viernes. 21.01.2022 |
El tiempo
viernes. 21.01.2022
El tiempo

Los acusados de las mordidas en la Cámara de Pontevedra admiten su culpabilidad

Charo Lorenzo.  J. CERVERA
Charo Lorenzo. J. CERVERA

La exsecretaria Charo Lorenzo deberá ingresar en la cárcel al asumir 35 meses de prisión, ocho años de inhabilitación y 7.500 € de multa ▶ El expresidente Ricardo Mirón estará cinco años inhabilitado. Por su parte, el empresario Manuel Cabada aceptó 14 meses de prisión

Carpetazo definitivo al episodio más oscuro de la Cámara de Comercio de Pontevedra, que sentó en el banquillo a dos expresidentes, a dos empresarios y a la antigua secretaria general, esta última hasta en tres ocasiones, la última este jueves. La Sección Segunda de la Audiencia fue escenario de un acuerdo por el que María del Rosario Lorenzo Pontevedra asumía dos años y 11 meses de cárcel por delitos de prevaricación administrativa, fraude a la Administración, falsedad en documento oficial y falsedad en documento mercantil. Una condena que, al ser firme, le obligará a ingresar en prisión.

A mayores, la exdirectiva cameral fue sentenciada a ocho años de inhabilitación para desempeñar cualquier cargo público y a abonar una multa de 7.500 euros.

En este nuevo proceso por las oscuras gestiones realizadas desde la cúpula de la Cámara también han sido condenados el expresidente Ricardo Mirón y el responsable de Grupo Norte MCA S.L., Manuel Cabada. El primero, a cinco años de inhabilitación para ocupar un puesto en una corporación de derecho público y el segundo, 14 meses de prisión y multa de 3.750 euros, tras reconocerse autor de un delito de fraude a la Administración y de otro continuado de falsedad en documento mercantil.

SIN SUBVENCIONES. El fallo judicial le inhabilita, además, para obtener ningún tipo de subvención ni ayuda pública, ni para contratar con organismos públicos ni para disfrutar de beneficios fiscales y de la Seguridad Social durante nueve meses.

La Cámara de Comercio tenía unas normas internas por las que los presupuestados entre 18.000 y 50.000 euros podían adjudicarse sin publicidad

Los chanchullos reconocidos por los tres acusados se refieren a la contratación de las ferias Ferpalia y Pomóvil de los años 2009, 2010 y 2011.

La Cámara de Comercio tenía unas normas internas por las que cualquier contrato de servicios superior a los 50.000 euros debía seguir un procedimiento abierto, mientras que los presupuestados entre 18.000 y 50.000 euros podían adjudicarse sin publicidad.

En este contexto, la entidad "venía adjudicando sistemáticamente la organización de ambos eventos a Grupo Norte MCA, en el que prestaba sus servicios la hermana de Charo Lorenzo", indica la resolución judicial. Todo ello pese a los informes del asesor jurídico de la Cámara en los que alertaba de que esta conducta no era correcta e incluso podía constituir un delito de prevaricación, unas irregularidades de las que eran perfectamente conocedores tanto el presidente como la secretaria.

LA TRAMA. Pese a estas normas internas y a las advertencias del abogado, en julio de 2009 el Comité Ejecutivo presidido por Ricardo Mirón adjudicó a Grupo Norte la organización de Ferpalia y Pomóvil de ese año con un coste de 116.000 y 79.692 euros, respectivamente. Ese mismo año, el Concello suscribió con la Cámara un convenio para financiar estos eventos con cantidades que variarían en función del presupuesto global, pero que en cualquier caso nunca podría superar el 50% de cada uno.

Los teóricos presupuestos que se presentaron entonces superaban los 100.000 euros para el salón del turismo

"Con el fin de conseguir un mayor porcentaje de financiación a cargo del Concello, Charo Lorenzo y Manuel Cabada se pusieron de acuerdo para reflejar en el presupuesto cantidades más abultadas que las reales", sostiene la tesis de la Fiscalía, asumida este jueves por los acusados.

De este modo, se remitían a la Cámara facturas "infladas", cuyo importe coincidía con el aprobado por el Pleno y que la exsecretaria derivaba al Ayuntamiento con el sello de pagado. Sin embargo, posteriormente, el empresario enviaba un rectificado de esas mismas facturas haciendo constar las cantidades reales, que eran sensiblemente menores a las declaradas ante el Gobierno municipal.

Esta misma estrategia se repitió en las ediciones de Ferpalia y Pomóvil de 2010 y 2011, si bien en el segundo caso fue rubricada por Francisco Manuel Moldes, que había llegado a la presidencia unos meses antes y, según la Fiscalía, "no consta que hubiese sido advertido expresamente de la necesidad de ajustarse a los indicados procedimientos de adjudicación".

Los teóricos presupuestos que se presentaron entonces superaban los 100.000 euros para el salón del turismo y los 80.000 para el certamen del automóvil.

El Concello, pese a verse seriamente perjudicado por estos fraudes, ha manifestado que no tiene nada que reclamar, subraya la Fiscalía.

Precedentes
Empate en los dos pleitos anteriores de Charo Lorenzo


Desde que la denuncia de presuntas irregularidades en el seno de la Cámara llegó al Juzgado, la exsecretaria general ha vivido un rosario de comparecencias. En junio de 2016 fue juzgada por cobrar mordidas de un dinero aportado por la Xunta a cambio de adjudicarle trabajos a Juan Lago, empresario que representaba a la entidad en Brasil. Ambos se confesaron autores de un delito de cohecho y Lorenzo fue condenada a un año de prisión. En octubre de 2017 fue absuelta, junto al expresidente Antonio Gómez Rivera, del despido de tres trabajadores como represalia por denunciar estas anomalías.

Los acusados de las mordidas en la Cámara de Pontevedra admiten su...
Comentarios