domingo. 05.07.2020 |
El tiempo
domingo. 05.07.2020
El tiempo

LOS MUNICIPIOS DE LA COMARCA YA LO TIENEN TODO CLARO

Municipales 2015: ¿El año que aprendimos a pactar?

Estrecharse la mano, la clave para los pactos después de las municipales de mayo
Estrecharse la mano, la clave para los pactos después de las municipales de mayo
La fuerte caída del PP en las locales abre la puerta a bipartitos, tripartitos y cuatripartitos. Diario de Pontevedra repasa la situación política de algunos municipios tras el 24M

Pactar o no pactar. Esa es la cuestión. La resaca del 24M ha provocado el auge de los partidos de izquierdas y la caída del PP. La clave para conformar un tablero municipal alternativo en Pontevedra y su área de influencia depende de algo tan sencillo como inusual: el diálogo.

Pontevedra: El BNG se impuso a un PP en sus horas más bajas. Los nacionalistas caminan hacia su segundo gobierno en minoría (el primero fue entre 1999 y 2003, cuando Lores llegó a la Alcaldía) y no se plantean bipartitos, ni tripartitos y menos aún cuatripartitos. Miguel Anxo Fernández Lores comenzará el próximo 13 de junio su quinto mandato consecutivo. Los ‘populares’ de Jacobo Moreira pasan de once a siete ediles y el PSOE mantiene sus tres. En la nueva Corporación irrumpirán por primera vez dos concejales de la Marea y uno de Ciudadanos.

Poio: En Poio la vida sigue igual, o casi. El PP de Ángel Moldes no logró la mayoría absoluta necesaria para desbancar al bipartito. Luciano Sobral será reelegido alcalde por el BNG cuatro años más, y ya van 20. Lo hará con el apoyo del PSOE que lidera Chelo Besada, que en la noche del 24M mejoró resultados al obtener un edil más: tres. Los nacionalistas, que incluso sondean la posibilidad de gobernar en minoría, se impusieron a los ‘populares’ por 13 votos, repartiéndose siete concejales cada uno.

Ponte Caldelas

La irrupción de una lista vecinal en Caldelas acabó de inclinar la balanza en contra del PP. El partido y la familia que llevaba en el poder desde las primeras elecciones democráticas con Fidel Rodríguez y su hijo, Perfecto, perdió la mayoría absoluta. El objetivo de los tres partidos menos votados es unirse para conformar el primer gobierno sin ellos. Las conversaciones se iniciaron la semana pasada, comandadas por el PSOE de Andrés Díaz, que, con tres concejales, puede ser elegido alcalde el próximo día 13. AVP y BNG debatirán todas las propuestas en asamblea.

Barro

José Antonio Landín es alcalde de Barro desde los años 80, haciendo la excepción de un período de inhabilitación de seis años en los que el PP siguió gobernando con su esposa, Teresa Roig, como alcaldesa. Romper esta continuidad al frente del poder es casi un objetivo histórico de los partidos de izquierdas en Barro. De este modo, tras perder el PP la mayoría absoluta por primera vez en 32 años, BNG y PSOE trabajan a buen ritmo para alcanzar un pacto. La primera reunión se produjo el viernes y en ella se constató que el 90% de los contenidos de los programas de ambas formaciones coinciden. Entre otras cosas, falta debatir un modelo de organigrama, pero los dos cabezas de lista, Xosé Manuel Fernández Abraldes (BNG) y Jose Sanmartín (PSOE) consideran que no se puede desaprovechar «unha oportunidade histórica».

Vilaboa

En Vilaboa, después de cuatro años de pacto PSOE-BNG, los socialistas salieron reforzados con un edil más, el sexto, mientras que los nacionalistas mantuvieron su cuota, cuatro concejales, aunque perdieron unos 70 votos. El alcalde en funciones, Luis Poceiro, apostó por reeditar el acuerdo, pero, al igual que en Poio, las dos formaciones se lo toman «con calma». Poceiro y Ornela Fernández Salgado acordaron que las representaciones de ambos partidos se reúnan por primera vez la semana entrante.

Sanxenxo

La opción natural en Sanxenxo es la de un pacto entre el PP y SAL. El partido independiente surgió como oposición a Catalina González. Una vez retirada la alcaldesa y con la vuelta de Telmo Martín, las relaciones entre las dos formaciones han mejorado. Pese a ello, se ha puesto sobre la mesa la opción de un cuatripartito liderado por SAL junto a BNG, PSOE y Sanxenxo Pode, que, eso sí, se antoja complicada de cerrar. Otra posibilidad es la de que el PP gobierne en minoría.

