sábado. 08.08.2020 |
El tiempo
sábado. 08.08.2020
El tiempo

El Concello de Pontevedra tramita la última obra para completar el alcantarillado en Lourizán

Las obras de saneamiento empezaron esta semana en Bora. CONCELLO
Las obras de saneamiento empezaron esta semana en Bora. CONCELLO
Los trabajos dependen del permiso del Ministerio de Fomento debido a la proximidad que las obras mantienen con la PO-11

El plan para dotar de alcantarillado al rural pontevedrés continúa con dos nuevos proyectos. La portavoz municipal, Anabel Gulías, informó ayer de que el Concello tramita la última obra para completar el saneamiento en Lourizán. La actuación, que ejecutará Viaqua con cargo al nuevo contrato del agua, contará con un presupuesto de 353.161 euros y darán servicio a 14 viviendas de la parroquia.

La ejecución de los trabajos, que tienen un plazo de cuatro meses, depende del permiso del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Fomento) porque la red de tuberías cruzará -por partida doble- un puente sobre la PO-11. Esta situación obligará a realizar las obras en horario nocturno para evitar afecciones al tráfico en dicho tramo. Gulías confirmó que el Concello ya dispone del visto bueno de los propietarios de ocho parcelas privadas que será necesario utilizar para la instalación de las nuevas canalizaciones.

Cuando finalice el proyecto, Lourizán tendrá red de saneamiento para 1.200 viviendas, en las que viven 3.043 habitantes.

Para la ampliación del saneamiento en Salcedo, el Concello de Pontevedra deberá pedir permiso tanto al Ministerio de Fomento como a la Xunta de Galicia.

En paralelo a esta obra, el Concello también ha comenzado el papeleo para ampliar el saneamiento en Salcedo. Cuatro nuevos núcleos, Xistro, A Almuíña, Carballo do Pazo y A Ruibal, estrenarán alcantarillado. En total, 52 viviendas. Para ello, también será necesario el permiso de otras administraciones. En este caso de Fomento y de la Xunta por la proximidad de un tramo de las obras a la AP-9 y a un regato.

Los trabajos cruzarán un paso inferior de la autopista y otro elevado a la altura de Xistro, por lo que será necesario construir un canalón de servicios en dicho puente. La actuación se hará en horario nocturno porque implicará el corte de tráfico de la vía. El plan de saneamiento atravesará el Rego Louriñas en varios puntos, por debajo del lecho fluvial, por lo que precisa la aprobación de Augas de Galicia. La ejecución de las obras, que costarán 680.296,38 euros y tendrán un plazo de siete meses, han contado con la colaboración de los dueños de 55 parcelas, que han dado su permiso para facilitar las mismas.

En la actualidad, cuatro de las 15 parroquias del rural (A Canicouva, Bora, Mourente y Ponte Sampaio) tienen licitados todos los tramos del saneamiento.

El Concello de Pontevedra tramita la última obra para completar el...
Comentarios