Una conductora resulta herida grave tras un choque frontal en Cerponzóns

Los bomberos excarcelando a la ocupante del Peugeot 206. DAVID FREIRE

En el otro vehículo viajaban un matrimonio y su nieta de cinco años, que resultaron ilesos

Los vecinos del lugar de O Castrado, en la parroquia de Cerponzóns, se sobresaltaron al mediodía de este sábado con el violento impacto frontal entre dos vehículos que viajaban por la N-550 y que se saldón con el resultado de una mujer con fractura de cadera, después de ser excarcelada por los Bomberos.

El accidente ocurrió minutos después de las 13 horas y en el mismo se vieron implicados un Peugeot 206 que circulaba en dirección a Santiago y un Citroën Xsara que se dirigía hacia Pontevedra. En un tramo curvo y por causas que se desconocen, uno de los vehículos invadió el carril contrario, ocasionando la colisión y quedando ambos en mitad de la carretera.

En el Xantia viajaba un matrimonio y su nieta de cinco años, que resultaron ilesos y pudieron salir por su propio pie. Sin embargo, la ocupante del Peugeot quedó atrapada entre el amasijo de hierros y tuvo que ser excarcelada por los Bomberos. Se quejaba de fuertes dolores en la cadera, que tendría fracturada. Fue trasladada en ambulancia hasta un centro hospitalario.