Ribadumia

La alcaldesa en funciones de Ribadumia, Salomé Peña, posiblemente continúe en el cargo el día 13 porque encabeza la candidatura del PP, que fue la más votada, aunque tendría que hacerlo en minoría al contar con seis de los 13 concejales que forman la Corporación municipal. El grupo de Independientes, respaldado por el ex-alcalde Nené Barral, tiene cinco. Parece improbable que tanto el PSOE como Somos Maioría, con un acta ambas formaciones, se decanten por dar su apoyo alguna de los dos partidos más representativos del municipio.

Cambados

El PP y las tres formaciones de izquierdistas y nacionalistas de Cambados se enfrentan a un dilema, porque mientras el partido de la gaviota logró hacerse con ocho concejalías, la suma de las actas del PSOE, BNG y Somos Cambados da el mismo resultado. La mayoría absoluta depende de Cambados Pode, cuyo único representante, Ramón Abal, fue juzgado la semana pasada por escapar de un control realizado por la Guardias Civil de Tráfico y el fiscal pidió que se le imponga una multa de 360 euros.

Vilagarcía

Alberto Varela tiene el horizonte despejado y el PSOE volverá al poder, que ostentó durante 20 años y recayó en el PP el último mandato. El socialista, ganador de las elecciones con un concejal más que los populares y en minoría, tiene asegurado el bastón de alcalde y su trabajo se centra el acordar el posible marco de colaboración con los grupos de la oposición. Esquerda Unida, en ascenso, posiblemente no renuncie a la posibilidad de entra en el Gobierno, opción que rechazó hace ocho años, y sus tres ediles bastarían al partido del puño y la rosa para alcanzar la mayoría absoluta, pero tampoco están descartados los pactos puntuales con EU, BNG y Somos Maioría, y que se vea en la obligación de gobernar en minoría.

O Grove

La situación de O Grove está clara después de que sus vecinos se hubiesen pronunciado ante las urnas. El PSOE duplica al PP en número de votos, y aunque sus ocho concejales no son suficientes para alcanzar la mayoría absoluta, permitirán que José Cacabelos vuelva a ser su regidor. El anterior alcalde, el ‘popular’ Miguel Ángel Pérez, es posible que abandone la Corporación.

Cuntis

Con cinco ediles, en una Corporación formada por once, Antonio Pena repite el resultado conseguido hace cuatro años. Entonces, los fuertes enfrentamientos entre los partidos de izquierda le permitieron ser alcalde. Ahora, el ‘popular’ vuelve a depender de su capacidad de entendimiento. Un acuerdo facilitaría el retorno al poder del PSOE, liderado por Manuel Campos, como fuerza más votada después del partido de la gaviota, en un tripartito en el que estarían presentes Veciñanza y el BNG.

Portas

Ganó el PP con el mismo número de ediles que el VUP, pero con más votos que el grupo independiente promovido por el exalcalde ‘popular’ Roberto Vázquez, y como el BNG ya anunció que en el Pleno de toma de posesión de las actas e investidura del regidor apoyará a su cabeza de lista, Santiago Carballo, el alcalde será el ‘popular’ Víctor Estévez.

Cangas

Después de cuatro años de coalición entre el PP y el único edil de UPAC, Nardo Faro Lagoa, los ‘populares’ perdieron dos ediles y se quedaron con ocho y sin ninguna posibilidad aritmética de seguir al frente del Concello, salvo en una minoría que la izquierda no está dispuesta a permitir. Así, todo apunta a un pacto entre ACE, BNG y Asemblea pola Unidade, que suman once ediles, a la que podría sumarse el único concejal del PSOE, para subir a Xosé Manuel Pazos al sillón de la Alcaldía.

Lalín

En las comarcas de Deza y Tabeirós-Terra de Montes, solo habrá cambio de gobierno en la capital dezana después de que Xosé Crespo (PP) perdiese la mayoría absoluta tras 25 años en el poder. El que se conformará en Lalín será un gobierno en minoría encabezado por el empresario Rafael Cuíña (que obtuvo 6 ediles), que tendrá la mayoría absoluta para ser investido, y un socio asegurado, el PSOE (que logró 3 actas). El BNG, que tiene una, ya confirmó que no entrará en el Ejecutivo y la agrupación de electores APAC lo decidirá el próximo martes. Habrá pues, un bipartito o un tripartito comandado por Compromiso por Lalín (CxL).

Municipales 2015: ¿El año que aprendimos a pactar?
Comentarios