jueves. 13.05.2021 |
El tiempo
jueves. 13.05.2021
El tiempo

Diecisiete empresas se disputan el diseño de la nueva variante de Alba

Peregrinos esperando para cruzar la carretera PO-225. RAFA FARIÑA
Peregrinos esperando para cruzar la carretera PO-225. RAFA FARIÑA

La Xunta eleva la obra a seis millones de euros ► Los trabajos se licitarán a principios de 2019

Diecisiete empresas se disputan el diseño de la nueva variante de Alba. La Xunta hizo público este sábado, a través de un comunicado de prensa, el avance administrativo de este proyecto, que acumula un importante retraso debido a las modificaciones introducidas en él.

Las firmas aludidas por el Gobierno gallego, cuyos nombres todavía no se han hecho públicos, compiten por un contrato valorado inicialmente en 252.346,99 euros (IVA incluido). La adjudicataria dispondrá de un máximo de doce meses para la redacción del plan de trazado y construcción y del impacto ambiental de la variante de Alba.

La conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, aseguró en una entrevista concedida a este periódico que esta actuación es una "asignatura pendiente" con Pontevedra. Su demora se debió, según ella misma expresó, a "cambios de criterio con el Concello". Ahora, ambas instituciones irán de la mano para impulsar los trabajos.

LOS PLAZOS. La previsión del departamento que dirige Vázquez es tener listo el proyecto este año y licitarlo a principios de 2019. Será entonces cuando empiecen las obras propiamente dichas.

Además del nuevo trazado, una de las novedades de la variante de Alba afecta a su coste. El presupuesto de la intervención se elevará a seis millones de euros, tal y como confirmó la titular de Infraestruturas.

Una de las razones del encarecimiento de la obra se debe al inicio, que será distinto al previsto. La rotonda de entronque entre la variante de Alba con la carretera de Santiago (N-550) se alejará de las viviendas, tal y como reclamaban los vecinos de Cerponzóns.

EL NUEVO TRAZADO. El punto de inicio del nuevo vial bordeará el río Rons y se desplazará hasta el núcleo de A Balea, entre los lugares de Tilve y Pidre, en la citada parroquia.

El diseño de la actuación deberá contar además con el visto bueno del Ministerio de Fomento, puesto que la obra se realizará en parte en la N-550.

LAS CARACTERÍSTICAS. La variante de Alba supondrá la construcción de un vial de más de 700 metros de longitud entre la rotonda de San Caetano, en la carretera de Vilagarcía (PO-531) y la carretera de Santiago, en donde se instalará una nueva glorieta.

La infraestructura está llamada a mejorar la seguridad vial de la PO-225, que es la vía que actualmente une Alba con Cerponzóns y comunica la PO-531 con la N-550. Por ella transitan una media diaria de 180 peregrinos.

Junto a este proyecto también se llevará a cabo una senda peatonal por la carretera de Vilagarcía. Esta partirá desde la rotonda de acceso a Fragamoreira y llegará hasta San Caetano. La idea es que los peatones puedan circular por esta zona con total seguridad y sin riesgos por este ámbito, que registra un importante volumen de tráfico de camiones, además de otros vehículos.

Diecisiete empresas se disputan el diseño de la nueva variante de Alba
Comentarios
ç