El Concello prevé cambios en los contratos para elevar los precios de la obra pública

La primera solicitud recibida, la de la empresa Covsa, fue rechazada porque el contrato para el arreglo de vías urbanas ya había finalizado
Obras de mantenimiento de vías urbanas. G. GARCÍA / ARCHIVO
photo_camera Obras de mantenimiento de vías urbanas. G. GARCÍA / ARCHIVO

El Concello de Pontevedra prevé cambios extraordinarios en los contratos para elevar los precios de la obra pública. El objetivo es acogerse al decreto del Ministerio de Transportes que permite revisar el coste de ciertas adjudicaciones que se han encarecido por la crisis de las materias primas. La medida fue adaptada por la Xunta a la normativa autonómica a través de una resolución publicada el pasado 29 de abril.

La portavoz municipal, Anabel Gulías, reconoció este martes que hay varias empresas que han trasladado a los servicios técnicos su voluntad de iniciar los trámites para acogerse a esta revisión excepcional. También informó de que la primera solicitud de este tipo que ha recibido el Concello, cursada por la constructora Covsa, ha sido rechazada. Y el motivo es que el contrato que pedía examinar, el de mantenimiento y conservación de vías urbanas, ya había vencido. Por lo tanto, no podía acogerse a estas medidas económicas.

La crisis de materiales generada por la pandemia del coronavirus, primero, y por la guerra en Ucrania, después, ha provocado un efecto dominó en la obra pública en toda España. Y Pontevedra no es ajena a esta realidad, lo que se ha traducido en el encarecimiento de los proyectos y en la necesidad de ampliar el plazo de ejecución de los mismos.

La reurbanización de Loureiro Crespo y O Castañal, que el Concello acaba de recepcionar, es uno de los ejemplos de cómo los factores externos han afectado a su calendario y a su presupuesto. La mejora de la estación de autobuses de Pontevedra, en manos de la Xunta y que cuenta con financiación municipal, sigue sufriendo los contratiempos de la escasez de materias primas.

Comentarios