sábado. 14.12.2019 |
El tiempo
sábado. 14.12.2019
El tiempo

El Concello valora acudir a la vía judicial para frenar el nuevo emisario submarino

Jornada de marisqueo celebrada el martes en la playa de Lourido, en el municipio de Poio. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Jornada de marisqueo celebrada el martes en la playa de Lourido, en el municipio de Poio. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

▶ Da Silva cree que la Xunta "pasou por riba das súas propias normas de ordenación do territorio" para construir la nueva tubería de la depuradora

▶ Los mariscadores ven el proyecto con recelo

El Concello valora acudir a la vía judicial para frenar la construcción del nuevo emisario submarino. La portavoz del grupo municipal del BNG en el Gobierno local, Carme da Silva, aseguró el martes que los técnicos municipales estudian si el proyecto que dará continuidad a la mejora de la depuradora de Os Praceres ha vulnerado alguna directriz urbanística. La concejala nacionalista sostiene que, con esta obra, la Xunta "pasou por riba das súas propias normas de ordenación do territorio".

Da Silva reconoce, sin embargo, que tumbar esta infraestructura hidráulica "é un tema difícil". Y el motivo es que se trata de una obra con carácter de interés general, pues de ella depende en parte el saneamiento de la ría.

La portavoz del Bloque no entiende por qué la Consellería de Infraestruturas quiere construir una nueva tubería y dejar en servicio la actual, que será utilizada en exclusiva por Ence. "Se ese emisario non pode dar servizo á EDAR tampouco podería dar servizo a Ence", señaló. "Nós seguiremos defendendo os intereses do Concello con todos os mecanismos posibles", añadió.

El Gobierno gallego ha hecho caso omiso a las advertencias de Pontevedra. El pasado lunes sacó a contratación las obras para el emisario submarino, que tendrá una longitud mayor a la prevista inicialmente. La instalación tendrá más de tres kilómetros, concretamente 3.614 metros, que se dividirán en cuatro tramos.

Da Silva no entiende por qué la Consellería de Infraestruturas quiere construir una nueva tubería y dejar en servicio la actual

A través de esta infraestructura se verterán a la ría las aguas residuales de los concellos de Pontevedra, Marín, Poio y parte de Vilaboa. La tubería se alejará de los bancos marisqueos, como pedía el sector. Aún así, los trabajadores del mar ven el proyecto con recelo.

La construcción del emisario submarino cuenta con un presupuesto inicial de 12.049.883,65 euros (IVA incluido). La cámara de carga y la estación de bombeo a esta red cambiarán de ubicación para reducir su impacto paisajístico, dejando libre la fachada litoral de la depuradora.

La plataforma vecinal contra la ampliación de la EDAR de Os Praceres rechaza esta actuación y prevé nuevas movilizaciones para paralizar esta canalización.

El Concello valora acudir a la vía judicial para frenar el nuevo...
Comentarios