Domingo. 18.11.2018 |
El tiempo
Domingo. 18.11.2018
El tiempo

La demanda local de alquileres rompe la tendencia española y sigue constante pese a que los precios suben casi un 7% este año

Un hombre se interesa por la oferta de una inmobiliaria de la ciudad. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Un hombre se interesa por la oferta de una inmobiliaria de la ciudad. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

Sólo en el pasado abril, los costes de los arrendamientos se incrementaron en Pontevedra cerca de un 5% ▶ Las inmobiliarias de la comarca sostienen que las familias siguen buscando viviendas en arriendo y que la oferta apenas cubre el 30% de la demanda real

El encarecimiento de la vivienda podría estar provocando una menor participación de los españoles mayores de 18 años en el mercado inmobiliario, especialmente en el de alquiler, en el que la demanda cayó un 36 por ciento en el último año, situándose en el 9%. Esa es la conclusión que se extrae de la Radiografía del mercado de la vivienda 2017-2018, realizada por el portal inmobiliario fotocasa.es. Sin embargo, esa tendencia no se refleja en el mercado pontevedrés. Las inmobiliarias de la ciudad coinciden en negar que en Pontevedra y en sus alrededores se haya producido un descenso en la demanda de viviendas en alquiler, sino que esta continúa siendo elevada, aunque sí destacan que la oferta se ha visto reducida en los últimos tiempos.

Según los datos recogidos por fotocasa.es, el precio medio de la vivienda en alquiler aumentó en el último mes un 4,9 %, situándose en los 5,55 euros por metro cuadrado, bastante por debajo de los 6,32 euros de media de la provincia. Eso significa que alquilar un piso medio de 90 metros cuadrados en Pontevedra a día de hoy costaría alrededor de 500 euros.

Además, la variación interanual a marzo de este año (últimos datos recogidos por idealista.com) era del 6,6 por ciento, un dato que se sitúa bastante por debajo de la media de las grandes urbes gallegas, pues el porcentaje sube hasta el 14,4% en el caso de Vigo o el 13,4% en el de A Coruña.

Altos precios
"El de Pontevedra no es un mercado barato en relación a la calidad que se ofrece en los pisos"

Las inmobiliarias coinciden en relacionar esta subida con el centro más que con otros puntos de la ciudad, donde no ha habido un aumento de los precios tan pronunciado. "Es algo que va de la mano, si suben en el centro también lo hacen en otras zonas", aseguran responsables de la inmobiliaria Gesmair. Por su parte, los responsables de Inmobal observan un incremento en los últimos meses del 10%, siendo la zona del centro la más cara, mientras que "en otras zonas suelen ser pisos de 400 euros, es raro que en A Parda o en Lérez superen los 500 euros mensuales". De hecho, en la inmobiliaria Michelena recalcan que el aumento de precio es la principal queja de las personas interesadas en alquilar.

El principal problema con el que se están encontrando las familias pontevedresas a la hora de alquilar una vivienda pasa por la oferta. "Sigue habiendo demanda pero hay una gran escasez de inmuebles para arrendar", explican los responsables de Gesmair, aunque los empleados de la inmobiliaria Michelena apuntan que es algo que llevan viendo en "los últimos dos años".

En Inmobal cuantifican en un 30% la demanda que consiguen cubrir con los pisos que tienen en cartera y, además, creen que el problema va más allá y pasa también por el estado de los mismos. "No hay pisos para alquilar y los que hay no están preparados y acondicionados. El de Pontevedra no es un mercado barato en relación a la calidad que se ofrece", señalan.

Zonas
"En áreas como A Parda o Lérez es raro que los precios superen los 500 euros mensuales"

Además, destacan que esta falta de oferta se nota, sobre todo, "en pisos buenos, de 700 u 800 euros, y de grandes dimensiones, de 180 o 200 metros, ya que si más hubiera más se alquilarían".

Compra. Aunque los pontevedreses siguen estando interesados en alquilar sus viviendas, la realidad es que en los últimos meses tembién se viene apreciando un ligero aumento en la compra. "Parece que empezó a moverse un poco más, aunque de forma leve", explican en Inmobal. En parte, este aumento se produce por el aumento de los precios de alquiler y la escasa oferta de pisos. Así, hay más personas interesadas en comprar "porque consideran que, para pagar 400 o 500 euros al mes, se pueden plantear la hipoteca", aseguran en la inmobiliaria Michelena.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en febrero (últimos datos disponibles) se concedieron 334 hipotecas en la provincia por valor de 34.291.000 euros, lo que supone un 13% más que en el mismo mes de 2017, pero muy por debajo de los datos de 2007, cuando se llegaban a autorizar 176.000.000 euros mensuales para hipotecas.

La demanda sube un 30% estos meses gracias a los universitarios

Si la demanda de pisos de alquiler en la ciudad de Pontevedra no es baja, en los meses de mayo y junio aumenta aún más debido a los estudiantes universitarios, pues es el momento en el que buscan alojamiento para el próximo curso. De hecho, los responsables de la inmobiliaria Inmobal apuntan que dicha demanda puede llegar a subir "un 30 por ciento como mínimo" en esa época.

Sin embargo, los jóvenes que buscan vivienda para establecerse en la ciudad del Lérez y para cursar sus estudios universitarios en el Campus "no son nada exigentes con la vivienda". Así, los representantes de Inmobal afirman que las principales características que buscan en su futura vivienda son "que las habitaciones sean amplias y, si puede ser, que el piso esté situado en la zona en la que estudian". Además, destacan que "pagan muy bien y siempre están avalados por los padres", circunstancia que produce una mayor seguridad a las empresas inmobiliarias.

En Sanxenxo se puede vivir todo el año desde 350 euros al mes

Además del alza de la demanda de pisos en alquiler, la Federación Galega de Empresas Inmobiliarias (Fegein) sostiene que el alquiler turístico ha reducido el catálogo de oferta habitual en la comunidad, sobre todo en las zonas costeras que más turistas atraen.

Sin embargo, en la inmobiliaria Javier Tolvar de Sanxenxo, aunque confirman el aumento del número de pisos turísticos en la zona, aseguran que se debe a que "se está legalizando el alquiler vacacional, porque antes la gente no daba de alta los pisos". El decreto de viviendas de uso turístico de la Xunta de Galicia cumplió este mes un año y permitió, desde su entrada en vigor, la ordenación de "más de 5.400" pisos y casas destinados al alquiler vacacional y ya representan el 16 por ciento del total de las 163.000 plazas del alojamiento vacacional que existen en Galicia. Según la Encuesta de ocupación en apartamentos turísticos que elabora mensualmente el Instituto Nacional de Estadística, en marzo se estimaba que había 293 apartamentos turísticos en la provincia de Pontevedra.

Aunque la oferta de este tipo de pisos no afecta a la de vivienda habitual, sí que se puede apreciar un aumento de precios en los últimos tiempos. "La vivienda habitual sube porque compensa alquilar por quincenas o por semanas, por lo que quien quiere arrendarlo todo el año tiene que pagar un precio más alto". Dichos precios, según aseguran los empleados de la inmobiliaria, parten de los 350 o 400 euros, un dato muy similar al que "se ha manejado en los últimos años".

La demanda local de alquileres rompe la tendencia española y sigue...
Comentarios