¿Alguien sabe dónde está la parada del autobús que va al Hospital Montecelo?

Los usuarios del Hospital se ven obligados a esperar el bus a la intemperie ▶ No hay ni marquesina ni siquiera una señalización

La parada de autobús sin marquesina en Montecelo. GONZALO GARCÍA
photo_camera La parada de autobús sin marquesina en Montecelo. GONZALO GARCÍA

Una farola vestida de carteles publicitarios raídos por las inclemencias del tiempo. Ese es el único punto que sirve de referencia para saber dónde se detiene el autobús que hace parada en el Hospital Montecelo. Y, claro está, siempre que usted tenga la suerte de toparse con alguien que esté al corriente de su ubicación porque, de lo contrario, es probable que se vea obligado a dar más de un rodeo.

Hoy por hoy no existe ninguna señalización de la parada ni ningún tipo de mobiliario que proteja a los pacientes de los fenómenos meteorológicos que castigan Montecelo a lo largo de las cuatro estaciones. Los usuarios del transporte público que se desplazan al hospital se mojan, se torran y se menean con el viento sin más alternativa que esperar a la intemperie hasta que llegue el autobús al lugar en cuestión, situado al inicio de la cuesta que da acceso a la entrada de Urxencias.

Las condiciones dejan mucho que desear para cualquier alto en el camino del transporte público, pero sobre todo cuando se trata de una parada utilizada por usuarios de un centro hospitalario, cuyo estado de salud puede ser más o menos delicado. Manuel era uno de los pacientes que esperaba el bus el viernes pasado a primera hora de la mañana. Normalmente regresa a su casa andando, pero esta vez el cuerpo le pesaba y decidió recurrir a la línea que conecta la urbe con el hospital. "No me encuentro muy bien, así que hoy voy en autobús", manifestaba a dos pasos de la farola.

Alega que, "como casi siempre voy a pie", la ausencia de una marquesina no le afecta "demasiado", pero era evidente que la falta de un lugar de cobijo encrudecía la espera. Fuentes oficiales añaden  que existe un malestar general entre los afectados, la cuestión es aclarar a quién compete el asunto.

La Consellería de Infraestruturas e Vivenda explica que corren a su cuenta las marquesinas de las líneas interurbanas. En este caso, existe una línea principal que une la ciudad con Montecelo y una secundaria que conecta Marín con el centro hospitalario, por lo que todo apunta a que se trata de una acción de su competencia.

¿Qué ocurre entonces? Los responsables del departamento autonómico afirman que no tienen constancia de que existan quejas a este respecto ni solicitud alguna de una intervención en este sentido. "No hay previsión de actuar, porque no está identificada como una necesidad, aunque si se confirma que existe esta demanda, se analizará y se actuará en consecuencia", precisan los responsables.

Al mismo tiempo, el Concello tiene en cartera un proyecto de urbanización de la zona de Montecelo con motivo de la ampliación del Hospital. El problema en este caso es que la iniciativa se encuentra paralizada, a la espera de que la Consellería de Sanidade concrete la afección de las obras previstas.

El compromiso inicial de la Administración local es invertir cuatro millones de euros en los trabajos de humanización, entre los que tampoco se descarta colocar una marquesina. 
 

Comentarios