Detienen a cuatro personas por la venta de droga en locales de ocio nocturno de Pontevedra

Los agentes dan por desarticulado un punto de distribución de hachís y marihuana gracias a un operativo iniciado hace un mes con la detección de un pase en el casco histórico de la Boa Vila

Material incautado en el operativo. POLICÍA
photo_camera Material incautado en el operativo. POLICÍA

La Policía Nacional y la Policía Local de Pontevedra, en el marco de la operación Barro, ha desactivado un punto de distribución de sustancias estupefacientes –hachís y marihuana– y han detenido a los cuatro integrantes de un grupo criminal dedicado a su venta y distribución, en diferentes locales de ocio nocturno regentados por el cabecilla del grupo.

Las investigaciones se iniciaron a finales de septiembre, tras recibirse informaciones en el grupo uno de Udyco de la Policía Nacional sobre la ubicación de distintos puntos de venta al menudeo en varios locales del casco histórico de Pontevedra. Con el objetivo de investigar dicha información se acordó la realización de una operación conjunta con la Policía Local de Pontevedra.

Durante los meses que ha durado la investigación se han realizado una serie de operaciones coordinadas entre ambas fuerzas logrando determinar la identidad de la persona que sería la responsable del grupo criminal, compuesto por otras tres personas con roles diferenciados en el entramado delictivo.

En relación con los puntos de venta, se pudo determinar que existía un domicilio en el centro de Pontevedra y dos locales de ocio en la zona monumental, utilizados para diversificar tanto las ventas de sustancias como los lugares de distribución.

Pase de droga en A Pedreira

El día 30 de octubre los agentes interceptaron un vehículo en las inmediaciones del domicilio del cabecilla, en A Pedreira, localizando en el interior del mismo diez paquetes de hachís con un peso total de un kilo.

Los agentes llevaron a cabo dos detenciones más con un cómputo total de cuatro detenidos y la incautación de 20 paquetes de hachís con un peso aproximado de 100 gramos cada uno, así como varias dosis de marihuana y hachís, preparadas para su distribución al menudeo, básculas de precisión y material para la preparación de diferentes dosis.

Posteriormente, se realizaron otros registros en inmuebles en los que se intervinieron más dosis de drogas, además de útiles para su preparación y distribución.