Viernes. 22.02.2019 |
El tiempo
Viernes. 22.02.2019
El tiempo

Desestacionalización, el reto del turismo en la provincia de Pontevedra

Representantes del sector y de Abanca y el director adjunto del Diario de Pontevedra, Pedro Pérez. DAVID FREIRE
Representantes del sector y de Abanca y el director adjunto del Diario de Pontevedra, Pedro Pérez. DAVID FREIRE

CAFÉ DE REDACCIÓN. Empresarios del sector analizan junto a la directora territorial de Abanca el presente y el futuro de su actividad y ponen el foco en la profesionalización, la mejora de las comunicaciones y la adaptación a las nuevas tecnologías y a las formas de viajar actuales

El turismo es, sin duda, uno de los principales sectores estratégicos en la provincia de Pontevedra. Así lo evidencian los miles de empresas y autónomos que viven de esta actividad, tanto directa como indirectamente, y que constituyen uno de los principales motores de empleo y generadores de actividad económica de las Rías Baixas.

Los buenos resultados de estos últimos años hablan de un momento dulce, especialmente en la temporada alta. Esta misma semana la Consellería que dirige Román Rodríguez hizo balance del año recién terminado y señaló a esta provincia como la líder gallega en pernoctaciones (4,16 millones a lo largo del ejercicio 2018: un 41% del conjunto de la demanda de plaza hostelera de toda la comunidad). Pero, más allá de los datos oficiales, ¿cuál es la percepción del propio sector y cuáles son sus retos de futuro?

Uno de los principales objetivos en los que coinciden los empresarios es la desestacionalización.

"Todavía tenemos un hándicap importante. Hay un porcentaje alto de establecimientos que en temporada baja tenemos que cerrar porque la sostenibilidad del negocio no se mantiene. Ocurre en los hoteles y en otros ámbitos. De los más de 200 restaurantes que hay en O Grove, a estas alturas del año no hay abiertos más que tres o cuatro", explica Jaime José Devesa, propietario del Hotel Puente de La Toja. "La realidad es que pasamos de cero a cien dependiendo de la época del año. Yo ya oía hablar de desestacionalización hace cuatro décadas y es cierto que ahora se están haciendo cosas para combatirla, pero debemos crear sinergias y trabajar juntos".

A esa unión del sector en pro del beneficio común también apela María Dolores Valladares, directora del Hotel Louxo La Toja, un establecimiento que sí abre durante todo el año. Su directora comercial, Laura Dosil, añade que el equipo del hotel "se esfuerza para trabajar desde enero a diciembre", con "ofertas diferentes" para "atraer a otro tipo de públicos" más allá de los meses de mayor ocupación. "No se trata de hacer el agosto, sino que el año son doce meses y hay que buscar el turismo de calidad", indica.

Para ello, también es necesario hacer autocrítica y romper con el hecho de que en este sector «todavía hay mucho individualismo" y, en lugar de eso, "deberíamos trabajar juntos por un mismo objetivo", añade Dosil.

Con todo, Fabián Buezas, director comercial de Viajes Interrías, indica que se van dando pasos y, de hecho, "antes los hoteles solo abrían dos meses al año". En este sentido, también pone el foco en la sostenibilidad y anima a "ver lo que somos y lo que queremos ser".

El propietario del Hotel Puente de La Toja apunta otro de los retos a los que se enfrentan algunos empresarios del gremio: la falta de relevo generacional. "Nuestro tipo de negocio cada vez se fiscaliza más y en muchos casos no hay quien quiera coger el testigo por muchos motivos, incluida la estacionalidad, que también provoca ese absentismo", relata.

VARIEDAD DE RECURSOS. Para combatir estos problemas, el sector cuenta con el mejor antídoto posible, y que no es otro que los innumerables recursos presentes en la provincia para atraer visitantes.

"Pontevedra no es solo un destino de sol y playa. Hay gastronomía, naturaleza, patrimonio, termalismo, enoturismo...", indica María Dolores Valladares.

