Las cooperativas de viviendas iniciadas en Pontevedra cuelgan el cartel de completo

El ascenso de los precios en las promociones convencionales disparan el interés por estas construcciones, accesibles por la mitad de presupuesto. Gestogar reúne en "tiempo récord" los socios que levantarán 56 pisos en Tafisa. Gescomar desbloquea el fin de las obras en Valdecorvos, donde ha comenzado la ejecución de otras 69 viviendas protegidas

Estado actual de los once chalés promovidos por Gescomar en el polígono residencial de Vadecorvos. Máquinas trabajando ayer en el solar donde Galca levantará el primer edificio que funcionará en Galicia con el sistema de cesión de uso y obras en marcha de los adosados protegidos que están en construcción en la Rúa do Costado. Infografía del bloque de 56 pisos que promueve Gestogar en los terrenos de la antigua Tafisa (de izquierda a derecha). GONZALO GARCÍA
photo_camera Estado actual de los once chalés promovidos por Gescomar en el polígono residencial de Vadecorvos. Máquinas trabajando ayer en el solar donde Galca levantará el primer edificio que funcionará en Galicia con el sistema de cesión de uso y obras en marcha de los adosados protegidos que están en construcción en la Rúa do Costado. Infografía del bloque de 56 pisos que promueve Gestogar en los terrenos de la antigua Tafisa (de izquierda a derecha). GONZALO GARCÍA

La escalada de precios en las promociones convencionales y la imposibilidad de muchas economías domésticas de hacer frente a esos presupuestos han disparado el interés por las cooperativas de viviendas. Tanto, que las cuatro que hay en marcha ahora mismo en Pontevedra ya han colgado el cartel de completo, tras reunir la totalidad de los socios previstos en cada proyecto.

Las promociones en cuestión suman 136 viviendas, de las que 92 son pisos y 44 chalés unifamiliares. En realidad las cooperativas pueden promover obra en todo tipo de suelo urbanizable, pero en el caso de Pontevedra todas están proyectadas en terrenos reservados para vivienda protegida, lo que obliga a cumplir ciertos requisitos (como no tener propiedades o no superar determinados niveles de renta), pero lo que abarata también el coste de la obra.

Habitualmente, este tipo de proyectos están capitaneados por sociedades gestoras que se encargan de buscar suelo y promover el proyecto. A veces también asumen la captación de socios, mientras que en otras ocasiones esta tarea se deriva a una inmobiliaria.

Una vez reunidos los cooperativistas o al menos la mayoría, se pule el proyecto y se elige constructora y, aunque el coste varía en función de las características y ubicación, quienes trabajan en este campo calculan que una propiedad impulsada mediante cooperativa puede suponer un ahorro de casi un 100% respecto a la compra de una propiedad homogénea en el mercado libre.

Tafisa.

La promoción más reciente es la que promueve Gestogar en Tafisa, donde levantará un bloque de 56 pisos de entre tres y cuatro dormitorios con terraza, garaje y trastero. Los más baratos, de 109 metros cuadrados, tendrán un coste de 167.379 euros y los más caros, de 164 metros cuadrados, están valorados en 202.690 euros (más IVA). El socio fundador de la gestora, Javier Castro, asegura que ha reunido los socios cooperativistas "en tiempo récord", apenas cuatro meses, lo que en su opinión "es una muestra clara de que hace falta vivienda asequible en Pontevedra".

Infografía del bloque de 56 pisos que promueve Gestogar en los terrenos de la antigua Tafisa. GONZALO GARCÍA
Infografía del bloque de 56 pisos que promueve Gestogar en los terrenos de la antigua Tafisa. GONZALO GARCÍA

La gestora ya ha solicitado licencia de obras en el Concello, por lo que confía en poder iniciar obra "al final del verano". El plazo de ejecución se aproxima a los dos años y después está previsto un plazo de seis meses para superar los trámites necesarios para realizar la entrega de las viviendas, de modo que los futuros inquilinos podrían acceder a sus propiedades "entre finales de 2026 y principios de 2027".

