miércoles. 23.09.2020 |
El tiempo
miércoles. 23.09.2020
El tiempo

El Concello todavía no activa el 'protocolo del frío'

Julio, un hombre sin hogar que pasa las noches en la calle. RAFA FARIÑA (ARCHIVO)
Julio, un hombre sin hogar que pasa las noches en la calle. RAFA FARIÑA (ARCHIVO)

Diez personas duermen en la calle porque se niegan a usar los albergues ▶Cuentan con la atención de la Policía Local y la Cruz Roja

Unas diez personas pasan la noche en la calle en Pontevedra pese a tener plazas disponibles en los albergues. Algunos de ellos tienen problemas relacionados con adicciones o enfermedades mentales y se niegan a pasar la noche a cubierto, ya que prefieren rincones de la ciudad en los que viven durante el resto del año. "La horquilla de personas que pasan la noche a la intemperie se mueve entre ocho y diez, a veces se refugian en casas ocupadas, pero se niegan a dormir en albergues pese a las recomendaciones de nuestros voluntarios", explicaban este jueves fuentes de Cruz Roja.

La ONG tiene un programa de atención a personas sin hogar mediante el cual localiza y atiende a individuos en esta situación. Así, los voluntarios de la organización recorren la ciudad un día a la semana por la noche para repartir mantas y comida caliente, a la vez que atienden las demandas de los sin techo y se hacen cargo de su cuidado, ya sea acompañando a la persona al médico o ayudándole a renovar su documentación.

Por su parte, la Policía Local realiza el seguimiento de entre 12 y 16 personas sin hogar que, llegada la temporada de frío, buscan refugio en los albergues u optan por seguir en la calle. "Neste caso infórmaselles dos recursos que teñen á súa disposición para pasar o inverno", tal y como indican fuentes del Concello.

PROTOCOLO DE FRÍO. Pese a las bajas temperaturas de los últimos días, el Concello todavía no ha activado el protocolo de frío ya que todavía hay plazas disponibles en los albergues de la ciudad. En el caso de que se completasen, la concellería de Benestar Social se haría cargo del pago de una pensión para que las personas que se quedasen sin plaza en los albergues pudiesen pasar la noche a cubierto. De este modo, el albergue San Javier de Monte Porreiro, gestionado por Cáritas, y el de Calor y Café, situado en la calle Casimiro Gómez, suman 32 camas disponibles los 365 días del año.

Sin embargo, el situado en Monte Porreiro solo ofrece plazas para hombres, mientras que el de Calor y Café, que cuenta con 12 camas, admite también a mujeres. "Hemos notado un repunte de usuarios en los últimos días y estamos prácticamente llenos", explica la presidenta de Cáritas Pontevedra, María Jesús Prieto. El albergue gestionado por Cáritas tiene sitio para 20 personas por noche. El número de pernoctas al año gira en torno a las 4.000 en Calor y Café y se sitúa cerca de las 6.000 en el albergue de San Javier.

Ambos refugios ponen un límite a la estancia, de modo que no está permitido pernoctar durante más de ciertos días seguidos. Así, en San Javier solo se pueden pasar 12 noches consecutivas y en Calor y Café el máximo es de 21. Luego debe pasar un mes hasta poder alojarse de nuevo en el mismo lugar.

El Concello todavía no activa el 'protocolo del frío'
Comentarios