Confirman la pena para el hombre que mató a un peregrino en Benito Corbal

La Audiencia de Pontevedra mantiene el año y medio de prisión y los 93.000 euros de indemnización por la muerte del ciudadano alemán
La zona en la que ocurrió el crimen. BEATRIZ CÍSCAR
photo_camera La zona en la que ocurrió el crimen. BEATRIZ CÍSCAR

Ni la hija del fallecido ni el autor del crimen obtuvieron el favor de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Pontevedra, que confirmó punto por punto la sentencia dictada en el Juzgado de lo Penal 3 de A Parda por la muerte de un peregrino alemán, que falleció horas después de ser agredido en agosto de 2018 a la salida de un local de ocio nocturno de la calle Benito Corbal.

El tribunal da por buena la condena por un delito de homicidio por imprudencia grave y otro de lesiones que, sumados, acarrean un año y medio de cárcel, además del pago de una indemnización para la familiar que asciende a 93.135 euros.

En sus recursos, la acusación particular pedía agravantes en la pena y una mayor cuantía en la responsabilidad civil, mientras que la defensa solicitaba la absolución. Ni uno ni otro hallaron amparo en la Audiencia.

En la sentencia quedó acreditado que el condenado le dio un puñetazo a la víctima en la cara, lo que "dio lugar que se cayese al suelo y se golpease fuertemente en la cabeza contra el pavimento", lo que le provocó la fractura de cráneo que, finalmente, sería mortal de necesidad.

La víctima fue atendida y decidió seguir camino hacia Santiago de Compostela, pero a la altura de Caldas ya no pudo continuar, falleciendo en el hospital pocos días después por una "amplia lesión isquémica en el territorio vascular de la arteria cerebral media izquierda".

La Fiscalía también acusó, tras la laboriosa investigación policial, a un segundo individuo por una supuesta patada en la cabeza con la víctima ya en el suelo. Este hecho, sin embargo, no quedó acreditado en la sesión plenaria.