebajar la siniestralidad. De hecho, desde febrero de 2011 no se registran muertos en estas carreteras.

El Concello pedirá controles de tráfico por los excesos de...
Comentarios