Condenan a 6 años de prisión a dos mujeres por un delito de estafa

Las mujeres han sido condenadas a una pena de 3 años, 2 meses y 1 día de cárcel, además de una multa. Una de ellas, que figuraba como gerente de la sociedad, tendrá además que indemnizar con 300.000 euros a la empresa que fue perjudicada.
Entrada de la Audiencia Provincial de Pontevedra. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
photo_camera Entrada de la Audiencia Provincial de Pontevedra. JOSÉ LUIZ OUBIÑA

La Audiencia Provincial de Pontevedra ha condenado a 6 años de prisión en total a dos mujeres acusadas de estafar  a una empresa de servicios de pagos, mediante la que financiaban las ventas de una gasolinera (estación de Bandeira S.L.U.) con domicilio fiscal en el municipio de Silleda.

Tras alcanzar un acuerdo entre la Fiscalía y la defensa de ambas acusadas, las mujeres fueron condenadas, cada una de ellas, a una pena de 3 años, 2 meses y 1 día de cárcel, además de una multa de 9 meses y 1 día a razón de 3 euros diarios, (lo que supone un total de 813 euros, a lo que se sumaría el pago de una tercera parte de las costas penales. Además, una de ellas, que figuraba como gerente de la sociedad, deberá indemnizar con 300.000 euros a la empresa perjudicada.

Plan elaborado

Según el Ministerio Fiscal, ambas acusadas "puestas en común acuerdo" aprovecharon la credibilidad de la empresa y, junto a otras personas, urdieron un plan y crearon una estructura empresarial ficticia a través de la que lucrarse.

De esta forma, en el verano de 2021 suscribieron un contrato de servicio de pago mediante el cual debían proporcionar una serie de servicios de gestión de pagos, de forma que los clientes pagasen a la empresa proveedora mediante tarjeta de crédito o por débito directo.

Así, la entidad bancaria entregaba a la empresa de las acusadas el importe de los créditos que tenía frente a sus clientes por las supuestas operaciones comerciales y ellos autorizaban a cargar en sus cuentas a favor del banco.

En realidad, las operaciones no existían y las empresas que contrataban no tenían actividad, sino que las acusadas simulaban su actividad para llevar a error al banco.

f

Comentarios