Sábado. 23.03.2019 |
El tiempo
Sábado. 23.03.2019
El tiempo

La congelación de tasas y transporte en Pontevedra suaviza la empinada cuesta de enero

Autobús de la línea que une Monte Porreiro con el centro urbano. RAFA FARIÑA
Autobús de la línea que une Monte Porreiro con el centro urbano. RAFA FARIÑA

Los residentes en la Boa Vila tendrán que seguir rascándose el bolsillo en 2019 con la subida del peaje, alimentos y electricidad

Llega enero, uno de los meses más complicados del año para las economías de las familias, obligadas a realizar verdaderos malabares con los que superar la temida cuesta, que en Pontevedra no será menos empinada que en años anteriores. En 2019 los habitantes de la Boa Vila tendrán que volver a rascarse el bolsillo para hacer frente a las subidas en los peajes, los servicios de telefonía, la cesta de la compra, el alquiler de vivienda y el recibo de la luz. Además, se encarece el precio del viaje en ferrocarril entre Pontevedra y las principales ciudades del Eixo Atlántico (trenes de media distancia que circulan entre Vigo, Pontevedra, Vilagarcía de Arousa, Santiago y A Coruña).

El lado más positivo, que permite cuidar la frágil salud de las economías familiares, llega de la mano de la congelación del precio del billete del tren de cercanías, la bajada de más de 1.200 fármacos (entre ellos el ibuprofeno) y el mantenimiento del importe de las tasas municipales y del billete de autobús (tanto el de la línea de Monte Porreiro como de las que cubren el trayecto entre la capital y los municipios vecinos, entre ellos Marín).

La previsión del mercado eléctrico es que el precio de la luz crezca cerca de un 4% (si el Gobierno aplica el impuesto que cobra a las eléctricas por generar la electricidad), mientras que el coste del gas natural descenderá en torno a un 4% respecto al último trimestre de 2018.

El coste de la botella de butano (que se encareció un 4,95% en noviembre para costar 15,33 euros) se mantendrá hasta el tercer martes de enero, con lo que habrá que esperar hasta entonces para ver cómo evoluciona.

La subida en la AP-9, la principal arteria de Galicia, será de un 3,47% después de haberse encarecido en un 2% el pasado mes de octubre. A falta de que el Ministerio de Fomento apruebe las tarifas propuestas para cada tramo por Audasa, el trayecto entre Vigo y A Coruña de los 15,85 euros actuales en peajes pasa a costar 16,40 euros. El aumento del 1% en la AP-9 se sumará todos los años al porcentaje de revisión que se fije para el sector todos los 1 de enero, subida vigente desde octubre pasado durante 20 años. La tercera de las subidas que se sumará el próximo mes, de un 0,80% se volverá a repetir también en el 2020 para que Audasa ingrese los importes que desde el 2013 no cobra a quienes hacen el viaje de vuelta entre Vigo y Pontevedra (ya en octubre se aprobó que por dicho concepto subiesen las tarifas de la AP-9 un 1%).

En la cara opuesta de la creciente sangría que sufren los usuarios de la AP-9 cada 1 de enero se sitúa la decisión del Concello de congelar los precios públicos por quinto año consecutivo, esto es, desde el 2014 se paga lo mismo en Pontevedra por el IBI, la viñeta (impuesto de circulación), el IAE o el impuesto de obras, entre otros. Y es que el acuerdo adoptado por el Gobierno local afecta a un total de 20 ordenanzas de tasas fiscales, cinco de impuestos municipales, una ordenanza general y otra de contribuciones especiales.

BUS A MONTE PORREIRO. A los viajeros de la línea de autobús que cubre el trayecto entre el centro urbano y Monte Porreiro no les resulta más caro utilizar el transporte público en 2019. La empresa Autocares Rías Baixas decidió mantener el mismo precio de 2018, fijado en 1,45 euros, un coste que se ve reducido en función de la asiduidad del viajero. Si es un usuario puntual, el desplazamiento le cuesta 1,45 euros. En cambio, si es un cliente que utiliza la línea de transporte de forma diaria e incluso durante varias veces al día, el precio del billete puede llegar a quedarse en los 12 céntimos.

En este último caso, se combinan los descuentos que ofrece la empresa con las subvenciones del Concello, que abona 0,50 céntimos a partir del viaje número doce que se abone con la tarjeta monedero.

En el apartado de las buenas noticias que suavizan el vértigo que produce la empinada cuesta de enero figura la rebaja en los precios de más de 1.200 medicamentos disponibles en las farmacias; entre ellos, algunos de los más consumidos en España, como el paracetamol, ibruprofeno o el omeprazol, además de una serie de antiinflamatorios, antitusivos, fármacos para la artrosis, el glaucoma, la hipercolesterolemia y la hipertensión arterial.

La cesta de a compra se encarece
La cesta de la compra acumula incrementos constantes desde febrero de 2015, con lo que los analistas consideran que previsiblemente se mantendrá la misma tendencia en el arranque de 2019. Recuerdan que en noviembre estos productos se encarecieron de media un 1,3% interanual. A lo largo del año pasado las patatas, las frutas frescas y el pan elevaron su precio un 17, 8,3 y 2,7%, respectivamente.

Aumenta el coste de internet. Las operadoras de telecomunicaciones actualizarán el precio de sus servicios en 2019, una circunstancia que repercutirá en el bolsillo de los usuarios. Movistar subirá los precios de las cuotas mensuales de productos fijos y móviles, de los consumos extra, de otros bonos y servicios adicionales. Además, a partir del 5 de febrero, de algunos de los paquetes Fusión.

Los expertos presuponen que las otras dos empresas telefónicas más relevantes, Vodafone y Orange, podrían hacer lo propio.

 

La congelación de tasas y transporte en Pontevedra suaviza la...
Comentarios