domingo. 28.11.2021 |
El tiempo
domingo. 28.11.2021
El tiempo

"El Ejército cambió de forma radical con la transición; ahora es constitucionalista al 100%"

Xosé Fortes
Xosé Fortes
La UMD, de la que forma parte Xosé Fortes, recibe un homenaje en Asturias

Los componentes de la Unión Militar y Democrática (UMD) recibirán un reconocimiento público en Asturias este jueves y el viernes. Juristas y militares españoles y portugueses participarán en los actos denominados Historia y memoria, en los que participarán alumnos de Secundaria, afiliados del Colegio de Abogados y universitarios de Oviedo.

El historiador y militar Xosé Fortes Bouzán (Cerdedo-Cotobade, 1934), que formaba parte de la UMD, asistirá al encuentro, cuyo acto central tendrá lugar en el Teatro Filarmónica de Oviedo. "Hablaremos sobre el papel del Ejército y de la UMD en la transición", subraya.

Fortes considera "una idea acertada" explicar a los estudiantes esta parte de la historia de España "porque es una generación que ha nacido en el siglo XXI y todo esto les suena al siglo pasado".

"El papel de la UMD era evitar que el Ejército fuera un obstáculo para la transición democrática. Nada más", subraya. "En aquellos tiempos el grito habitual era el de Ejército al poder, lo que evidencia que lo que se pretendía era mantener la dictadura franquista sin Franco, cuando la sociedad española demandaba democracia y Europa, dos aspiraciones imposibles de alcanzar con el antiguo régimen".

Fortes precisa que, en ese marco, la función de la UMD fue la de "extender los ideales democráticos entre las Fuerzas Armadas, una forma de paralizar a los mandos del Ejército franquista y mojarle la pólvora".

Xosé Fortes afirma que "la sociedad civil tarda en ver en el Ejército lo que éste debe ser: el defensor de las libertades y la democracia"

El historiador y militar considera que la semilla que plantó la UMD en la transición ha acabado dando sus frutos con la consecución de un Ejército democrático.

"De los tres pilares del régimen franquista, constituidos por la Iglesia, la Justicia y las Fuerzas Armadas, fueron éstas las que más han cambiado. La Iglesia de Tarancón dio marcha atrás hasta Rouco (a ver qué pasa con el papa Francisco) y la Judicatura no avanzó nada, mientras que el Ejército cambió radicalmente con las misiones en el extranjero y con la visión Europea, de forma que es constitucionalista al cien por cien".

RECELO. Sobre el recelo que muestran algunas ciudades a la participación de las Fuerzas Armadas en actos civiles (entre ellos fiestas o exposiciones), Xosé Fortes se muestra partidario de "preservar el ámbito civil porque el Ejército está para otras cosas. Es que antes tuvimos hasta cuatro ministros militares y eso se acabó".

En este sentido, Fortes considera que cierto rechazo que manifiesta la sociedad hacia las Fuerzas Armadas procede de la repulsa a la dictadura y pronostica que "tardará tiempo en pasar. La sociedad civil tarda en ver en el Ejército lo que éste debe ser: el defensor de las libertades y la democracia. También hay cierto rechazo a la bandera de España porque, en cierto modo, se asimila con la bandera franquista. En todo caso, creo que todo esto lo iremos superando".

Respecto al motivo por el que fracasó el golpe de Estado del 23-F, Xosé Fortes entiende que "no salió adelante porque fue tarde. De algún modo lo prohibió la UMD".

En este sentido, explica que "evitamos el golpe de estado al denunciar, en 1975, que la División Acorazada, liderada por Torres Rojas, estaba preparando un golpe. Lo destituyeron estando en Canarias y lo destinaron para A Coruña".

"La UMD le mojó la pólvora al Ejército y cuando se le secó un poco,en el año 1987, ya era tarde porque la Constitución estaba consagrada y los poderes públicos en ejercicio. Aquello era una cafrada. No hay más que ver las imágenes de Tejero en el Congreso para ver que aquello no podía ir a ningún lado".

Xosé Fortes está convencido de que si llega a prosperar el golpe de estado "hubiera sido un coste tremendo para España. Incluso un triunfo puntual del 23-F, aunque éste no durara más que unos meses, hubiera significado un coste de imagen y de vidas porque estos golpes son sangrientos".

"El Ejército cambió de forma radical con la transición; ahora es...
Comentarios
ç