Domínguez ve a Lores "extremadamente debilitado"

El líder del PP afirma que el balance del primer año del mandato es que Pontevedra "está más sucia" y que hay "una ola de inseguridad"
Rafa Domínguez llega con su equipo al desayuno informativo. DAVID FREIRE
photo_camera Rafa Domínguez llega con su equipo al desayuno informativo. DAVID FREIRE

"Extremadamente debilitado" y "sin proyecto de futuro". Así ve Rafa Domínguez a su máximo rival político, el nacionalista Miguel Anxo Fernández Lores, tras el primer año de su séptimo mandato consecutivo como alcalde de Pontevedra.

El líder del PP pontevedrés considera que al regidor le está pasando factura su gobierno en minoría y sugiere que dirigir la ciudad con nueve ediles (él incluido) no es operativo. Domínguez se presentó este lunes ante la prensa como la única alternativa al BNG de Lores, del que dice que está "aislado" porque depende de la oposición para sacar adelante asuntos como los Orzamentos, que este año se aprobaron vía decreto tras el bloqueo inicial de PP y PSOE después de no prosperar una moción de censura contra él.

El popular asegura que la capital provincial "está más insegura y más sucia que hace siete u ocho años". Y señala al Gobierno local como el responsable de esta situación, que vincula con el retraso en la renovación del contrato de basuras y limpieza viaria y con la falta de medidas efectivas para mantener a raya los altercados de personas sin techo o drogodependientes en distintos puntos de la ciudad.

Domínguez sigue dibujando un panorama catastrofista de Pontevedra. Sostiene que el rural "está abandonado"; que los barrios están "en condiciones lamentables" y que en el centro, que es "la parte más noble de la ciudad", han surgido "problemas de convivencia" y "una ola de inseguridad". También denuncia carencias en servicios sociales y en infraestructuras deportivas.

El jefe del principal partido de la oposición responsabiliza a Lores de lo que, según la última encuesta de Sondaxe, son las dos principales preocupaciones de los pontevedreses: el empleo y el tráfico y la "falta de estacionamiento". "La gente en Pontevedra no encuentra trabajo cuando en el resto de España y de Galicia hay más oportunidades", dijo Domínguez, que señaló directamente al alcalde, al que culpa de "no haber atraído a ninguna empresa".

Las últimas estadísticas, del pasado abril, sitúan el nivel de paro en Pontevedra en su mejor cifra desde hace 20 años. La capital provincial cerró el último mes con 4.401 desempleados.

El edil del PP, que censuró el cierre de Raíña Vitoria, también ve un síntoma de "debilidad extrema" que Lores negocie por primera con su partido una modificación de crédito.

La operación, que tiene como objetivo aumentar las partidas del actual Orzamento en algo más de nueve millones de euros, está en fase de negociación. Los populares pondrán sus condiciones para dar su apoyo a este plan. "Tal y como está ahora la propuesta, no es aceptable", advirtió.

Domínguez aseguró que "no vamos a pedir imposibles" en el citado pacto presupuestario y recordó que el BNG también puede llegar a acuerdos con su exsocio de gobierno, el PSOE. "Cada vez entiendo más a Lores en su relación con Iván Puentes", manifestó el popular al ser preguntado por el grupo socialista, con el que rivaliza por liderar la oposición al regidor del BNG.

"Yo tengo una buena relación personal con Iván Puentes. Pero políticamente está dando unos bandazos que es muy difícil llegar a un acuerdo con él. Además, ha dicho públicamente que nunca haría alcalde al Partido Popular", dijo Domínguez, que ha ofrecido sin éxito al PSOE una moción de censura contra Lores.

Comentarios