El grupo del BNG tendrá vía libre para asignar las retribuciones gracias a la abstención del PP

Los populares aceptan el reparto y tan solo solicitarán presidir alguna comisión informativa. El PSOE pide mantener las asignaciones de los partidos, mientras Marea reclama menos dedicaciones y sueldos más bajos. Los grupos minoritarios de la oposición rechazan las oficinas ofrecidas en el Teatro Principal por criterios de accesibilidad
Reunión de grupos celebrada ayer en el Concello.
photo_camera Reunión de grupos celebrada ayer en el Concello.

El BNG podrá configurar el equipo de Gobierno prácticamente a su antojo, siguiendo su propuesta de reducir las dedicaciones exclusivas de trece a once y de mantener el importe de los salarios. La libertad de acción se debe a que el PP se abstendrá en la votación prevista para el Pleno de mañana, en el que se oficializará la configuración del equipo de Gobierno. El único punto en el que incidirán los ‘populares’ es en que quieren presidir alguna de las cinco comisiones informativas planteadas. El resto de cuestiones parecen contar con el beneplácito del grupo ‘popular’, al que el BNG concede dos dedicaciones exclusivas y un auxiliar que podrá mantener en plantilla pese a disponer de cuatro concejales menos que en el anterior mandato.

La abstención del PP local garantiza la mayoría nacionalista, aunque, casi con toda probabilidad, será un Pleno de debate. El PSOE, al que le corresponde una dedicación exclusiva, mostró ayer su disconformidad con las asignaciones mensuales reservadas para los grupos políticos, para los que se plantea una partida fija de 2.500 euros (en lugar de los 3.000 del anterior mandato) y un plus de 260 euros por cada concejal (que antes era de 160 euros).

El portavoz de los socialistas, Tino Fernández, cree que el reparto carece de «equilibrio» y que reporta un mayor beneficio para los nacionalistas, «xa que o PSOE perderá 200 euros ao mes conservando o mesmo número de edís e o BNG gañará 1.000 máis, pese a contar cun só concelleiro máis».

El grupo del BNG presentará este miércoles una contraoferta, en la que prevé incluir sugerencias de la oposición

Fernández tampoco ve proporcionado el reparto de dedicaciones ni acepta la creación de cinco direcciones generales, pues considera que acabará pasando factura a las arcas locales. Además, reclama la dotación de un auxiliar administrativo para los grupos minoritarios de la oposición con el fin de equiparar fuerzas al BNG, «que disporá de cinco directores xerais e catro eventuais».

sueldos. Marea reclamó la creación de una comisión informativa dedicada a asuntos sociales, el replanteo de las asignaciones a los grupos políticos y la reducción de las ocho dedicaciones reservadas al BNG a un total de seis.

Además, abogó por reducir los sueldos que están encima de la mesa, que contemplan 63.831 euros para el alcalde, 57.736 para la teniente de alcalde y 43.856 para el resto de ediles. En su opinión, el regidor debería seguir la estela de sus homólogos en Barcelona o A Coruña y pasar a una nómina máxima de 45.000 euros.

La líder de Ciudadanos, María Rey, abogó por dotar a todos los grupos de un mínimo de una dedicación parcial y, al igual que el resto de grupos de la oposición, mostró su rechazo a las oficinas ofrecidas por el BNG en la cuarta planta del Teatro Principal por considerarlas inaccesibles.

Los nacionalistas presentarán hoy una contraoferta con el compromiso de incluir algunas de las propuestas.

Comentarios