"Y nuestro mayor valor turístico quizá sean las personas y eso es algo que no podemos perder", añade Fabián Buezas. "Yo creo que estamos haciendo las cosas bien y, de hecho, el año pasado fue bueno y el anterior fue todavía mejor, aunque no podemos tomarlos como referencia porque en esos períodos arrastramos clientes que quizá corresponderían a otra zona. Aún así, somos competitivos y como destino tenemos mucho potencial. Las Rías Baixas tienen tirón y casos concretos como Sanxenxo gozan de un nombre muy importante. Estamos viviendo de lo que hicimos antes y ahora tenemos que consolidarlo".

En esta línea, los profesionales del sector coinciden en que el turista que acude a las Rías Baixas "es un cliente que se enamora de esto y se fideliza muy rápido. El que nos conoce, repite", asegura Jaime José Devesa.

Además de esas potencialidades, los hoteleros señalan que la programación de propuestas atractivas fuera de la temporada alta ayudaría todavía más a desestacionalizar.

EVENTOS DINAMIZADORES. Sobre esto, ponen como ejemplos los mercadillos navideños celebrados en algunas ciudades españolas y europeas o la propia iluminación de Navidad del Concello de Vigo, que ejerció un tirón muy significativo incluso más allá de las fronteras provinciales. Otras actividades que ayudan son las competiciones deportivas y los congresos que se llevan a cabo en localidades como la capital del Lérez, además de las fiestas señaladas.

Así, la directora territorial de Abanca en Pontevedra, María del Carmen Fernández, destacó que esta entidad bancaria ayuda a dinamizar el turismo a través de iniciativas como su plan de patrocinio de las fiestas de interés turístico (internacional, nacional y autonómico) de Galicia, que mantiene en colaboración con la Xunta y a través de la cual presta apoyo a más de 120 fiestas populares. En la provincia, se incluyen en esta campaña de Abanca la Festa do Marisco do Grove, la Feira do Cocido de Lalín, la Feira Franca de Pontevedra, la Festa da Auga de Vilagarcía, la Arribada de Baiona, la Festa da Langosta de A Guarda y la Festa da Lamprea de Arbo, entre otras.

"Además, también apoyamos otras iniciativas en el ámbito deportivo que contribuyen a dinamizar el turismo en distintas localidades costeras, como la Abanca, la Regata Príncipe de Asturias de Vela, la Triple Corona Illas Atlánticas... Y, de igual manera, a través de la Obra Social Abanca, impulsamos diversas actividades en el ámbito cultural, en especial exposiciones para dar a conocer la Colección de Arte del banco y la de Afundación", precisó Fernández. "Todas estas actividades generan un enorme movimiento a nivel local, gallego e incluso nacional y eso lo tiene que aprovechar el sector turístico, que para nosotros es importantísimo, especialmente en la provincia de Pontevedra".

XACOBEO. Otra gran potencialidad turística de las Rías Baixas es el Camino de Santiago.

"Ese es uno de los puntos que nos posicionan en el mapa a nivel internacional. Además, de unos años a esta parte estamos notando que muchos peregrinos terminan de hacer el Camino y se quedan unos días descansando en la zona. En las Rías Baixas se ve", indica Jaime José Devesa.

En este sentido, todo el sector tiene ya la mirada puesta en el Xacobeo 2021, aunque, tal y como puntualiza el director comercial de Viajes Interrías, "de aquí a entonces aún nos queda un período de prueba bastante largo".

Los empresarios hoteleros también consideran que todavía hay margen de mejora y, sobre esto, María Dolores Valladares indica que se debe seguir apostando por "la profesionalización, la renovación, la adaptación a las nuevas tecnologías y por ver qué demanda el cliente a fin de adaptarse a él".

"El Xacobeo está a la vuelta de la esquina, pero vienen muchos más años y tenemos que seguir trabajando para combatir la estacionalidad. Desde las instituciones se está haciendo un trabajo, pero hay que seguir fomentándolo, también desde un punto de vista más local", apunta la directora comercial del Hotel Louxo la Toja.

Otras asignaturas pendientes son la internacionalización y la mejora de las comunicaciones. En el primer caso, los visitantes que acuden a la provincia "siguen siendo mayoritariamente nacionales", dice Devesa, si bien va creciendo la presencia de extranjeros, tal y como apuntan Dolores Valladares y Laura Dosil: "En Fitur nos confirmaron que está aumentando el turismo procedente de Estados Unidos".

