miércoles. 08.07.2020 |
El tiempo
miércoles. 08.07.2020
El tiempo

El edificio de Santa Clara será la sede de un centro de defensa de la igualdad

La sede municipal de Santa Clara pasará a llamarse Redeira. GONZALO GARCÍA
La sede municipal de Santa Clara pasará a llamarse Redeira. GONZALO GARCÍA

El Concello reubica el CIM y sus programas de atención a las mujeres en el inmueble situado en la Praza de José Martí, que será reformado ▶El inmueble albergará un proyecto de economía colaborativa a través de un banco de horas ▶También habrá asesoría gratuita

El edificio de Santa Clara, que en su día funcionaba como vivero empresarial del Concello, se convertirá en un centro de defensa de la igualdad y de promoción de políticas con perspectiva de género. Así lo anunciaron este miércoles las concejales de Igualdade, Carmen Fouces, y de Promoción da Cidade, Anabel Gulías, que informaron de que la instalación será reformada afrontar su nueva etapa.

Los primeros pasos de este proyecto se han dado ya. Desde hace dos meses, en esta instalación trabaja ya la plantilla del Centro de Información á Muller (CIM). El equipo está formado por seis personas: una psicóloga, una abogada, dos agentes de igualdad y dos policías locales.

"É importante que haxa un dispositivo de axentes municipais neste edificio e non na Comisaría por unha cuestión de dignidade e de autoestima para as vítimas", dijo Fouces, que indicó que el trabajo de la Policía Local en estos casos se centra, sobre todo, en temas relacionados con las custodias.

Carmen Fouces: "Neste centro tamén faremos traballos de relaxación e coa mente para as vítimas de violencia de xénero"

El CIM compartirá sede con un nuevo proyecto de economía colaborativa llamado Redeira. "Inspirámonos en iniciativas que xa se puxeron en marcha en cidades como Zaragoza, pero a novidade deste é que se fará cunha perspectiva de xénero", avanzó Gulías.

El objetivo de este plan es que las mujeres tengan un espacio para intercambiar conocimientos o servicios. La idea es crear un banco de horas para que las personas que precisen ayuda a nivel profesional o competencial puedan encontrarla a través de este recurso sin necesidad de gastar ni un euro. "A Redeira será un punto de encontro para a posta en común de proxectos nos que o pago será o intercambio de tempo", señaló la edil de Promoción da Cidade.

En paralelo a esta iniciativa, el edificio de Santa Clara llevará a cabo una serie de actividades complementarias. Entre ellas figurará la creación de una asesoría jurídica gratuita para las mujeres. "Abordaremos empregos inxustamente feminizados, como o traballo doméstico. E se lles dará ás mulleres toda a información sobre os seus dereitos para facilitar a súa contratación", explicó Gulías.

Anabel Gulías: "A Redeira será un punto de encontro para a posta en común de proxectos no que o pago será o intercambio de tempo"

El programa también contempla la convocatoria de jornadas creativas o de trabajo en inglés, francés o portugués. Aunque estará dirigido por personal técnico, Redeira también contará con la aportación de niños y abuelos a través de la creación de un Consello Infantil y otro de la Sabedoría.

INQUILINOS. La transformación del inmueble de Santa Clara, situado frente ala Praza de José Martí, implicará el traslado del Grupo de Desenvolvemento Rural (GDR) Pontevedra-O Morrazo, de la Asociación de Veciños Río Lérez y del colectivo dedicado a la robótica Fab-Lab. Todos ellos, que actualmente ocupan espacios en esta instalación, serán reubicados en otras sedes del Concello, como la Casa Azul o la Casa da Luz.

La mudanza se hará a lo largo de este año, que es cuando está prevista la activación de Redeira. El Gobierno local usará este nombre para rebautizar las dependencias de Santa Clara.

NUEVOS SERVICIOS. El edificio municipal contará con nuevos servicios de atención a la mujer, tal y como el miércoles indicó la edil de Igualdade. "Neste centro faremos traballos de relaxación e coa mente para as vítimas de violencia de xénero", apuntó Fouces.

Para la puesta en marcha de todos estos programas, el inmueble será renovado. La actuación se dividirá en dos partes. La primera se centrará en el exterior y consistirá en el cambio de la puerta y del ascensor, así como la limpieza de toda la fachada y la reparación de un canalón de la cubierta que está filtrando humedad hacia el interior. Estos trabajos, que costarán cerca de 30.000 euros, se pagarán con dinero del Concello y comenzarán a mediados de marzo.

La segunda obra se financiará con cargo a los fondos europeos Edusi. La cuantía asciende a 130.000 euros y el objetivo es implementar el plan de igualdad, lo que obligará a reordenar espacios.

El edificio de Santa Clara será la sede de un centro de defensa de...
Comentarios