La inmensa mayoría de los cooperativistas son "parejas jóvenes, que están asentadas personal y profesionalmente y que adquieren por esta vía su primera vivienda".

La gestora desarrolla proyectos similares en A Coruña y, en palabras de Castro, allí también se palpa que "hay una demanda absolutamente desbordada y desbocada" de este tipo de viviendas. Sobre todo por el coste, "porque hay mucha población que podría comprar una propiedad por 160.000 euros, pero que de ninguna manera puede llegar a los más de 300.000 euros que se piden en muchos sitios".

El problema, según dice, es que la fórmula del cooperativismo no lo tiene fácil para dar respuesta a esta creciente demanda, puesto que "faltan ayudas y es difícil conseguir suelo".

Gescomar

Las otras tres cooperativas desarrollan sus proyectos en Valdecorvos. La más avanzada es la promoción de once chalés adosados impulsados por Gescomar en la Rúa do Costado. Después de varios meses con los trabajos a ralentí, la gestora ha impreso ritmo a la obra con la previsión de poder finalizar y entregar las viviendas en un plazo aproximado de dos meses. "Hay mucho adelanto en la obra. Están trabajando doce personas y hemos adquirido el material que nos faltaba y lo estamos instalando", señala Pablo Díaz, responsable de la gestora.

Los cooperativistas, que llegaron a barajar la posibilidad de acudir a la vía judicial para solicitar el desbloqueo de las obras, confían en que esta vez la ejecución de los trabajos concluya por completo, casi dos años más tarde de lo previsto. Las viviendas, que cuentan con casi 200 metros cuadrados, partieron con un precio de venta (regulado por la Xunta) de 187.500 euros más IVA, pero finalmente la crisis de materias primas elevó el importe hasta los 223.788 euros.

Prado Novo

A escasos metros, avanza a velocidad crucero la promoción Prado Novo, integrada por otros 33 chalés unifamiliares de protección autonómica: 16 de ellos situados frente a los adosados de Gescomar y 17 en una parcela próxima, cuyas obras está previsto que finalicen en "primavera o verano de 2025".

Marcos Magariños, presidente del consejo rector de la cooperativa y futuro propietario, señala que el sistema cooperativista arroja varias ventajas. Por ejemplo, que "los futuros dueños son los propios promotores", de modo que son muy partícipes en todo el proceso, desde que se perfilan los planos hasta que se coloca la última piedra. "Es casi como hacer tu vivienda en tu terreno", añade.

No obstante, si tiene que destacar algún beneficio, alude al ahorro que supone promover de forma directa y en comunidad. "Sin lugar a dudas, el mayor atractivo por el que estamos la mayoría en la cooperativa es el precio. Nuestros chalés, nuevos a estrenar, supondrán unos 220.000 euros más IVA, y en Pontevedra dudo que un adosado valga menos de 300.000, aún siendo de segunda mano".

Galca

Actualmente, la promoción de Prado Novo está siendo gestionado por Galca, una gestora de cooperativas de viviendas que ha iniciado, también en Valdecorvos, el primer edificio de 36 pisos que funcionará en Galicia bajo el sistema de cesión de uso. Según éste, cada socio realiza una aportación inicial de 18.000 euros y abona un alquiler mensual de 530 euros durante 30 años, período tras el cual decide si convertirse en propietario y escriturar o si, por el contrario, abandona la promoción.

La gestora señala que los pisos, de 90 metros cuadrados y provistos de garaje, trastero y calificación energética AA, supondrán un desembolso aproximado de unos 150.000 euros, ya que las ayudas europeas solicitadas costearán unos 50.000 euros por propiedad. Según calcula, dicho importe supone un ahorro de cerca de un 60% respecto al mercado convencional, aunque el precio no es lo único que destaca de la promoción, sino la oportunidad que brinda a muchas familias para acceder a un hogar: "El perfil de la vivienda en alquiler asequible es gente que tiene trabajo e ingresos, pero insuficientes para acceder al mercado libre. Y ese es nuestro perfil: personas que son capaces de poner una entrada y un alquiler sin que esto supere el 30% de sus ingresos, que es lo que se computa como razonable".

Comentarios