jueves. 13.05.2021 |
El tiempo
jueves. 13.05.2021
El tiempo

El 95% de los contratos firmados en 2016 en el municipio son temporales

Camareros trabajando en las terrazas
Camareros trabajando en las terrazas
Entre enero y diciembre se formalizaron 31.968 contrataciones, de las que el 40% fueron provisionales y a jornada parcial ►El 78% se generaron en el sector servicios, donde casi la mitad del personal fue contratado de forma eventual

El ascenso de las contrataciones temporales desatado por la crisis sigue pautando el mercado laboral del municipio capitalino. Por cuarto año consecutivo, Pontevedra cerró el ejercicio pasado con un descenso de los contratos indefinidos y un incremento paralelo de los empleos ‘con fecha de caducidad’, aquellos cuyos firmantes empiezan sabiendo en qué fecha dejarán de trabajar. Los datos oficiales precisan que entre enero y febrero de 2016 fueron formalizadas en el concello 31.968 contrataciones, de las que el 95,41% fueron firmadas con carácter temporal. Por modalidades, destaca la contratación eventual (42%), la de obra o servicio (33,5%) y la de interinidad (13,7%). Otros tipos fueron menos frecuentes, como, por ejemplo, los contratos de prácticas (0,7%) o los de formación (0,31%).

En la última década no se había alcanzado un número tan alto de contrataciones, hasta tal punto que el montante implica una media diaria de récord, de 87,5 contratos al día. El problema es el peaje que está pagando la clase trabajadora a cambio de este aparente aumento de las contrataciones. Del total de ellas, tan solo 807 (el 2,5%) fueron suscritas con ánimo de emplear a un trabajador de forma indefinida y a tiempo completo y, en comparación a años anteriores, la conversión de los trabajos provisionales en indefinidos bajó casi la mitad (un 49% respecto a 2006). Otro dato a tener en cuenta es que el 40% de los nuevos empleos fueron parciales y a media jornada, la categoría más parecida a los conocidos ‘mini jobs’ que crearon tendencia en el escenario laboral alemán.

sectores. De forma más desgranada, las estadísticas confirman el peso del sector servicios en la economía local. El 78% de los contratos suscritos en 2016, casi ocho de cada diez, fueron para emplear a personal de este sector, en el que destacan el comercio y la hostelería. El 13% de las contrataciones fueron suscritas en el ámbito de la industria, el 5,7% en el de la construcción y el 3% en el de la agricultura y pesca.

La lacra de la temporalidad afecta prácticamente con la misma contundencia a los cuatro sectores económicos. Despunta el área de la agricultura, con un 97,6% de contratos temporales (condicionados por la propia estacionalidad del sector), y le siguen la industria (97,4%), la construcción (95,3%) y los servicios (95%).

Los contratos de obra y servicio fueron los más habituales en los tres primeros sectores. En cambio, en el campo de los servicios, los eventuales fueron los más comunes, dado que el 45% de los asalariados en este ámbito fueron contratados por esta vía.

EMPLEO. Al margen de la temporalidad de los contratos, en términos de empleo Pontevedra cerró el año como la segunda ciudad gallega donde más descendió el paro en el último ejercicio.

En enero se contabilizaban en la urbe 7.652 desempleados y en diciembre, 6.593, lo que implica un saldo positivo de 1.059 personas que consiguieron abandonar las listas del paro y un descenso porcentual del desempleo del 13,8%.

La comparación interanual también desprende una lectura positiva, puesto que en diciembre de 2016 las estadísticas hablaban de 723 personas más sin trabajo (un 9,8% por encima del balance actual).

La transformación de contratos temporales en trabajos indefinidos bajó un 49% en los últimos diez años

El 95% de los contratos firmados en 2016 en el municipio son...
Comentarios
ç