El Concello proyecta la creación de una oficina específica para vivienda

El objetivo es facilitar que más personas residan en la ciudad y que las que ya viven en el municipio tengan información sobre ayudas para la rehabilitación o la mejora energética
Una persona viendo anuncios de viviendas en el escaparate de una inmobiliaria de Pontevedra. RAFA FARIÑA
photo_camera Una persona viendo anuncios de viviendas en el escaparate de una inmobiliaria de Pontevedra. RAFA FARIÑA

El Concello de Pontevedra proyecta la creación de una oficina específica para asuntos relacionados con la vivienda. El objetivo es facilitar que más personas residan en la ciudad y que las que ya viven en el municipio tengan información de primera mano sobre ayudas para la rehabilitación o la mejora de la eficiencia energética de sus domicilios.

La iniciativa está incluida dentro de la Axenda Urbana de Pontevedra, que el próximo lunes será aprobada en el Pleno como paso previo a ser remitida al Gobierno central. La puesta en marcha de este departamento figuraba en las encuestas a pie de calle realizadas este verano, en la que participaron unas 600 personas.

En este estudio se preguntaba a la ciudadanía sobre la activación de una oficina municipal exclusiva para trámites de vivienda y la percepción social sobre el precio de la misma. El cuestionario también pulsaba la opinión sobre qué barrios precisan más ayuda habitacional.

En la actualidad, Pontevedra cuenta con un parque residencial formado por unas 40.000 viviendas, según los últimos datos publicados por el Instituto Galego de Estatística. El Concello tiene en marcha dos planes vinculados a la rehabilitación de estos espacios. Son los denominados ARI.

El primer Área de Rehabilitación Integral comenzó en 2007 y se centró en Estribela. Tras varias convocatorias de subvenciones, en las que han colaborado económicamente el Gobierno central y la Xunta, el barrio se enfrenta a una nueva su décima fase, en la que se prevén hasta 25 posibles obras.

El casco histórico, que entra en su quinto ARI, contempla hasta 50 proyectos de rehabilitación. Entre la zona vieja y Estribela se movilizarán cerca de 700.000 euros en ayudas públicas.

El Concello aspira a ampliar este programa a otros barrios de la ciudad, concretamente a Monte Porreiro. El objetivo es que la urbanización pueda ser declarado Entorno Residencial de Rehabilitación Programada (ERRP) y, de esta manera, pueda optar a ayudas de los fondos europeos Next Generation.

Comentarios