Detenido tres veces por desvalijar otras tantas máquinas expendedoras

El autor actuó, que se sepa por el momento, en la Estación de Autobuses, en el Hospital Provincial y en el Pabellón de Deportes

La Policía Local ha detenido en los últimos días en tres ocasiones a un pontevedrés de 41 años por otros tantos robos en máquinas expendedoras de lugares públicos, las cuales forzaba y desvalijaba.

La primera vez en que lo pillaron in fraganti fue el día 3 de este mes, a las 4 de la madrugada, en la Estación de Autobuses. El individuo se encontraba manipulando los dos dispensadores de bebidas y al ver a la patrulla intentó disimular sentándose en las escaleras. Los agentes comprobaron los cajetines habían sido forzados y que el sospechoso tenía a su lado una pata de cabra, unas tenazas, unos guantes y unas monedas, por lo que fue inmediatamente identificado y detenido.

Menos de una semana después, sobre las 21 horas, el mismo hombre volvió a ser detenido después de que el servicio de seguridad del Hospital Provincial alertase a la Policía Local de que alguien había reventado la máquina de café. Siguiendo la descripción del presunto autor, los agentes dieron una batida por el entorno y lo localizaron dentro del propio hospital, momento en que fue detenido.

Finalmente, sobre las 14 horas del pasado sábado, comenzó a sonar la alarma del Pabellón de Deportes. Dos agentes municipales acudieron al lugar y comprobaron que en la parte trasera había una ventana rota, por la que presumiblemente habían entrado los ladrones.

Acompañados por personal del recinto deportivo accedieron al interior y uno de ellos se percató de que una persona trataba de huir a través de la ventana fracturada, quien, al verse acorralada, huyó y se escondió en una habitación del pabellón.

Pero no consiguió despistar a los funcionarios, que acabaron localizándola y deteniéndola, resultando ser el mismo hombre que había desvalijado las anteriores máquinas expendedoras.

Comentarios