martes. 07.07.2020 |
El tiempo
martes. 07.07.2020
El tiempo

Concello y Xunta se ofrecen a buscar una fórmula para la gestión del Asilo

Fachada de la residencia de la tercera edad Virgen Peregrina, en Loureiro Crespo. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Fachada de la residencia de la tercera edad Virgen Peregrina, en Loureiro Crespo. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Las administraciones tienden la mano a las Hermanitas de los Ancianos Desamparados para volver a dar vida al centro geriátrico

Patronato, fundación o convenio de colaboración. El Concello y la Xunta de Galicia están dispuestas a sentarse a negociar con las Hermanitas de los Ancianos Desamparados la fórmula que pueda resultar más adecuada para la gestión del Asilo, al que quieren volver a dar vida.

La Consellería de Política Social reitera su ofrecimiento de "tenderlle a man" a la congregación religiosa de cara a reactivar el centro de mayores, si bien advierte de que la adopción de cualquier posible alternativa dependerá del criterio de la institución fundada por Santa Teresa de Jesús Jornet, comunidad propietaria del Asilo.

Paloma Castro, concejala de Benestar Social, califica de "buena noticia" la intención de la congregación de reabrir en el plazo máximo de dos años las puertas de la residencia de mayores Virgen Peregrina. El geriátrico permanece sin actividad desde mayo de 2012, cuando la comunidad religiosa decidió cerrar las puertas basándose en la falta de vocaciones (monjas que relevasen a las ancianas) y de los fondos necesarios para reformar el inmueble y adaptarlo a la normativa que regula este tipo de establecimientos.

La edil socialista aplaude la intención de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados de volver a dar actividad a la residencia "porque la demanda de plazas geriátricas es real y porque cuanta más oferta haya en Pontevedra se evita la dispersión de los mayores y se facilita el acercamiento a sus familiares".

Señala que al margen de las competencias que pueda tener cada área del Concello para colaborar en la reapertura del Asilo, "para la Concellería de Benestar Social las condiciones de vida y la salud de nuestros mayores es una prioridad".

Paloma Castro destaca que su departamento tiene "una sensibilidad especial" con los asuntos que afectan a los mayores. Reconoce que en la Boa Vila existe la necesidad de ampliar la oferta de plazas en geriátricos "porque somos conscientes del número de personas que están en el grado máximo de dependencia y que necesitarían una plaza en un centro de la tercera edad".

La responsable municipal de Benestar Social señala que en la actualidad los mayores de Pontevedra que quieren ir a geriátricos no tienen otra opción que recurrir a las plazas que se están ofertando en distintas localidades de Galicia. Eso, según la edil del PSOE, "obliga a las familias a destinar medios económicos para ir a visitar a sus mayores. Al final, eso es perjudicial tanto para la familia como para los mayores que sufren el aislamiento".

En este sentido, Paloma Castro insiste en que "tener más plazas geriátricas en Pontevedra facilitaría la cercanía del mayor con el entorno y su familia, lo que supone un beneficio y una mayor calidad de vida en sus últimos años".

La concejala de Benestar Social apuesta por la apertura de un proceso de negociación para diseñar "el mejor modelo de gestión" del centro geriátrico. "Queremos dar pasos y tender la mano para ganar más plazas en residencias de mayores en Pontevedra".

"Estas cuestiones –añade– son priotarias y trascienden a cualquier sigla política. Por tanto, estamos dispuestos a sentarnos a hablar con la Xunta o con cualquier otra administración. También tendemos la mano a sentarnos a hablar con la congregación de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados, que es la entidad propietaria y encargada de la gestión del Asilo".

Paloma Castro considera que recuperar las 160 plazas con las que contaba la residencia Virgen Peregrina supondría "garantizar el bienestar y los cuidados adecuados que se merecen tener las personas mayores en un entorno privilegiado por la situación del edificio (ubicado en pleno casco urbano) y la amplia zona ajardinada que posee.

"Cada vez hay más pobres que acuden a nuestros centros"
Representantes de la congregación de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados advierten de que aunque hay muchas residencias de ancianos en España "no son tantas para quienes más las necesitan, porque cada vez hay más pobres".

Precisan que cuando empezaron a surgir las residencias de la tercera edad privadas la comunidad religiosa creyó que se reduciría la lista de espera en sus asilos, pero se encontraron con una realidad bien distinta porque la demanda de plazas "sube cada vez más". "Muchas personas vienen a nosotras después de haber invertido todo lo que tenían en residencias privadas".

Respecto a las ayudas que les vienen ofreciendo las administraciones para mantener sus centros geriátricos abiertos, las Hermanitas de los Ancianos Desamparados indican que las instituciones públicas "están colaborando muy poco, y cada vez menos".

​La congregación religiosa obtiene ingresos por la venta de asilos que ha decidido cerrar, por la ayuda que reciben de bienhechores y por herencias de ancianos.

Concello y Xunta se ofrecen a buscar una fórmula para la gestión...
Comentarios