Domingo. 26.05.2019 |
El tiempo
Domingo. 26.05.2019
El tiempo

Pontevedra vivió un segundo caso de violencia machista el día de Navidad

Cartel de repulsa contra la violencia machista. AEP
Cartel de repulsa contra la violencia machista. AEP

La Policía arrestó a un hombre en un domicilio del casco urbano, caso que se suma al acontecido en Campañó en la misma fecha

La violencia machista ha vuelto a salpicar al municipio pontevedrés y se ha traducido en la detención de dos personas por atacar a sus familiares. El nexo común de ambos episodios es que los dos ocurrieron el día de Navidad y en los dos estaban presentes los hijos menores de agresor y víctima.

Uno de los sucesos, del que informamos este jueves, se produjo en la parroquia de Campañó. Según informa la Policía Autonómica, un varón ebrio y con claros síntomas de haber tomado sustancias estupefacientes fue detenido por los agentes después de haber insultado y amenazado, en actitud agresiva, a su expareja y a su hijo.

El segundo de los arrestados, de 67 años, propinó dos puñetazos a su pareja, a la que habría amenazado con una escopeta en anteriores ocasiones

El cuerpo autonómico recuerda que actualmente tiene asignada la protección de un total de 275 víctimas de violencia de género.

El segundo caso tuvo como escenario un domicilio del casco urbano. Por causas que se desconocen, un hombre de 67 años discutió con los demás miembros de su familia con los que compartía la comida navideña y, acto seguido, se marchó de la vivienda.

Regresó al cabo de unas horas, en torno a las nueve de la noche, en una actitud aún más agresiva que provocó una nueva discusión entre el hombre y su pareja, ante la atónita mirada de tres menores.

Según relata la Policía Local, en un momento dado el varón agredió a la mujer y le propinó dos puñetazos en la cara, además de agarrarla por el cuello, lo que obligó a los demás miembros de la familia a intervenir para separarlos y reducir al violento.

La llamada a los servicios de emergencia propició la llegada de los agentes municipales, que se encontraron a la mujer, de 63 años, con una bolsa de hielo en el pómulo, así como varios muebles y objetos de la vivienda movidos y fuera de lugar.

La víctima les relató lo ocurrido y les dijo que no era la primera vez que ocurría. De hecho, añadió que en anteriores ocasiones su pareja la había amenazado con una escopeta que guarda en su casa, aunque nunca llegó a presentar denuncia.

El operativo de búsqueda del hombre dio resultado a los pocos minutos, siendo localizado en el interior de la vivienda de un familiar, a la que había acudido en una furgoneta.

Los policías procedieron a la detención del presunto agresor y su puesta a disposición del Juzgado de Guardia.

Pontevedra vivió un segundo caso de violencia machista el día de...