También el responsable comercial de Interrías explica que dicha firma lleva años asistiendo a ferias internacionales "y empezamos a ver el resultado" de la promoción para atraer al viajero foráneo, "aunque, dentro del balance global, ese turismo sigue significando poco en este territorio", afirma.

En lo que respecta a las infraestructuras y comunicaciones, el sector apunta que han mejorado con respecto al pasado, pero aún queda bastante camino por recorrer. "Tenemos una de cal y una de arena. Llevamos años esperando la llegada del AVE, porque el viaje de Madrid a Pontevedra son seis horas y eso no nos beneficia. Y en cuanto a los aeropuertos..., en fin, Ryanair está pensando en irse de Vigo", lamenta la directora comercial del Louxo.

APOYO. Para compensar esas debilidades, en el otro lado de la balanza están la profesionalización y la dedicación del sector, algo para lo que éste cuenta con apoyo institucional y también de entidades como Abanca: "Además de los acuerdos estables de colaboración que mantenemos con las principales organizaciones empresariales, tenemos acuerdos específicos en materia financiera con colectivos del sector turístico. Estos protocolos recogen una oferta financiera con condiciones especiales, tanto de productos para atender el día a día de los negocios como para realizar inversiones, anticipos de impuestos...", explicó la directora territorial de Abanca Pontevedra. "Para nosotros el turismo es un sector estratégico y fundamental, así que la apuesta es enorme".

Y, ¿qué sucede con la competencia que ejercen negocios como las viviendas de uso turístico y las plataformas como AirBnB?

Tal y como explica el dueño del Hotel Puente de La Toja, "fue un acierto crear una figura para hacer aflorar y sacar al mercado por los cauces legales y oficiales una actividad que, no es que apareciese de un día para otro, sino que existía desde siempre pero estaba oculta y sin controlar".

COMPETENCIA. Con todo, el sector señala que ese tipo de oferta y sus plataformas digitales de reservas, "incluso pueden ayudar a atraer turistas", indica Devesa.

También Fabián Buezas cree que podría "generar un crecimiento y una mayor afluencia de visitantes a la zona", donde "la diversificación es grande y eso también enriquece. Lo importante es darle sostenibilidad al sector en general", afirma.

Asimismo, Laura Dosil añade que esa cuestión "también nos tiene que servir a los hoteles para plantearnos por qué hay clientes que eligen ese modelo. Hay que hacer autocrítica y ver qué no se está haciendo del todo bien si un cliente prefiere reservar un apartamento. De todo hay que aprender. Nosotros no lo vemos como una amenaza", sostiene.

De hecho, el tipo de turista que visita la provincia de Pontevedra ha cambiado notablemente con respecto al pasado y los negocios turísticos tienen que adaptarse.

"El perfil ha cambiado mucho. La tecnología de hacer todo en un click y en tiempo real trae esa inquietud y ese prontismo de querer todo para ya. Tanto es así, que los sistemas de venta y canalización se han modificado por completo, al igual que la manera de viajar. Antes venían familias que repetían todos los años en el mismo sitio y se quedaban durante quince días. Hoy la gente se mueve mucho más y en estancias más cortas. Se reserva un día en O Grove, otro en Baiona, otro en Santiago... Los turistas organizan sus vacaciones desde sus casas a través de Internet, cuando antes lo hacían en las agencias de viajes", indica Jaime José Devesa.

"Internet lo ha cambiado todo. Ya hace años que competimos con empresas de otros países y ese es el futuro", añade Fabián Buezas.

Con este panorama, los retos están claros: "Hay que optar por un turismo de calidad y para ello hay que tener mucha profesionalidad y dedicación. Necesitamos ser capaces de subir las ratios de ocupación entre Semana Santa y verano y en la temporada de otoño-invierno", señala Devesa.

"Diversificar la oferta amplía las posibilidades de negocio, pero tampoco podemos pretender ser como otros destinos del Sur, porque a lo mejor eso no nos conviene. Hay que buscar el cliente de calidad y no querer desestacionalizar a costa de lo que sea", precisa Buezas. "Este año también tiene que ser de recuperación y hay que trabajar pensando en el Xacobeo, pero no quedándonos solo en eso", concluye Valladares.

Desestacionalización, el reto del turismo en la provincia de...
Comentarios