lunes. 03.08.2020 |
El tiempo
lunes. 03.08.2020
El tiempo

La Corporación provincial despide con "bos desexos" a los 21 diputados salientes

La Corporación provincial saliente posó en una foto de familia al finalizar el Pleno de despedida. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
La Corporación provincial saliente posó en una foto de familia al finalizar el Pleno de despedida. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

Durante los próximos cuatro año solo repetirán seis de los 27 miembros del último mandato

La de este viernes fue una jornada de despedidas en la Deputación de Pontevedra y el motivo no fue otro que la celebración del Pleno extraordinario de cierre de mandato. Fue el último para 21 de los 27 miembros que integraron la Corporación provincial durante estos cuatro años. Los otros seis repetirán (la presidenta Carmela Silva y sus compañeros socialistas Isaura Abelairas, Carlos López Font y Santos Héctor, además de los nacionalistas César Mosquera y Uxío Benítez).

A todos, y especialmente a los 21 que se marchan, les dio las gracias la dirigente provincial en funciones: "Desexo que todas e todos sexades felices, que é ao que máis nos deberiamos adicar nesta vida, e que a Deputación sexa capaz de formar parte desa felicidade a través do seu labor de garantir dereitos e servizos", señaló.

Silva se mostró "orgullosa das políticas desenvolvidas" en este período y, para los diputados que repiten y los que se van a incorporar, deseó "que sexamos capaces de traballar conxuntamente para mellorar a provincia nun clima de cordialidade".

Así, en apenas cinco minutos, se dio por cerrado el mandato y será el próximo miércoles 3 de julio cuando se celebre el Pleno de investidura de la nueva Corporación provincial.

César Mosquera aseguró que "se puideramos ter" el acuerdo "resolto hai unha semana xa estaría"

A día de hoy, lo único que está claro es que el PSOE y el BNG han llegado a un acuerdo para garantizar un Gobierno de izquierdas dirigido por Carmela Silva para los próximos cuatro años en la Deputación. Lo que todavía no está confirmado es si los nacionalistas volverán a formar parte de él o si simplemente lo apoyarán desde fuera, aunque de momento la balanza se inclina más hacia la primera de las dos posibilidades.

No obstante, las negociaciones podrían prolongarse incluso hasta después del Pleno del miércoles, toda vez que el Bloque ya ha confirmado que votará a favor de la proclamación de Silva como presidenta.

Preguntados sobre el avance de las conversaciones entre las dos partes, Carmela Silva afirmó este viernes que ella espera y desea "que poidamos seguir compartindo un proxecto de provincia que deu tan bos resultados", dijo. "Estou encantada do que significou este mandato, do acordo entre dous partidos que teñen dous proxectos diferentes pero que foron capaces de traballar conxuntamente para modificar toda a forma de funcionamento e de políticas nesta institución. Ese modelo merece continuar e, polo tanto, eu estaría encantada de facelo e desexaría que fose moi rápido", reiteró.

Con todo, la presidenta provincial en funciones matizó que ella no es "parte negociadora", sino que es el secretario provincial del PSOE, David Regades, el que está llevando las conversaciones por parte de los socialistas.

PENDIENTES. En lo que al BNG se refiere, César Mosquera repitió lo mismo que ha venido diciendo en los últimos días: "Vai haber pacto seguro, pero de investidura, de mandato ou de goberno de coalición é o que está por afinar e creo que se vai afinar relativamente rápido". Según añadió, "hai unha historia previa moi positiva e tamén unha situación nova que hai que analizar e tomar a decisión en función de que encaixen todas as variables e do que sexa mellor para a gobernabilidade e para levar adiante os proxectos".

El nacionalista aseguró que "se puideramos ter" el acuerdo "resolto hai unha semana xa estaría", pero en este tipo de negociaciones "nunca se marcan prazos". En esta línea, afirmó que "non hai nada en particular que estea obstaculizando o acordo", sino que "estamos afinando e analizando como se vai funcionar", al igual que había sucedido hace cuatro años.

Lo que sí dejó claro Mosquera es que el futuro del BNG en el Concello de Vigo no va a condicionar la negociación en la Deputación. En la Corporación de la ciudad olívica el Bloque solo consiguió un concejal, por lo que el PSOE, que gobierna en mayoría absoluta con 20 de 27 ediles, propuso que no tenga grupo propio, sino que pase al grupo mixto. Ese hecho ha indignado al BNG vigués, que sugirió que la respuesta de los socialistas en Vigo podría poner en entredicho el acuerdo en la institución provincial. No obstante, Mosquera rechazó categóricamente esa posibilidad: "Non vai condicionar para nada, como non condicionou hai catro anos que no Concello de Pontevedra non houbera pacto", dijo. "En Vigo hai unha situación particular que terán que resolver alí, porque se os acordos a nivel galego e provincial fosen estar condicionados por cada localidade non habería acordos nunca. Estamos en distintos ámbitos e comprendo o cabreo e a razón que poden ter no BNG de Vigo, que a teñen, pero iso obviamente non implica que vaia haber un pacto diferente aquí", sentenció.

La Corporación provincial despide con "bos desexos" a los 21...
Comentarios