Lunes. 20.05.2019 |
El tiempo
Lunes. 20.05.2019
El tiempo

"Conozco a gente de doce años que cada sábado está en el botellón hasta las 3"

Un grupo de menores participa en un botellón en Pontevedra
Un grupo de menores participa en un botellón en Pontevedra
Se lo pasan mejor cuando beben, les gusta y, además, lo hacen todos. Estos son los motivos por los que los jóvenes consumen alcohol

"¿Si consumo alcohol? No sé, depende", contesta una joven mientras e intercambia una mirada cómplice con su compañera. Es la hora del recreo y en el IES A Xunqueira I los alumnos corren por el patio y hablan en corrillos. Muchos de ellos acuden al botellón durante el fin de semana y reconocen que consumen alcohol cuando salen de fiesta, aunque insisten en que los casos de intoxicaciones etílicas graves son raras excepciones que ocurren por accidente.

Un grupo de jóvenes duda antes de contestar y se miran entre ellos esperando que sea otro el que comience. Lo hace una chica, de 17 años, que cree que los más jóvenes consumen alcohol de forma abusiva. "Sobre todo los niños más pequeños, que tienen sobre 14 años, y ya van al botellón", cuenta.

Ya en el patio, los más pequeños del instituto detienen un momento sus juegos para responder. "Yo no salgo, pero conozco a gente de doce años que cada sábado está en el botellón hasta las tres de la madrugada. Además, una de estas personas estuvo mal la noche de Halloween porque no le sentó bien la bebida", explica un chico de 14 años. Otros compañeros de la misma edad aseguran que conocen a niños de su misma clase que también toman alcohol.

Los motivos para beber son varios, según apuntan unas chicas que se entretienen conversando a la puerta del centro. "Yo bebo poco, cuando salgo, pero ni voy al botellón ni nada, solo me tomo una copa en algún bar", explica una de ellas, de 15 años. Cuenta que consume alcohol porque es lo que hacen todos sus amigos, porque le gusta y porque, cuando bebe, se lo pasa mejor. De la decena de chicos y chicas que forman el corrillo solo hay uno que no consume alcohol cuando sale de fiesta. "Yo soy una excepción, pero la mayoría de gente se toma solo una o dos copas y controla; los que acaban con un coma etílico también son casos aislados", explica.

Los jóvenes saben qué deben hacer cuando un amigo se siente indispuesto tras la ingesta de alcohol. "Llevarlo a casa o, si está muy mal, llamar al hospital", explican. Alguna vez lo han hecho, pero también reconocen que, en ocasiones, alguien "se queda tirado porque se encuentra mal" y nadie se hace cargo de esa persona hasta que se recupera.

"Conozco a gente de doce años que cada sábado está en el botellón...
Comentarios