lunes. 16.09.2019 |
El tiempo
lunes. 16.09.2019
El tiempo

¿Cuántos coches usan la AP-9?

Imagen de los peajes de la AP-9 en Vilaboa, donde los conductores abonan las tarifas por el uso del vial entre Pontevedra y Vigo. GONZALO GARCÍA
Imagen de los peajes de la AP-9 en Vilaboa, donde los conductores abonan las tarifas por el uso del vial entre Pontevedra y Vigo. GONZALO GARCÍA

La concesionaria habla de 41.500 vehículos entre Pontevedra y Vigo, pero Fomento cuenta un máximo de 23.000 ▶ Cientos de usuarios se suman a la demanda por las obras de Rande

El Ministerio de Fomento y Audasa no se ponen de acuerdo. La concesionaria de la autopista hizo públicos unos datos de intensidad media de circulación entre Pontevedra y Vigo que prácticamente duplican las cuentas que hace el Gobierno en el mismo tramo. La concesionaria de la AP-9 sostiene que este recorrido, el más polémico en los últimos tres años por la duración y las molestias de las obras de ampliación que se llevaron a cabo en Rande, fue utilizado por una media de 41.510 coches diarios en el año 2018. Para los mismos 29 kilómetros, el Ministerio de Fomento ofrece cifras máximas de 23.000 vehículos cada 24 horas.

Según Audasa, además, la intensidad del tráfico en este recorrido está creciendo. En concreto señala que se ha incrementado prácticamente un 15 por ciento en el último año. La Dirección General de Tráfico, por su parte, confirma un trasvase de coches y vehículos pesados desde la autopista a los dos viales alternativos, la N-550 que discurre entre Redondela y Pontevedra y la N-554, que llega hasta la Boa Vila desde Rande a través del municipio de Vilaboa.

Según la Guardia Civil, ambos viales sin peaje han experimentado un crecimiento superior al 11 por ciento en el año 2018 debido, se supone, al incremento de los precios del peaje.

De hecho, la Guardia Civil lleva meses llevando a cabo un operativo especial en la N-554 para evitar accidentes, dado que se trata de un vial sin aceras en la mayor parte de su recorrido y con límites de velocidad de 50 y 70 kilómetros por hora en todo el trayecto. Esta campaña de control, que ha implicado múltiples sanciones a conductores en los últimos meses, pudo provocar, según las mismas fuentes, que algunos conductores hayan desistido de utilizar esta alternativa a la autopista y hayan regresado al peaje para resolver sus desplazamientos entre Pontevedra y Vigo. Sin embargo, las cifras de Audasa no reflejarían en ningún caso este bajón. Las cuentas de la concesionaria en los últimos cinco años hablan de un total de 36.000 vehículos al día en 2014, casi 38.000 en el año 2015, 39.400 en 2016, 40.700 en 2017 y los mencionados 541.500 del pasado ejercicio.

Esta estadística supondría que durante los tres años de obras en el puente de Rande Audasa no solo no se habría visto afectada con un menor tráfico, sino que los trabajos en la vía habrían significado un aumento del tránsito medio diario.

DEMANDA. Tenga razón quien la tenga, lo cierto es que cientos de usuarios se han adherido en los últimos meses a la demanda iniciada por la Fiscalía contra Audasa por las molestias a los conductores durante las obras en Rande, sin que estos contratiempos hayan tenido reflejo en una rebaja de los peajes.

La plataforma viguesa En-Colectivo, convertida en asociación de usuarios, reúne a los conductores en una acción común para que los jueces obliguen a Audasa a devolver los importantes de los peajes cobrados durante los tres años de obras, por entender que hubo un trato abusivo a los clientes de la autopista gallega.

¿Cuántos coches usan la AP-9?
Comentarios