sábado. 18.09.2021 |
El tiempo
sábado. 18.09.2021
El tiempo

Los directores adelantan su vuelta para poner todo a punto en los colegios

Una de las aulas del Ies A Xunqueira II, este viernes . GONZALO GARCÍA
Una de las aulas del Ies A Xunqueira II, este viernes . GONZALO GARCÍA
Los centros habilitarán más puertas de entrada para evitar las aglomeraciones en el acceso de sus estudiantes y reubicarán algunas clases para mantener las distancias  ►La compra de hidroalcohol y otros desinfectantes incrementa los gastos de escuelas e institutos

La cuenta atrás para la vuelta al cole agobia más que nunca a familias y profesorado. Al fin de las vacaciones hay que sumar las peculiaridades de una nueva normalidad que obliga a modificar dinámicas, logística y hasta presupuestos en colegios e institutos. Para adaptarse a ella, buena parte de los equipos directivos de los centros de la ciudad han adelantado la incorporación a sus puestos de trabajo unos días.

Las dudas acerca de la puesta en marcha de los protocolos sanitarios parecen ir despejándose, pero eso no significa que adaptarse a ellos sea más fácil. En Primaria, las clases comenzarán el próximo 10 de septiembre y, en Secundaria, el 16, aunque ya se realizarán exámenes de recuperación en los centros desde el 1 de septiembre, es decir, el próximo martes. Para entonces, los espacios tendrán que estar adaptados a la educación en tiempos de pandemia.

EN LOS COLEGIOS. Los equipos directivos de los colegios de Primaria de Pontevedra trabajan estos días a contrarreloj para ultimar todos los preparativos que exige el inicio del curso escolar. La mayoría de los centros ya han desplegado sus planes de contingencia, tratando de ajustarse, con todos sus medios y recursos, a las medidas estipuladas en el protocolo de la Xunta.

En el CEIP Manuel Vidal Portela, su director, Arsenio Muñoz, afirma "estar ya preparado", para el regreso a las aulas de sus alumnos. "Hemos tratado de adaptar lo mejor posible las medidas de seguridad a las características de nuestro colegio", explicó Muñoz. Así, algunas de las medidas más importantes consistirán, por ejemplo, en las entradas secuenciadas, por turnos y desde diferentes accesos, en los circuitos de movilidad interna o en las limitaciones de entrada de familiares al centro para la recogida de los niños. Además, Muñoz confirma "la instalación de geles hidroalcohólicos en todas las aulas, así como alfombras para la desinfección de los zapatos antes de entrar en las instalaciones". Por otro lado, las grandes dimensiones del edificio no suponen, en este caso, problemas de espacio para mantener la distancia social recomendada en las aulas. "No nos ha hecho falta habilitar otras zonas, como patios o pabellones, para dar clases. Contamos con suficientes aulas para garantizar la separación de 1,5 metros de distancia entre alumnos", concluye.

Lo mismo sucede en el CEIP A Xunqueira I, donde su directora, Susana Diéguez, señala "estar ultimando los detalles del protocolo", que presentarán, en los próximos días, "ante el Claustro de profesorado y el Consejo Escolar". Muchas de las medidas que se adoptarán en esta escuela son coincidentes con las estipuladas por el CEIP Manuel Vidal Portela, como los turnos de acceso a aulas y recreos o la señalización de circuitos de tránsito. "Vamos a emplear las seis puertas con las que cuenta el edificio para evitar aglomeraciones en las entradas y salidas de los alumnos. Los cursos impares entrarán a las nueve, mientras que a los pares se les citará media hora más tarde. Además, para que los niños mantengan la distancia de seguridad en las colas de entrada, hemos colocado círculos de colores en el suelo, donde deben colocarse de pie antes del ingreso en el colegio", explicó Diéguez. En el CEIP A Xunqueira I los recreos también se harán en diferentes turnos, "evitando la coincidencia temporal de los cursos en los pasillos". Diéguez indica que el centro "ha realizado un gran despliegue económico", para dotar de geles hidroalcohólicos todos los espacios del colegio.

EN SECUNDARIA. El protocolo es parecido en los centros de educación Secundaria, donde es habitual que se produzcan desdobles de clases mezclando a diferentes clases, lo que dificulta la puesta en marcha de los denominados grupos burbuja. Al igual que ocurre en muchos colegios, habilitar nuevas entradas o escalonar las salidas del centro son medidas socorridas en tiempos de pandemia. Así, según explica la directora del IES Valle Inclán, este abrirá sus tres puertas de entrada por las que accederán los alumnos al centro. "Estamos levando a cabo un traballo inxente que ten que estar listo o 1 de setembro, cando comezan os exames", cuenta Pilar Freitas, directora del centro. Una de las principales dificultades en centros como el Valle Inclán es la limitación del espacio y la imposibilidad de ampliarlo. "Tivemos que apartar mobles e cadeiras para facer os espazos máis amplos e seguramente teremos que reubicar os grupos en diferentes aulas en función da cantidade de alumnado que haxa en cada un", explica Freitas.

Y es que, aunque la ratio de alumnos por aula en Primaria se limite a 25, en Secundaria sube hasta los 30 y en Bacharelato alcanza los 33. Esto implica la necesidad de contar con aulas más amplias. En este sentido, juegan con ciertas ventajas los institutos situados en edificios de reciente construcción, como el IES A Xunqueira II. "En nuestro caso tenemos aulas de 60 metros cuadrados para acoger a 30 alumnos y las medidas son perfectas, por eso no tenemos problema en ese sentido", explica su director, Juan Carlos Pérez. En centro habilitará su salón de actos para ciertas reuniones en las que participe más gente", explica. Del mismo modo, lamenta que el protocolo es muy técnico pero también difícil de ejecutar. "Nosotros estamos trabajando en agosto para tener a punto las jaboneras, el hidroalcohol y demás", explicaba este viernes el director desde el centro pontevedrés.

Los directores adelantan su vuelta para poner todo a punto en los...
Comentarios
ç