sábado. 31.10.2020 |
El tiempo
sábado. 31.10.2020
El tiempo

El covid-19 hunde la facturación de la hostelería, abocada a pedir préstamos

Un camarero, este martes, en una terraza con varios clientes. DAVID FREIRE
Un camarero, este martes, en una terraza con varios clientes. DAVID FREIRE
Las limitaciones de aforo y los costes de funcionamiento complican la supervivencia del sector, que reclama más flexibilidad para montar terrazas y una reducción de impuestos

Cerca de cien hosteleros de la ciudad han facilitado sus datos al Sergas para participar en el plan de cribado de covid-19 que está llevando a cabo en colectivos del municipio especialmente expuestos al público para intentar saber el nivel de afección real de la pandemia.

La información ha sido recabada y trasladada por la Asociación de Hosteleros Empresarios de Pontevedra, Hoempo, en el marco de su programa Hostelería Responsable. Su intención es ayudar a dibujar un mapa lo más exacto posible de las redes que ha tejido el coronavirus, aunque es difícil esconder el malestar que reina en el colectivo por las zancadillas que se ve obligado a sortear desde hace unos cuantos meses, con mejor y peor fortuna.

La empresaria y responsable de comunicación de la asociación, Elena Victoria, asegura que la pandemia y las medidas aprobadas a colación de la misma prometen pasar la mayor factura jamás vista en el sector. No se aventura a cifrar porcentajes, pero afirma que "la facturación se ha desplomado" desde que fue decretado el estado de alarma, abocando a muchos hosteleros de la ciudad a pedir préstamos para mantenerse a flote. "Nos hemos visto obligados a endeudarnos, porque desde mediados de marzo no hemos podido abrir con el aforo completo; hemos tenido incluso que cerrar, y en cambio los gastos han seguido corriendo. Alquileres estratosféricos, seguros, costes laborales... Los Erte no han llegado a todo, las ayudas se han terminado y ya no estábamos en una situación boyante. A raíz de la crisis de 2008 se establecieron unos precios con unos márgenes bastante ajustados, por eso ahora no hay nadie reduciendo precios ni haciendo promociones, porque el precio ya estaba muy justo. Podemos facturar mucho, pero no significa ganar mucho".

La empresaria advierte de que la campaña de verano ha contribuido a capear el tortazo del covid-19 y que, probablemente, muchos aguantarán el tipo hasta final de año. Sin embargo, pronostica un 2021 negro, en cuyo primer trimestre se verá "negocios que cierran para no volver a abrir más".

EN LA DIANA. Victoria afirma que la hostelería pontevedresa no ha ejercido en ningún momento como detonante de brotes, sino que ha registrado "casos positivos" que en su gran mayoría "se han originado fuera del sector". Además, advierte de que "cada vez que ha habido un caso se ha hecho un cierre preventivo del local, algo que no ha ocurrido en otros centros de trabajo, que siguen funcionando poniendo solo en cuarentena a contactos estrechos (...). No entiendo por qué el "objetivo siempre está puesto en nosotros porque, si algún sector está siguiendo las normas de forma escrupulosa, es la hostelería", defiende la empresaria.

La situación hace que la hostelera reitere las solicitudes de ayuda cursadas ante las distintas administraciones. Según dice, la reducción del 31% aprobada por el Gobierno local para la tasa de veladores es insuficiente. A su juicio, hace falta "una mayor empatía" por parte de los dirigentes, que se traduzca en una rebaja más contundente o incluso suspensión de las tasas y en una mayor flexibilidad de la normativa vigente. Particularmente, aboga por seguir los ejemplos de otros ayuntamientos, donde se han suspendido los límites de capacidad de las terrazas o las normas de veladores, que en Pontevedra restringen el uso de toldos laterales anclados. Además, reclama más facilidad para que los locales de ocio nocturno puedan transformarse en negocios diurnos, algo que ahora resulta difícil con "los requisitos de accesibilidad vigentes".

El panorama actual está invitando a muchos negocios a "sopesar el cierre" a corto plazo. "Algunos ni siquiera han abierto" sus puertas tras el confinamiento, porque los números que echan siempre se pintan de rojo.

Más de 600 profesionales de sectores sensibles han sido testados
El nuevo punto de realización de pruebas covid ( ubicado en una caseta localizada en el parking delantero del Hospital Provincial), ya ha registrado la realización de más de 680 PCR. Las muestras están siendo tomadas a profesionales de sectores en los que la Consellería de Sanidade cree que hay un mayor contacto con la población, como son los hosteleros, taxistas, policías o profesionales del Servizo de Axuda no Fogar. El punto inició su actividad el 18 de septiembre y funciona de forma paralela al Auto-Covid. En este caso el sistema está localizado en la parte trasera del Provincial y permite la toma de muestras sin salir del vehículo.

El covid-19 hunde la facturación de la hostelería, abocada a pedir...
Comentarios