El Concello estudia crear un túnel para unir los jardines de Santa Clara con Barcelos

La opción preferida para la segunda entrada a las zonas verdes es la compra total o parcial de la casa de las misiones, propiedad del Arzobispado
Miguel Anxo Fernández Lores. JAVIER CERVERA
photo_camera Miguel Anxo Fernández Lores. JAVIER CERVERA

El Concello de Pontevedra trabaja ya en la futura apertura al público de los jardines de Santa Clara. El objetivo es que haya dos accesos, uno por Barcelos, y otro por la calle que comparte nombre con el antiguo convento. 

El alcalde, Miguel Anxo Fernández Lores, afirmó este miércoles desde el claustro del conjunto monacal que los servicios técnicos estudian varias alternativas para garantizar el acceso de la ciudadanía a las zonas verdes del recinto, que ocupan una superficie de 10.005,30 metros cuadrados, lo que equivale al 80% del espacio total que ocupa el cenobio. 

En la entrada por Barcelos se barajan tres alternativas: la excavación de un túnel que sirva de rampa entre la plaza y los jardines de Santa Clara; la instalación de un ascensor, con escaleras incluidas, o la apertura de una puerta en el propio muro. Todas las opciones deberán reunir los requisitos que fije la Dirección Xeral de Patrimonio, un organismo que depende de la Xunta. 

Lores reconoció que existen "dificultades" para la apertura de una entrada desde Barcelos, sobre todo por el desnivel entre este ámbito y la zona verde del convento, que es de tres metros. Y señaló que, aunque todas las posibilidades están abiertas, a él le gustaría que en la decisión técnica se tengan en cuenta dos requisitos: que la solución elegida tenga el menor impacto posible sobre el muro y que la conexión de la ciudad con los jardines mantengan "o halo de misterio que tivo Santa Clara durante 750 anos". 

El regidor del BNG recordó que la ejecución de estas obras están supeditadas a los resultados del estudio arqueológico que el próximo 13 de junio iniciará la Deputación para confirmar si el convento puede convertirse en nueva sede del Museo, albergando allí los fondos arqueológicos de toda la provincia. Si este informe es positivo, la institución provincial convocará un concurso internacional para buscar el mejor diseño para reformar el cenobio. La empresa ganadora deberá incluir en el proyecto definitivo las soluciones técnicas para garantizar el acceso a las zonas verdes del recinto. 

La segunda entrada a los jardines se hará a través de la calle Santa Clara. La opción preferida por el Concello es que esta conexión se haga a través de la vivienda que Obras Misionales Pontificias tienen al lado del convento. La casa es propiedad del Arzobispado de Santiago, al que el Concello ha enviado una carta con el objetivo negociar su compra total o parcial.

Lores da por hecho que habrá negociación y asegura que hay "contactos" entre ambas partes. Aún así, reconoció la "lentitud" de un procedimiento de estas características. "A Igrexa é máis lenta que o Concello", bromeó. 

Los servicios municipales cifran la vivienda de las misiones en 400.000 euros. El edificio, que data del siglo XVIII, se usa en la actualidad como oficinas para campañas como el Domund. Asociaciones católicas como la Legión de María y la Adoración Nocturna emplearon la vivienda para sus reuniones. Además, las cofradías de fieles también guardan allí andas y prendas de Semana Santa. 

La tercera vía que maneja el Concello si falla esta operación es la apertura de un acceso por uno de los laterales del convento, el más próximo a Cobián Roffignac. 

La compra de Santa Clara, firmada el pasado 1 de diciembre, es vista como un hito para el Concello. "Estamos marabillosamente desbordados polo interese. Dende que son alcalde nunca recibín tantos parabéns, tanto en Pontevedra como fóra", afirmó el alcalde, que calificó de "moi intensos" los seis meses que han pasado desde la adquisición del cenobio a las clarisas por 3,2 millones de euros. "A compra de Santa Clara foi un dos días más importantes na historia da cidade. Deunos moitísimas alegrías e daranos máis", destacó.

Más de 15.300 personas visitaron el antiguo cenobio
Más de 15.300 personas han pasado por Santa Clara desde que se incorporó al patrimonio público municipal el pasado 1 de diciembre. Lo hicieron a través de visitas guiadas y sectoriales, jornadas de puertas abiertas y distintas actividades culturales programadas desde entonces. 

El alcalde, Miguel Anxo Fernández Lores, pidió este miércoles "desculpas públicas" a aquellos vecinos que no han podido entrar en el antiguo convento. A todos ellos anunció que habrá más oportunidades para hacerlo después de que la Deputación remate el estudio arqueológico en la zona. 

Programación estival 
Lores confirmó, por otra parte, que la iglesia sí mantendrá su programación cultural, con actividades para este verano. ¿E incluir Feira Franca? "É unha idea espléndida, pero este ano véxoo moi difícil", añadió.

Comentarios