El Corpus recupera su color en Pontevedra pese a la lluvia

Pontevedra celebró la festividad con una alfombra floral en la Praza de Alonso de Fonseca y diversos actos religiosos
Procesión del Corpus. GONZALO GARCÍA
photo_camera Procesión del Corpus. GONZALO GARCÍA

Con la vista puesta en el cielo y el paraguas bajo el brazo, los pontevedreses celebraron este domingo la festividad del Corpus Christi como se hacía antes de que la pandemia obligase a adaptar los actos a las restricciones. En esta ocasión, hubo alfombra floral en la Praza de Alonso de Fonseca, aunque la lluvia complicó la labor de los feligreses de la parroquia de Santa María La Mayor y las demás personas voluntarias encargadas de preparar todos los materiales necesarios y de confeccionar este bonito tapiz natural.

También hubo procesión del Santísimo, después de dos años sin poder organizarla por culpa de la pandemia. La anfitriona fue la parroquia de San Bartolomé, desde cuyo templo salió la marcha religiosa a las 12.00 horas, tras la Eucaristía, para discurrir luego por las calles Sarmiento, Pasantería, Antonio Odriozola y hacer parada en A Ferrería, donde tuvo lugar un acto eucarístico. A continuación siguió por Soportais, Manuel Quiroga, Don Filiberto, Alhóndiga y la avenida de Santa María. Allí se celebró una bendición en el altar instalado sobre la alfombra floral y, para finalizar, la Real Basílica acogió un nuevo acto religioso.

PRIMERAS COMUNIONES. Numerosos fieles participaron en la celebración en los templos y en la procesión, que también contó con varios niños y niñas que recibieron su Primera Comunión. Además, en todo su recorrido la marcha fue seguida por multitud de personas. A Ferrería fue uno de los lugares más concurridos.

El Gremio de Mareantes y la Corporación municipal cumplen con la tradición

Como manda la tradición en la festividad del Corpus , el Gremio de Mareantes agasajó a la Corporación municipal con pan de maíz y caña en el atrio de la capilla de San Roque. El alcalde, Miguel Anxo Fernández Lores, y una numerosa representación de concejales del BNG, del PSOE y del Partido Popular participaron en este histórico ritual en respuesta a la invitación de la entidad marinera pontevedresa que preside José Luis Arellano.

Por la mañana, la comitiva formada por los representantes políticos salió desde el nuevo Consistorio para dirigirse hasta la ermita de San Roque y recoger los seldros del Santísimo, San Miguel y de Teucro, además de las imágenes de los patronos del gremio marinero, San Telmo y San Miguel, para acompañarlas hasta la puerta de la Real Basílica.

Eso sí, antes de partir cumplieron con la tradicional degustación de una copa de caña y pan de maíz (la llamada parva de Corpus) "para fortalecer el cuerpo y darle ánimos para el resto de la jornada". Tras el brindis correspondiente, la procesión salió con las imágenes religiosas y acompañada por una banda de música tradicional hasta Santa María La Mayor.

Este ritual del Gremio de Mareantes y la Corporación municipal tiene una gran antigüedad y sobre él han disertado figuras de la talla de Casto Sampedro, Filgueira Valverde, López de Soto y García de la Riega.

Comentarios